miércoles, 24 de abril de 2013


LAPUENTE  Y  ARIAS. ¡SALVEN AL PUEBLA!

Por: David Alberto Badillo.

Dicen que dos cabezas piensan mejor que una y que la unión hace la fuerza. Ojalá, en serio,  en el caso de la franja resulte así. En palabras de Raúl Arias, nuevo asesor del Puebla: “La suma de todos los esfuerzos”.


La decisión de colocar a Raúl Arias como nuevo asesor del Puebla de Manuel Lapuente no resulta tan sorpresiva, si tomamos en cuenta que Lapuente y Arias han trabajado mucho tiempo juntos. Son dos viejos zorros. Ambos identificados con el Puebla, campeones en el lejano 82-83 y subcampeones en 91-92. Con un sentimiento muy fuerte por la franja, y, además, capaces.

Lo que llama la atención es el orden de los factores de la nueva dupla. Porque el asesor es el alumno, viene a tratar de darle un poco de luz al maestro. Lo que también salta, es el momento, faltan dos partidos para que termine la temporada, para que se sepa probablemente quién desciende.


Más allá de la impopularidad del sistema de juego de Arias y Lapuente, que han sido tildados de defensivos; como si en México todos pudieran jugar como el Barcelona, o más bien, como el Bayern Munich,  la verdad es que Lapuente y Arias con todo y su estilo son dos entrenadores con un palmarés que les avala para ser considerados como opciones de lujo para intentar salvar a un equipo con problemas de descenso.


Quien quiera buscarle turbulencias al asunto de la llegada de Arias al Puebla, o atribuirle inestabilidad al proyecto, se equivoca, porque Arias y Lapuente son como coloquialmente se dice: “uña y mugre”.  Quizás Arias llega como avanzada de otro proyecto, otra idea, algo consensuado y platicado por todas las partes.

AGENCIA: ENFOQUE
 ¿Quién sabe? Probablemente, la idea de hacer vicepresidente deportivo a Lapuente y colocar a alguien de su cuerpo técnico en la banca como entrenador, ya se lleve a cabo a partir del próximo torneo. Quizás no se encontró en la banca actual del Puebla a nadie con el peso de llevar a cabo tal labor. Pero para hacer todos los planes y proyectos, construir castillos en el aire y pensar en el futuro, se necesita salvar el Puebla;  aún no lo ha logrado.

AGENCIA: ENFOQUE
Y si lo logra, todos tienen que hacer algo para sacar de la mediocridad al equipo camotero. Lo primero, actuar y hacerlo pronto. Cosa que no se ha realizado hasta ahora.

El Puebla cambió tarde de directivos, contrató tarde a Lapuente, trajo tarde a los refuerzos, se percató tardísimo del problema del descenso. Lo único que no  tardó en llegar fue el espejismo de los buenos resultados que lo habían colocado lejos del descenso y muy cerca de la parte alta, de la lucha por la liguilla.

AGENCIA: ENFOQUE
Ahora el Puebla en un despertar amarguísimo para todos, tiene que pelear por la supervivencia, por la vida de uno de los equipos de mayor tradición del futbol mexicano.

AGENCIA: ENFOQUE
Lapuente y Arias, pero sobre todo los jugadores, tendrán el domingo al mediodía, en sus pies, el corazón de los poblanos que aman a la franja y al futbol.

AGENCIA: ENFOQUE
Es cierto, el Puebla sigue controlando su destino, necesita un punto. Las matemáticas, acaso lo único exacto en el universo, nos dicen que el Puebla sigue siendo muy favorito para salvarse, las probabilidades de perder la categoría son menores con relación al Querétaro que tiene que ganar y rezar.

AGENCIA: ENFOQUE
Sin embargo, en Querétaro llevan dos semanas convirtiendo el agua en vino, y en Puebla nos aterra que los milagros existan, y maten apuñalando por la espalda a Pitágoras y a la franja.


De salvarse el Puebla, se tiene que iniciar con los trazos de lo que será la reestructura, pero eso será otra historia. Ojalá sea de ello de lo que estemos platicando la próxima semana y no de una finalísima por el no descenso frente al Querétaro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario