jueves, 15 de agosto de 2013

LA RUSA QUE VOLÓ.



ANTONIO ABASCAL.

Volgogrado es una ciudad que ha cambiado de nombre tres veces. Desde su fundación en 1589 hasta 1925 fue llamada Tsaritsyn; luego de 1925 a 1961 fue Stalingrado (por el tristemente célebre, Josef Stalin, uno de los líderes de la revolución rusa soviet supremo de la URSS) y ahora Volgogrado.


La ciudad fue escenario de una de las más cruentas batallas de la Segunda Guerra Mundial y la heroica defensa del ejército ruso ante el alemán resultó clave en el resultado posterior de la Guerra. La batalla de Stalingrado inició en Junio de 1942 y terminó en Febrero de 1943. El 90% de esa urbe fue destruido y se calcula que de los 500 mil habitantes de la ciudad sólo sobrevivieron 1500, las bajas militares sumaron medio millón ruso, 150 mil del lado germano más 50 mil prisioneros que murieron de frío.


Pues bien, 40 años después del inicio de esa batalla y ya en Volgogrado nació Yelena Isinbayeva, la atleta que volvió a poner en el mapa a su ciudad y que supuso un gran impulso al salto con garrocha femenil.


Hay que recordar que esta prueba no fue olímpica, sino hasta Sydney 2000. En ese entonces, la estadounidense Stacy Dragila se coronó con un salto de 4.60 http://www.youtube.com/watch?v=0sOIj_KNGAA. Si  bien, Dragila y la rusa Svetlana Feofanova fueron importantes, la pértiga necesitaba de una atleta mediática que centrara la atención en ella.


La historia de Yelena Isinbayeva, en un principio, estuvo lejos del atletismo. Inició en la gimnasia, pero a los 14 años su complexión física (era demasiado alta) la obligó a dejar ese deporte, su espíritu la llevó a buscar una nueva oportunidad, mima que encontró en la pértiga. Y a partir de ese momento, fue una historia de amor.

Isinbayeva debutó en un gran evento internacional en los Mundiales Junior de 1998 que se celebraron en Francia. Su progresión fue meteórica y su primera marca mundial cayó en Gateshead 2003 con 4.82 (una altura que resultaría clave, 10 años después en su retiro). En Birmingham 2004, elevó el récord a 4.89 (otra cifra importante en 2013).

Hasta antes del Mundial de Atletismo de Moscú, Isinbayeva podía presumir dos títulos mundiales, dos medallas de oro olímpicas y 28 marcas mundiales, 15 de ellas en pista abierta.


La “zarina”, como le dicen en Rusia, posee el récord mundial al aire libre. Lo consiguió en Zurich en 2009 con 5.06, también la marca olímpica con 5.05 que consiguió en Beijing 2008 y la plusmarca en pista cubierta con 5.01, misma que logró en Helsinki.


No todo fueron alegrías, Isinbayeva falló en los Campeonatos Mundiales de Berlín 2009 http://www.youtube.com/watch?v=E1QTCZuJL5E y Daegu 2011 http://www.youtube.com/watch?v=6EdZtZPSUHI. Tuvo que tomar un año sabático, cambió dos veces de entrenador y en ambas ocasiones mundialistas, dio la impresión de que cayó derrotada por sí misma, más que por sus rivales.


Por eso, de cara al Mundial de Moscú 2013 había dudas sobre su estado físico y el poderío de sus rivales. Isinbayeva declaró antes de la justa que pasara lo que pasara en el Mundial, ésta iba a ser su última prueba.


La estadounidense, Jennifer Suhr y la cubana Yarelis Silva presumían una mejor temporada y la atleta antillana tenía el mejor salto del año con 4.90; la brasileña, Fabiana Murer también era otra rival en cuenta.


Isinbayeva tuvo que lidiar con sus demonios, porque Suhr y Silva la derrotaron en Londres 2012, la estadounidense se llevó el oro con 4.75, 31 centímetros menos que la marca de la zarina que sólo pudo saltar 4.70 para conformarse con el bronce.


Suhr inició muy segura y tuvo el primer de la prueba en gran parte de la misma, en 4.82 tanto la atleta de las barras y las estrellas como Isinbayeva fallaron en su primer intento, pero la local lo logró a la segunda oportunidad para intentar un salto de 4.89 que hizo bueno y que Suhr no pudo igualar http://www.youtube.com/watch?v=hfIrl9OfEGY.


Ya con la medalla de oro, Isinbayeva buscó su vigésimo novena marca del mundo al elevar la barra a 5.07, sin embargo, falló en el intento.


Ya con la medalla de oro y más tranquila, la oriunda de Volgogrado comentó que dejará el atletismo durante dos años para formar una familia y ser madre, pero volverá para buscar su pase a Río 2016 donde buscará una nueva medalla dorada y otra marca mundial, si bien  el reconocimiento global ya lo tiene desde hace mucho, no solo por sus logros, belleza y carisma, sino por su humildad y su intachable carrera.



A partir de ahora, Volgogrado ya no sólo será reconocida por ser una ciudad que ha tenidos tres nombres, o por su defensa heroica en la Segunda Guerra Mundial, sino por ser la casa de la zarina de la pértiga, una de las atletas más dominantes de todos los tiempos. 


1 comentario:

  1. Hola, administrador de Puebla Deportes:

    Te hablo de parte de ComunidadFan.com. Hemos leído algunos post y nos gusta mucho la forma de escribir que tienes y el perfil de noticias que manejas. Por eso mismo nos sentiríamos honrados si pudieras colaborar con nosotros con una entrada o publicación para uno de nuestros blogs, en específico para cfandeportes.com

    Para tu beneficio podrías incluir en la entrada enlaces a tus sitios y redes sociales, que podrían llevar tráfico a tu sitio. También podría ser una buena oportunidad para probarte en otro medio especializado y que te conozcan otros lectores, especialmente los nuestros que tienen un perfil definido.

    En caso de que te interese nuestra oferta nos encantaría mantener comunicación contigo, te dejamos nuestro correo electrónico: contacto@comunidadfan.com.

    En fin, espero que podamos ampliar esta conversación en un futuro. Te mando un fuerte abrazo.

    Gerson Obrajero.
    Community Manager de Comunidad Fan.

    ResponderEliminar