miércoles, 29 de febrero de 2012

70 AÑOS DE PERICOS.
Por: David Alberto Badillo.
Para hablar de los Pericos de Puebla se tiene que repasar en buena medida la evolución del beisbol mexicano,  trasladarnos a otras épocas y a lugares remotos en los que se fue fraguando la basta, riquísima y profunda historia de uno de los grandes protagonistas de la liga mexicana.
Hablar de Puebla en el beisbol mexicano no es cosa fácil, y no se puede hacer a la ligera.
Me he permitido dividir en tres entregas un repaso francamente lacónico de los queridos Pericos.
 Digo lacónico porque describir todo lo que encierra a los Pericos en 70 años, es imposible. Pericos es un sentimiento inefable.
Podrá causar cierta polémica el estudio sobre todo en el orden cronológico,  pero lejos de las dudas y celos del gremio beisbolero local, mi trabajo es para el lector que disfruta y se apasiona con su equipo.
No se trata de un texto apodíctico del beisbol en Puebla, es más bien un espacio para recordar grandes glorias de la pelota nacional.
De entrada y a manera de la primera ácida y controvertible digresión, les diré que no incluí en el repaso lo ocurrido con las otras ligas que se han jugado en Puebla también de carácter profesional.
Hablo desde luego de la liga invernal veracruzana, liga de gran beisbol en la década de los 50’s, Pericos fue campeón en 1959, sin embargo desapareció y jamás se tuvo un recuento estadístico importante.
Tampoco incluí lo hecho por Puebla durante el primer lustro de la década de los 80’s.
Me refiero a la participación exitosísima de los Ángeles en las temporadas de 1981 y 1982, y de los Pericos en las temporadas de 1983 y 1984 en la ANABE (Asociación Nacional de Beisbol)
También se obtuvieron un par de campeonatos en la ANABE, en buena medida merced a que la base del equipo campeón de 1979 en la liga mexicana se mantuvo contra viento y marea.
La famosa liga que surgió como alternativa a la liga mexicana después de la huelga de 1980, tenía un gran nivel y promoción inclusive de la televisión abierta.
Mientras tanto la liga “oficial” es decir la liga mexicana,  fue integrada por esquiroles, mismos que con el paso del tiempo se convirtieron en grandes figuras como Daniel Fernández o Matías Carrillo.
 Sin embargo, nunca arraigó la ANABE y se podría decir que nunca recuperó el beisbol en México el terreno perdido con la huelga del 80.
Tampoco mencionaré lo que ocurrió en los años de 1939 a 1942 cuando Puebla tuvo participación en la liga cismática, no existe récord alguno al respecto.
Para finalizar la enorme digresión que ya armé, les anunció que tampoco encontraran nada del celebérrimo equipo del 74 Regimiento de Caballería.
Primer conjunto campeón del beisbol profesional en México, fue campeón pero no lo consiguió jugando en Puebla, pasó por Xalapa y terminó coronándose en San Luis Potosí.
El departamento de estadística de la liga mexicana ya tomó desde hace algunos años cartas en el asunto, ahora aparece oficialmente como equipo campeón pero jugando en San Luis.
Si bien es cierto que el equipo del 74 Regimiento inició jugando en Puebla, también lo es, que su paso por la Angelópolis fue fugaz.
Además tampoco existieron estadísticas en la liga mexicana sino hasta 1937, a manera de consuelo los beisboleros podemos presumir que fue seis años antes de que se instaurara el profesionalismo y las estadísticas en el futbol mexicano.
En el recuento que hoy comenzamos, desde luego que tampoco incluiré lo hecho por los Tigres de México, consiguieron un título en Puebla pero se trata de una franquicia diferente http://www.youtube.com/watch?v=i0E3Ge-dqjU, sería un ignominioso atentado a la raigambre de los Pericos.
Una vez justificado que no fue por negligencia que dejara fuera parte importante de la historia del beisbol poblano, los invito pues a que recordemos, disfrutemos y soñemos con los años que se fueron para no volver con la novena verde. Nada más y nada menos que 70 años de gran tradición.
Tradición que inicia oficialmente en la liga mexicana para el año de 1942, el beisbol de los años románticos que se jugaba en parques de madera.
Don Cástor Montoto fue el primer dueño del equipo poblano, mismo que tenía su casa en el desaparecido Parque Puebla, ubicado en la 37 poniente y 11 sur.
Una pequeña cajita de madera con capacidad para unas cinco mil personas, el beisbol de inmediato causó furor y las tribunas del parque lucían cada vez más insuficientes.
Los Rojos del México, los Industriales de Monterrey y los Azules de Veracruz eran los principales equipos de la época.
Si sumamos el récord de ganados y perdidos de la novena verde en la década de los 40´s tendríamos como resultado una foja de 333 victorias a cambio de 321 derrotas.
Las principales figuras en los primeros años de los Pericos, fueron entre otros:
Luis Montes de Oca, Manuel García “Cocaína”, Salvatorie Maglie, Juan Conde, pero sobre todo en aquellos años surge la figura inolvidable de Roberto Ávila.
Beto Ávila debuto con los Pericos en el año de 1943 y de inmediato se echó a la bolsa a los aficionados poblanos.
Indiscutiblemente fue el factor determinante para meter en la sintonía del beisbol a los fanáticos.
El gran beisbolista veracruzano militó con los Pericos hasta el año de 1947, su salida fue en medio de la apoteosis total, todos sabemos lo que cosechó a partir de su primera temporada con los Indios de Cleveland.
Fue precisamente en la década de los 40´s cuando el equipo Puebla de beisbol, adquiere el sobrenombre de Pericos.
A ciencia cierta no se sabe de dónde proviene o quién acuñó el término de Pericos, pero quien haya sido, le colocó un sobrenombre de batalla que le vino como anillo al dedo a la novena verde.
La versión principal apunta a que los mismos jugadores y aficionados al ver el atípico color verde del uniforme del equipo se echaban porras diciendo “Vamos Pericos”
Otras hipótesis apuntan a que el Dueño del equipo era amante de los Pericos, me refiero desde luego al ave, y por ello decidió emplear el color verde y llamar Pericos a su equipo.
Es obvio que el nombre de Pericos viene precisamente de su indumentaria que desde esos años fue verde siempre.
Tiene mucho valor que a partir de la década de los 40´s se popularizara el nombre de Pericos, lo que lo convierte en uno de los sobrenombres de equipo con mayor abolengo.
Para esos años los Rojos del México todavía no eran conocidos como los Diablos y el Monterrey tenía como nombre popular el de Industriales.
Ya que tocamos a los Industriales de Monterrey, podemos decir que fue en la década de los 40´s el máximo rival de los emplumados y se encargó de frustrar muchos de los anhelos de campeonato de Pericos.
El equipo Pericos de Puebla desafortunadamente desapareció en el año de 1948, se abrió un paréntesis de doce años, que pareció eterno, hasta que en 1960 el beisbol retornó por la puerta grande.

Pero el análisis de los Pericos de los 60´s 70´s y 80´s, que fueron sin lugar a dudas las décadas más prolíficas en la historia del deporte rey en Puebla, lo dejamos para la entrega de la próxima semana.

1 comentario:

  1. hola me gustaria saber si se pudiera que mencionaran si hubo un jugador en el 74 regimiento llamado Miguel "zurdo" Gómez.

    ResponderEliminar