miércoles, 10 de abril de 2013


LOS ÁRBITROS SÍ SE EQUIVOCAN ADREDE.

POR: DAVID ALBERTO BADILLO.

El presidente de la comisión de arbitraje del futbol mexicano, Rafael Mancilla,  vino a revolver un poco más, la ya de por sí compleja y polémica situación del arbitraje mexicano.

Las declaraciones en las que insinúa que personajes de las televisoras oficiales del futbol, le han pedido que “no haga perfectos a los árbitros” destapó la caja de pandora de los mal pensados en el futbol mexicano.


Mancilla, burócrata gris, como tantos otros dentro de la FMF (Federación Mexicana de Futbol) ha logrado detentar cierto poder por algunas razones importantes:

 Su apellido,  el servilismo,  y la mansedumbre elemental que se pide para ingresar al grupo. Todas son “cualidades” que le caracterizan a él, como a tantos otros pusilánimes de la “santa inquisición” futbolera.

Mancilla Orvañanos no tiene idea del arbitraje, como no la tenía Aarón Padilla. La ventaja es que cuando eres de los cuates, de los que no dicen ni hacen gran cosa, en pocas palabras y como coloquialmente se conoce, de los lame botas.  La ineptidud es tolerable; es hasta útil.
FEMEXFUT
Seguramente es verdad lo que arguye Mancilla en torno a la petición de los dueños del futbol y la televisión, al momento de encargarle malos arbitrajes con el fin de tener carnita, polémica, o más bien morbo.


El futbol es un contenido más, como las telenovelas o las películas. Se trata de un espectáculo cada día más afín a la pantalla chica. Si eso es bueno o es malo, es tan subjetivo como el mismo término de bueno y malo.


Lo que llama la atención es que ahora toda la cargada, el establishment futbolero, se le vayan encima al pobre tontín que preside a los árbitros.

No pedían su cabeza antes, hoy sí. ¿Por qué lo hacen? Porque desveló con una chabacanería inusual en gente tan adiestrada para el engaño y el populismo retrograda, como los de la FMF, uno de los grandes estandartes de la honorabilidad del soccer en México: el arbitraje y su pureza.


Habrá malos árbitros, negligentes, tontos, inexpertos, faltos de experiencia, de conocimiento, de carácter,  es natural. Pero también existen los rencorosos, los tendenciosos, los mala leche. Los hubo, los hay y los habrá. Como también habrá campañas en contra y a favor de equipos.


No se puede generalizar jamás. Es el problema de los detractores envilecidos que todo lo ven mal, pero también es el conflicto de los incautos que de manera por de más patética emplean el cliché de: “meto las manos al fuego por fulano de tal”.


Mancilla cometió un error, no memorizó u olvidó por un momento el discurso oficial. Dijo la verdad, y la verdad pesa. Es una carga con la que casi nadie puede.

Quizás tengan algo de razón los que le pidieron mantener un arbitraje pobre en el futbol mexicano. Finalmente es un juego, y los juegos son azarosos, adventicios. Tienen maña y técnica, pero no son una teoría exacta.


Un juego sin el error arbitral sería más justo. Sin las tendencias y atropellos sería más equitativo. Pero,  ¿Sería igual de divertido y apasionante? ¿La injusticia y la disparidad no le dan acaso un sazón especial?


Para Mancilla Orvañanos el mensaje bien puede ser:
Discúlpate, si lo crees necesario renuncia, ya te encontraremos otra cosa que hacer el grupo. Pero recuerda la posdata que te mandan desde el periférico y hazla saber a tu sucesor “NO LOS HAGAS PERFECTOS”.


Nota de la Redacción: Ayer por la noche, Rafael Mancilla Orvañanos reconoció su error, por lo que pidió disculpas públicas y adelantó que continuará al frente de la Comisión de Arbitraje de la FEMEXFUT.
Por otro lado, los arbitrajes de ayer en los dos juegos de Champions League demuestran que la crisis del arbitraje no es un tema exclusivo de nuestro país, sino que es de carácter mundial. En ambos partidos los nazarenos, Craig Thompsom (escocés que pitó el Borussia Dortmund vs Málaga) y Stephan Lannoy (francés en el Galatasaray- Real Madrid) tomaron decisiones equivocadas que afectaron el desarrollo del partido y pesaron en el marcador final de la eliminatoria.

Los puntos de vista vertidos en la presente colaboración son de carácter exclusivo del autor y no necesariamente corresponden a la opinión de Puebla Deportes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario