lunes, 1 de agosto de 2011

AVANCES EN LO FUTBOLÍSTICO

ANTONIO ABASCAL

El Puebla de la Franja empató y, sin embargo, la imagen que dejó fue buena. Cierto, un exceso de confianza permitió la reacción de los Tuzos, pero en lo que se refiere al apartado netamente futbolístico, el cuadro de Sergio Bueno dio otro paso al frente. Hay que reconocer que el empate molesta y es una llamada de atención para los integrantes camoteros, que deben entender que no pueden perder la intensidad un solo minuto del juego ya que su mayor virtud no está en la defensa.

 
Mientras el Puebla mantuvo la concentración y esa intensidad de la que hablábamos líneas arriba, el Pachuca no existió. La Franja monopolizó del balón, tuvo criterio para distribuirlo, los delanteros se movieron bien y se entendieron. En ese primer tiempo, el cuadro local gustó y se gustó. Sin embargo, fue incapaz de mantener la tónica en el segundo lapso y en el pecado llevó la penitencia.

En el plano estadístico, todos estaremos de acuerdo que se perdieron dos puntos como local, (ojalá en un futuro no los echemos de menos), porque ningún equipo puede reaccionar cuando juegue en el Cuauhtémoc, pero hay razones para ser moderamente optimistas.


Digo “moderadamente” porque dos jornadas son pocas para analizar los pros y los contras de cada equipo, pero al realizar un balance de estas primeras dos fechas, el Puebla sale bien parado, a pesar del grave desliz en el juego dominical.

Con sus cuatro puntos, el Puebla es quinto lugar general, con 4 puntos y diferencia de más uno, está a dos unidades de alcanzar a los punteros, y está igualado con equipos de mayor presupuesto como América, Toluca y Cruz Azul. En la tabla porcentual, ya saca 15 puntos de ventaja a Estudiantes y 11 a los Gallos Blancos, sin contar que Tijuana no ha puntuado.
Pero lo mejor no está en los números, está en las sensaciones que transmite el equipo, en la calidad del mediocampo hacia el frente, así como en la respuesta de la afición. Ahora sí, el Puebla luce como una escuadra bien armada, que todavía puede llegar a más, una vez que termine el período de adaptación de Duvier Riascos.


Este miércoles, el cuadro de la Franja puede dar un paso definitivo en su salvación, si es capaz de propinar su tercera derrota consecutiva a un Atlante que se encuentra a cuatro unidades de los Camoteros en la tabla porcentual; un triunfo ante un rival directo prácticamente dejaría libre de problemas a un Puebla que se tendría que concentrar en la parte alta de la tabla ya que ese reto luce mayúsculo con un Santos goleador, con un Monterrey en gran estado de forma, al igual que las Chivas y unos Pumas de la UNAM, que por lo menos, en los primeros compromisos no ha echado de menos a los experimentados mediocampistas Israel Castro, Jehú Chiapas y Leandro Augusto. 

El Puebla debe mejorar, pero tal parece que va por el camino correcto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario