miércoles, 13 de julio de 2011

VERANO DE DEFINICIONES EN EL DEPORTE REY

David A.Badillo Aguilar 


El mes de Julio marca el inicio de lo que los apasionados al béisbol denominamos como la mejor época del año. 



En la gran carpa, llega la segunda mitad de la temporada y con ello se comienza a divisar la postemporada, los candidatos al título y desde luego los grandes récords que pueden ser batidos.

 Aunque para esto último no necesitamos dejar pasar tanto tiempo, porque  justo un poco antes del clásico de media temporada, uno de los íconos del rey de los deportes: Derek Jeter llegó a la mágica cifra de los  tres mil imparables en su carrera. Récord que ningún yankee ostentaba y que desde luego será el blasón máximo para el capitán Jeter, que no tendrá que esperar mucho tiempo para ser entronizado al salón de la fama y para atestiguar el homenaje máximo al que puede aspirar un pelotero; ver retirado su número.

Los mexicanos también tenemos motivo suficiente para estar al pendiente de lo que ocurra en la parte final de la temporada de las mayores, ya que el titán de Tijuana, nuestro mexicano (aunque muchos ni lo sepan) Adrian González, se encuentra en el pináculo de su carrera deportiva. Encumbrado con Boston y lleno de sueños dorados que le permiten hoy ser considerado como una de las máximas estrellas del beisbol en los Estados Unidos. 

Para muestra lo ocurrido en el Home Run Derby, evento al que llegó como el patito feo y terminó por colarse a la final y quedar solamente a un cuadrangular del campeón Robinson Canó. 

En la liga mexicana, se acerca la hora de la verdad, desaparece toda la comparsería y el mes más emotivo para la pelota nacional entra en acción.

El último fin de semana de julio, inician los play offs. Todo parece definido, los invitados ya están casi amarrados, falta simplemente  saber el orden en el que del uno al cuatro se acomodarán en cada zona los equipos y entonces conocer mediante la muy emotiva eliminación directa, quien será el nuevo campeón del beisbol mexicano.

El representante de Puebla, los famosos Pericos encaran la parte final de la temporada con la meta de calificar lo más arriba que se pueda en el standing del norte.

La calificación esta ya a punto de consumarse, pero para la novena que dirige Alfonso “Houston” Jiménez lo ideal sería entrar al play off, no como el último sembrado.

Aunque la verdad sea dicha terminar como líder tampoco es garantía de mucho, sino que le pregunten a Saltillo que ingresó como tercero y cuarto lugar de su división en las temporadas del bicampeonato.

Pericos no ha tenido una temporada que impresione demasiado, pero cuidado porque  es el mismo conjunto que fue subcampeón el año pasado y si se enracha en la parte final de la temporada puede meterle un susto mayúsculo al que sea.

David A. Badillo Aguilar

No hay comentarios:

Publicar un comentario