miércoles, 3 de agosto de 2011

COMENZÓ LA FIESTA GRANDE DEL BEISBOL MEXICANO.


Por David A. Badillo.
 
El play off se instauró en la liga mexicana de beisbol en 1973. 

Bajo este sistema de competencia, el máximo ganador de títulos son los Diablos Rojos del México. Un equipo que se acostumbró muy bien a dirimir el campeonato en series de eliminación directa.

Existirá siempre la polémica en torno a que tan justo es, que un equipo que arriba a la fase final apenas de panzazo pueda eliminar al que mejor realizó las cosas durante la temporada.
Sin embargo hoy la mayoría de las ligas del mundo emplean el knockout para definir a su campeón.

El play off es además la oportunidad perfecta para tratar de resarcir un poco el déficit económico con el que tienen que operar  la temporada los equipos de la liga mexicana.

Atrás queda la temporada regular,  con partidos que al gran público y a los principales medios de comunicación no les importan, no por falta de entusiasmo sino por falta de tiempo y en muchos casos de compromiso por parte de los equipos y la liga en general.

En la postemporada, los medios atienden con mayor facilidad a lo que ocurre en la liga y por ende los aficionados, patrocinadores e incluso los peloteros tienen un incentivo mayor. 

Las tribunas de los parques en su mayoría se ven repletas y la pasión con la que se viven este tipo de partidos no es la habitual en un juego de la liga mexicana.

Por ello mismo las plazas que cuentan con un equipo de beisbol profesional deben valorarlo y apoyarlo. Sobre todo aquellas en las que existe uno protagonista como es en el caso de Puebla.

Al margen de los comentarios y de la vorágine de información y de rumores que se han filtrado en torno a la continuidad o no de los Pericos en esta plaza, es importante recomendarle al  aficionado que acuda al parque.

No solamente por el espectáculo del beisbol, sino también para manifestarle a la directiva que en Puebla se quiere a los Pericos y se les apoya. 

La serie contra los Diablos se ha complicado al perder el tercero de la serie por pizarra de 4 carreras a 1. 
 
La presión está  ahora del lado de los verdes, que tendrán que venir de atrás para llevarse el compromiso.

Las series de play off hasta la jornada del martes marchan así:

Monterrey 2       Tigres 2             Veracruz  2               México 2
Reynosa 1         Oaxaca 0           Campeche 0              Puebla 1

Cabe resaltar lo ocurrido en la serie entre Reynosa y Monterrey en la que ningún local ha podido ganar, así como  también es de llamar la atención lo que los Rojos del Águila de Veracruz hicieron al meterse a Campeche a ganar los dos primeros partidos, pegándole en el primero al estelar del pitcheo bucanero; Francisco Campos.

La serie que todavía pinta como la más pareja es la de Diablos contra Pericos, pero para hacer valer ese calificativo los poblanos tendrán que empatar el compromiso y para ello mandan a Omar Espinosa como su pitcher encargado de mantenerlos con verdaderas aspiraciones.

La semana próxima estaremos analizando ya las series de campeonato en cada una de las zonas. Ojalá que Puebla tenga participación con su quipo. Pero eso dependerá de que el diablo no meta la cola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario