miércoles, 3 de julio de 2013

ADELANTO DE PLAY OFF



Por: David Alberto Badillo

La que bien podría ser la serie de mayor rivalidad para los Pericos de Puebla, contra los Tigres de Quintana Roo, es un adelanto de play off. ¿Por qué no decirlo? De una final.
Y es que el otrora equipo de la angelópolis, donde consiguió un campeonato en 2005, polariza el entorno de la pelota en Puebla.


Los Tigres nunca fueron un equipo precisamente bien visto por la afición de Puebla, en el mejor de los casos causaban indiferencia. El equipo de la capital, como creo que siempre será concebida la novena de bengala, no era signo de simpatía para los poblanos.


Junto con los Diablos Rojos del México, el otro equipo de la capital, los Tigres representaban a uno de los máximos rivales de Pericos. La lista es amplia: Diablos, Tigres, Sultanes, Veracruz, Córdoba, Saltillo, Puebla es un equipo con tradición,  con jerarquía, con historia. Eso le permite contar con múltiples rivales, con historias de grandes  confrontaciones y entre ellas sin lugar a dudas existen pasajes de mucha polémica contra los Tigres.


Tras la muerte del ingeniero poblano Alejo Peralta, fundador y dueño de los Tigres por más de 40 años, los felinos comenzaron a dar tumbos en cuanto a su identidad. Deportivamente los setentas y los ochentas fueron décadas de muy pocas satisfacciones para los Tigres, situación que les restó popularidad, sobre todo frente a sus vecinos, los Diablos, que se mantuvieron siempre como un equipo protagonista y polémico.


Cuando se detectó la ausencia de público como un mal importante de los felinos en la capital, era demasiado tarde. Las tribunas del parque deportivo del seguro social, lucían con entradas deprimentes, paupérrimas.


El traslado del beisbol capitalino al Foro de los Hermanos Rodríguez, ya no significó mayor oportunidad para los Tigres. Ganaron un bicampeonato y aun así no lograron meterse en el ánimo del público de la Ciudad de México.

Carlos Peralta decidió trasladar a los Tigres a Puebla para la temporada 2002. 47 años de historia quedaban atrás y la apuesta de mudar a los Tigres a la ciudad de Puebla lucía como arriesgada, mediáticamente fue reprobada por la mayoría.
En poco tiempo, y quizás contra los pronósticos, los Tigres se ganaron a la gente de Puebla. Un par de subcampeonatos en 2002 y 2003, así como el título de la campaña 2005 frente a los Saraperos.

El romance se había dado, los Tigres de pronto fueron adoptados por una afición poblana ávida de equipos triunfadores, sin embargo el devaneo duró poco. A los Tigres les salió un pretendiente que consideraban mejor: Cancún, Quintana Roo.
En 2007 los felinos se mudaron a la península, y la rivalidad no sólo volvió, se intensificó, se enraizó y el odio deportivo por los Tigres regresó con más fuerza que nunca.


En 2009 se enfrentaron los Tigres y los Pericos en la final de la zona sur. Ganaron los felinos en apenas cinco juegos y eliminaron a los verdes causando una profunda amargura entre los poblanos.

Después de ello, Pericos se convirtió en el coco de los peninsulares, prácticamente todos los partidos entre las dos históricas novenas se han decantado a favor de los verdes.
En los ochentas Puebla y los Tigres chocaron en par de ocasiones, dividiendo. Pero la realidad es que la rivalidad que han alcanzado en la actualidad ha llegado al pináculo. Pericos y Tigres, Tigres y Pericos, son dos de los mejores equipos de la actualidad en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) Simplemente habría que echarle un ojo al actual standing.


Tigres con marca de 48 ganados y 33 perdidos, es líder de la zona sur. Mientras Puebla con récord de 45 ganados y 33 perdidos amanece todavía como el segundo lugar de la zona norte.

El primer partido de la serie se lo llevaron los Tigres por pizarra de 3 carreras a 1. Para hoy el segundo del compromiso promete más emociones, los felinos quieren mantenerse en la parte más alta del standing, además de cobrar venganza por la derrota a domicilio que sufrieron en Quintana Roo a manos de los Pericos.


En tanto, para el equipo de casa, es fundamental no perder posiciones en la parte alta del complicado pelotón norteño.
Hoy y mañana a seguir disfrutando de los partidos de esta trepidante serie.




No hay comentarios:

Publicar un comentario