miércoles, 31 de julio de 2013

EL ESPALDARAZO DEL PATRÓN


Por: David Alberto Badillo

José Manuel “Chepo” de la Torre, ha recibido el espaldarazo del dueño del futbol mexicano y permanecerá al frente de la selección nacional, al menos por lo que resta de las eliminatorias mundialistas.

Por más que otros grupos con relativo peso le montaron una campaña en contra, y perfilaban a Tomás Boy como substituto, el dueño del balón decidió respaldar al “Chepo” y a todo el andamiaje del futbol mexicano.



No sin antes leerles la cartilla. Porque la amenaza de quedarse sin el ensueño económico del mundial está muy presente para los dueños de la pelota.

El “Chepo” se quedará, pero con condiciones y con un plazo. Las condiciones, son una auténtica… tontería. 

Jugar vistosamente, ajustar tácticamente, aligerar el trato con la prensa. Es decir le han pedido al “Chepo”: quédate tú, pero sin ser tú.

El respaldo a José Manuel de la Torre además es por las eliminatorias. En caso de clasificar nadie le asegura al “Chepo” continuar de cara a la copa del mundo.

Pudiese ocurrirle lo mismo que a Bora Milutinovic, calificar al mundial, para luego ser despedido y remplazado por alguien más cómodo. En el proceso de Bora, llegó Lapuente con el equipo ya calificado y terminó siendo una buena decisión.



Lapuente, uno de los mejores entrenadores en la historia del futbol mexicano, cumplió con la selección en el mundial de Francia. El Necaxa, equipo de casa, se quedó a finales de 1997 sin su entrenador. Lo “cedió” a la selección sin mayor problema.

Hoy las opciones apuntan, como siempre, a entrenadores también perfectamente alineados a los intereses del duopolio televisivo. Gente del grupo.

Los del Ajusco quieren poner a Tomás Boy y los de Chapultepec a Miguel Herrera.



Al final se hará lo que el dueño decida. Parece ser que el “Chepo” le agrada como entrenador a don Emilio. Conoce los méritos deportivos del técnico campeón con el Guadalajara y el Toluca. Además de considerarlo, como en efecto lo es, alumno de Manuel Lapuente, personaje admirado y estimado por Azcárraga.

A él le deben el título americanista de 2002, que acabó con la sequia de 13 años sin campeonato para los de coapa. En dicho cuerpo técnico, de la Torre aparecía ya como auxiliar.

La decisión de mantener al “Chepo” de la Torre es completamente impopular. A la gente, en su mayoría, no le gustó la continuidad. A la crítica tampoco.

Pero el balón es particular, la selección es el juguete preferido. El futbol mexicano no es una democracia, es una empresa privada que ha sido propiedad de la misma familia por más de medio siglo.

Personalmente creo que la decisión de mantener a José Manuel de la Torre fue la correcta. He sido crítico, como muchos jóvenes mexicanos, del manejo del futbol, del manejo de la selección, de la intromisión absoluta de la televisión, en concreto de Televisa, con su poder fáctico que abarca todo.



Pero creo honestamente, contra la opinión casi unánime, que en el caso de la selección se apostó por lo adecuado. Y también sé o al menos creo, que la selección seguramente llegará al mundial, y que en el mundial se venderán sueños inalcanzables, se inflará irresponsablemente el globo tricolor y después de Brasil 2014 todo seguirá exactamente igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario