martes, 23 de abril de 2013


Síndrome “burnout” en  el futbol.

Por: Xavier Ballesté Buxó.

            “Se conoce como “burnout” a la repentina diminución del rendimiento deportivo, generalmente provocado por un entrenamiento incorrecto o excesivo.  Se le suele confundir con la fatiga, pero ésta se recupera sólo con descanso, mientras que el “burnout” es un problema exclusivamente mental.”


            Pero ¿qué lo genera? Las presiones ejercidas sobre el deportista, un alto nivel de exigencia del entrenador o la carga de partidos son algunas de las causas de la aparición de este síndrome que ahora aparece mucho en el futbol y que hace que el futbolista no rinda a su nivel habitual sobre el terreno de juego.


            El futbol profesional, como todos lo sabemos, deja de ser un juego y se convierte en una profesión para miles de jugadores en el mundo, este mismo es un deporte de contacto lo cual conlleva a muchas lesiones físicas, pero en estos tiempos no sólo lo físico importa en el futbol, ahora la exigencia psicológica es cada vez mayor, el futbol para muchos que lo practican ya perdió el enfoque visto desde el área de la diversión y cada día es más difícil para algunos vivir con la presión mediática que se tiene a su alrededor.


            Este síndrome y para los expertos en la materia, es muy fácil de observar, primero se sufre un cansancio emocional muy fuerte, en algunos casos inexplicable ya que son jugadores de alto rendimiento.  Después viene la desmotivación del jugador que lo consume físicamente y que puede provocar que el jugador quiera incluso dejar el deporte. En general se sufre un bloqueo psicológico que a veces es muy difícil de cambiar.

            ¿Cómo salir de “burnout”? Los más allegados al jugador tienen que mostrarle todo su apoyo, entrenador y jugadores sobre todo. Un buen ambiente en el vestuario también es muy importante e incluso es válido practicar ciertas técnicas de relajación.


            Ahora bien ¿cómo prevenirlo? Sé que en algunos casos es muy complicado por los técnicos de la vieja escuela, pero lo mejor es que las sesiones de entrenamiento sean divertidas y sobre todo diferentes, siempre escuché decir a Pep Guardiola que le costaba mucho dirigir los entrenamientos porque todos “deben” de ser de manera diferente. Hay que crear un clima de compañerismo y hacer comprender al jugador que es un deporte y que por lo tanto lo tiene que hacer de manera divertida, aunque sea su trabajo.


            Y algo muy importante también y que ya muchos equipos tienen, tener un buen entrenamiento psicológico, eso ahora ya es necesario porque se necesita tener una mente sana para encarar un deporte que cada día es más mediático.

            Pues esto es lo que les pasa a muchos jugadores que pisan nuestra liga o que se ponen la playera de la franja, no es que se les olvide jugar al futbol, simplemente se bloquean o se “queman”, pero ya descubrimos que se puede solucionar, sólo hay que encontrar la técnica adecuada y así poder tener al jugador en óptima condiciones.

           
           
           
            

No hay comentarios:

Publicar un comentario