lunes, 1 de julio de 2013

EL PARTIDO PERFECTO


ANTONIO ABASCAL.

La víspera del esperado partido por el campeonato de la Copa Confederaciones entre Brasil y España, el técnico carioca, Luis Felipe Scolari fue claro al señalar que para vencer a España su equipo debería hacer un partido perfecto. 24 Horas más tarde, sus jugadores respondieron con un categórico 3-0 sobre los campeones del mundo que relanza las aspiraciones brasileñas, pero sobre todo demuestra la capacidad de un hombre que en medio año convirtió a un equipo de jóvenes promesas y buenos jugadores, en una escuadra hambrienta, sin florituras, pero que sabe sacar provecho de las virtudes de sus jugadores.


Hubo muchas circunstancias que influyeron en la victoria local, pero si sólo nos quedamos con eso corremos el riesgo de equivocarnos en el juicio. A este Brasil no se le puede pedir que juegue como sus ilustres predecesoras de México 70 o España 82, porque no tiene ese tipo de jugadores, pero a su favor, hay que decir que juega al límite de sus posibilidades, que su grado de concentración es muy alto y que las virtudes de cada uno de sus jugadores está al servicio del equipo.


El trabajo de Luiz Gustavo y Paulinho en el medio campo tiene sentido cuando Oscar y Neymar se juntan. Atrás Thiago Silva pone el orden ante la exuberancia física de David Luiz y los laterales son dos armas a las cuales, Scolari ha sabido sacar provecho. Ayer, incluso no fueron necesarias las constantes galopadas de Alvez por derecha o de Marcelo por izquierda.



Brasil no pierde en casa desde 1975, una marca que crecerá hasta el Mundial. El mensaje de ayer fue claro, el que quiera ganar el Mundial tendrá que pasar encima de un equipo que se dejará el alma para evitarlo, que sigue teniendo buenos jugadores, que cuenta con un buen estratega y que juega como local. La situación política brasileña fue otra arma a favor de los cariocas, la comunión que logró la selección con su público fue única y ayer la atmósfera que rodeó al Maracaná fue otro factor en contra de los españoles.



Los brasileños utilizaron todas las armas para llevarse la Copa Confederaciones y justamente lo hicieron. Pero no podemos perder de vista que durante todo el torneo fueron el equipo que más faltas cometió. Cuatro de sus jugadores también aparecen en los primeros lugares entre los que más foules hicieron. La falta para frenar el ataque rival fue otra característica de esta versión brasileña, ayer en el primer tiempo, con el 1-0 y el juego en el alambre, los locales cometieron 26 faltas sin recibir una tarjeta amarilla.  De cara al Mundial 2014, el cuerpo arbitral de FIFA ya tiene un dato para estudiar.



Brasil ayer fue un equipo más hambriento, más decidido y en cada balón dividido así lo hizo saber. La forma de barrer de David Luiz para evitar el gol del empate de Pedro no solamente resultó la jugada clave del partido, sino la imagen perfecta para ejemplificar lo que fueron uno y otro equipo en la cancha. La decisión de David Luiz contrastó con las dudas defensivas de Álvaro Arbeloa y de Gerard Piqué.



Ahora bien, cierto que el triunfo brasileño relanza sus opciones y le da mayor tranquilidad a Luis Felipe Scolari, también es importante señalar que España no está muerta de cara al Mundial. El equipo de Del Bosque sigue siendo candidato a refrendar el título. No se puede borrar de golpe y porrazo a un equipo que llevaba tres años invicto en partidos oficiales.



Ahora bien, con esta lección, los españoles deberán apuntalar algunas zonas del campo y atreverse a darle mayor protagonismo a algunos jóvenes ante la dura campaña europea y, con esto, darle mayor descanso a veteranos ilustres.
El lateral derecho español es una sangría que no había causado males mayores, pero Álvaro Arbeloa tanto en el Madrid como en la selección española no está al mismo nivel de sus compañeros.



España ya sintió la atmósfera brasileña por lo que deberá prepararse para ello, pero insisto no está muerta en sus opciones mundialistas como también siguen siendo candidatos Argentina, Alemania, Holanda y la refrescante Italia.

Para cerrar el tema de la Confederaciones también es justo mencionar un aspecto que se ha repetido en los Mundiales. El equipo que llega a la prórroga en una instancia previa, generalmente es superado en la ronda subsecuente. En México 70, Italia se fue a tiempo extra ante Alemania y luego fue superado claramente por Brasil; En España 82, Alemania se fue a tiempos extra contra Francia a la que superó en penales, pero en la final cayó 3-1 ante Italia.  En México 86, Francia llegó a los penales ante Brasil en los cuartos de final, y luego perdió claramente ante Alemania en la semifinal. En Francia 98, Brasil se fue a penales ante penales y en la final cayó 3-0 ante Francia.



La excepción fue Italia en Alemania 2006, cuando en la semifinal venció 2-0 a Alemania en tiempo extra y en la final empató a 1 ante Francia antes de ganar su cuarto título del mundo en penales.



EL PUEBLA EN PRETEMPORADA.
El Puebla ha perdido sus tres partidos de pretemporada, enseñando algunos problemas de medio campo hacia adelante. Otra vez, el cuadro camotero luce con una media cancha esforzada, pero que no es tan clara al momento de pensar, de hacer futbol. Aun así, el cuadro poblano tuvo una ligera mejoría ante el O´Higgins chileno.

Hay que subrayar que en esta parte de la preparación, los resultados no son los que importan, sino como se ajustan los nuevos jugadores al sistema del técnico.


Ahora bien, no hay que perder de vista que al Puebla le hace falta un extranjero, por lo que resulta muy importante que la directiva no se equivoque al momento de elegir la posición y el futbolista que la venga a ocupar, porque este Puebla está muy justo de talento. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario