miércoles, 22 de febrero de 2012

A PARLAR CON FUERZA.
Por: David Alberto Badillo.
La labor periodística de los últimos meses en el deporte local y nacional no ha encontrado francamente muchos motivos para elogiar y ponderar los detalles positivos, sobre todo en la esfera directiva, se tienen que buscar con lupa y regularmente ni así.
Sin embargo para los seguidores del beisbol en Puebla, les podemos augurar, sin caer en asquerosos ditirambos, que el proyecto de los Pericos para la próxima temporada luce interesante.
La parte toral del conjunto emplumado ya reportó a la Angelópolis, la mayoría en muy buena forma física y en excelente ritmo, debido a la intervención que han tenido muchas de las luminarias de la novena en las ligas de invierno.
Gente como Luis Mauricio Suárez, Eliezer Ortiz, Valentín Gámez, Omar Espinosa, Cesar Tapia, Ricardo Serrano, Miguel Torrero, Cosme Valle, Adolfo Delfín y Luis Ramírez, entre otros, se encuentran trabajando desde la presente semana bajo las órdenes de Julio Franco.
Todos los nombres antes mencionados podrían sin ningún problema serían titulares en otra novena, en cambio para jugar con Pericos no será tan fácil.
 Parece que la profundidad del conjunto poblano será un sano problema, tener buena banca, siempre es lo que un manager quiere para su equipo.
Y es que para la temporada venidera la liga mexicana decidió regresar a jugar con cinco extranjeros, y en el caso de los Pericos todo indica que las plazas serán cubiertas cabalmente.
Ahora mismo se encuentran probando cinco extranjeros de primera línea, todos con una experiencia interesante en el beisbol profesional.
Los cinco peloteros a prueba en los entrenamientos de la novena verde son los siguientes:
Jolbert Cabrera, colombiano de 39 años de edad que jugó en las ligas mayores para Cleveland, Los Ángeles,  Seattle y Cincinnati.
Un total de 609 juegos y promedio de bateo de .257, además militó en la liga mexicana con los Piratas de Campeche para los que bateó .300 y 74 carreras impulsadas, jugó también para los Guerreros de Oaxaca en el 2010, terminando como el sexto mejor bateador del circuito.
Puede jugar cualquier posición dentro del cuadro, es uno de esos peloteros eclécticos tan escasos en nuestros tiempos.
Quizás el único pero con el que cuenta es la edad, sin embargo pese a ser un veterano, todavía podría aportar buenas cosas.
También en prueba se encuentra Dionys César, otrora figura de los Sultanes de Monterrey.
En la sultana del norte es todo un ídolo, bateó en su primera temporada .370, fue campeón de bateo y campeón de la liga con los Sultanes enfrentando a los Leones de Yucatán.
Posterior a la temporada del 2007, vinieron otras no menos espectaculares campañas, tanto en 2008 jugando para los Vaqueros de la Laguna cuando bateó para .330 y sobre todo la imponente temporada de 2009 en la que fue de nuevo campeón de bateo al conectar para un inconmensurable .380 y darse el lujo de ser la bujía de los Vaqueros en una postemporada en la que eliminaron a los Diablos Rojos en siete partidos.
La trayectoria del dominicano en las mayores es mucho más discreta, formó parte de Oakland, Montreal, Chicago, Cincinnati y Milwauke, en todos militó en equipos sucursales.
También jugó en Japón un año para el equipo Chunichi.
Se encuentra también probándose el pitcher venezolano de 29 años Jean Toledo, en 2001 fue firmado por Anaheim sin embargo no ocurrió mucho con él en el beisbol de la gran carpa.
A favor de su posible permanencia diremos que es de todas las confianzas de Julio Franco y su cuerpo técnico, trabajaron juntos con los Caribes de Anzoátegui.
Steve Douglas es otro de los elementos a prueba, se desempeña en los jardines, originario de Georgia nació el 10 de mayo de 1985.
Por último, Chris Nowak, elemento que ya conoce México por su intervención con los Venados de Mazatlán, ha jugado en sucursales de las mayores y es un ropero de 1.93 m de estatura, también estadounidense de nacimiento.

La competencia será férrea por los puestos de extranjeros, de cualquier forma todos tienen cosas interesantes para quedarse y ataviarse con el verde que parece pintará bien para la temporada que está por iniciar.
La lucha en la zona norte con grandes equipos como Sultanes, Diablos y Saraperos, no permite ni un palmo de relajación, por ahora parece que la directiva de los Pericos está cumpliendo con armar un buen equipo.
La afición a los deportes en Puebla merece instituciones competitivas, ojalá los Pericos correspondan a la ilusión de su fanaticada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario