lunes, 4 de noviembre de 2013

CRUDA REALIDAD.


ANTONIO ABASCAL.

“No hay competencia interna”, fueron algunas de las palabras que vertió Rubén Omar Romano desde hace un par de semanas para explicar la necesidad de refuerzos en el Puebla de la Franja. Pero lo que sucedió ayer ante Pachuca termina por subrayar la idea del técnico argentino; este equipo camotero necesita apuntalarse para pelear por algo importante, el actual Puebla es una escuadra mediana, incapaz de dar el do de pecho en momentos puntuales del torneo.

AGENCIA: ENFOQUE
Con el riesgo de ser repetitivo, permítame recordarle algunos detalles del pasado campeonato. El Puebla arrancó bien, tuvo una buena racha y estaba en línea de calificación cuando enfrentó a Pumas en el Estadio Cuauhtémoc, si ganaba se hubiera consolidado en la parte alta pero el equipo camotero perdió en los últimos minutos y ahí empezó una espiral que lo dejó muy mal parado en la tabla porcentual, aunque todavía tuvo el duelo en casa ante Jaguares que de haberlo ganado le daba un respiro en la tabla de cocientes y además le dejaba con aspiraciones de liguilla, sin embargo, la Franja volvió a perder en los últimos minutos.

AGENCIA: ENFOQUE
Como resultado la liguilla se esfumó y en cambio hubo que rezar para no perder la categoría. Desde la campaña pasada algunos jugadores habían demostrado que sus mejores habían pasado: Alberto Medina y Emmanuel Cerda, aunque sólo Cerda dejó al equipo. La defensa central cometió muchos errores en los partidos decisivos del campeonato, pero a pesar de las promesas de la directiva, el único refuerzo que llegó para esa zona fue Rodrigo Íñigo, sin la calidad necesaria para sentar a Jonathan Lacerda y Jesús Chávez.

www.vavel.com
La mejor contratación llegó ya con el torneo iniciado: el uruguayo, Carlos Sánchez a quien ya no pudieron gozar Manolo Lapuente y Raúl Arias; Rubén Omar Romano llegó en la fecha 6 para encontrarse con un equipo que había perdido la confianza tras la serie de resultados perdidos en los últimos minutos. El estratega argentino encontró una base y fortaleció al Puebla en el Estadio Cuauhtémoc, aunque como visitante lució endeble; el torneo en su mediocridad le dio al cuadro camotero varias posibilidades de llegar a la liguilla.

AGENCIA: ENFOQUE
La Franja desperdició una oportunidad única al perder 3-1 con los suplentes de las Águilas del América, pero cuando parecía que la suerte estaba echada, los resultados de la jornada 16 conspiraron para que la escuadra de Romano llegara viva a su partido y con posibilidades de reforzar el sueño de llegar a la Fiesta Grande.

AGENCIA: ENFOQUE
El Puebla fue mejor que el Pachuca en el primer tiempo, pero no supo reflejarlo en el marcador; el segundo tiempo falló de cara a gol al minuto 48 y luego vio como los Tuzos se quedaban con 10 hombres; sin embargo, fueron los visitantes los que se vieron más peligrosos, aun así, los locales encontraron el gol por mediación de Matías Alustiza; gol que sabía a gloria por varias razones: Mantenía el sueño de llegar a la liguilla, significaba escaparse a 17 puntos del Atlante en la tabla de cocientes y superar la barrera de los 20 puntos, misma a la que no se llega desde el Apertura 2011 con Sergio Bueno.

AGENCIA: ENFOQUE
Pero, Jonathan Lacerda perdió un balón en la salida que obligó a Jorge Villalpando a salir para evitar la llegada de Jurgen Damm, el manotazo del arquero poblano se fue a tiro de esquina donde vino el segundo error de Lacerda ya que saltó con las manos levantadas para que el Pachuca encontrara un penal si haberlo buscado mucho. El Puebla perdió dos puntos que ya tenía en la bolsa y no estará en la liguilla.

AGENCIA: ENFOQUE
Romano fue claro al hablar de la necesidad de refuerzos, en la rueda de prensa posterior al partido también fue enfático al aplaudir la postura de la directiva  para ir por ellos, pero lo cierto es que hoy se ha llegado el momento de la verdad para Jesús López Chargoy.

AGENCIA: ENFOQUE
El directivo cumple un año al frente del equipo y no ha cambiado la dinámica de malos resultados en la escuadra camotera, al principio se le aplaudió que acabó con la pesadilla llamada Ricardo Henaine, tuvo la comprensión del público porque el mercado de invierno siempre es complicado, pero el draft que realizó en Junio pasado derrumbó parte del mito. La afición terminó por alejarse del coso de la Colonia Maravillas y ahora para recuperar la relación tendrá que invertir en serio, así como dejar a un lado los sentimientos para dar de baja a los jugadores que no han aprovechado las oportunidades en el Puebla.

AGENCIA: ENFOQUE
López Chargoy debe entender que el cuadro que tiene nunca lo sacará de la media tabla, que algunos de sus futbolistas nunca podrán dar el do de pecho y, que los buenos elementos que tiene necesitan de refuerzos para que su futbol no se pierda.

AGENCIA: ENFOQUE
A partir de este lunes y durante todo Diciembre, la directiva poblana deberá demostrar su cariño a los colores no con palabras o con su cercanía en los entrenamientos. Si le hace caso al técnico y trae a los futbolistas que pida, el futuro camotero puede ser halagüeño, si se cae en el sentimentalismo, en traer a glorias pasadas o jugadores baratos, entonces la Franja seguirá deambulando en Primera División.

AGENCIA: ENFOQUE
Pero a favor de López Chargoy hay que reconocer que la base de un Puebla triunfador ya existe: Jorge Villalpando, Oscar Rojas, Michael Orozco, Diego de Buen, Luis Miguel Noriega, Carlos Sánchez, Alfredo Moreno y Matías Alustiza tuvieron una buena campaña. Jesús Chávez y Jonathan Lacerda fueron irregulares y a DaMarcus Beasley habrá que apretarlo porque para haber pedido aumento de sueldo su rendimiento fue decepcionante.

AGENCIA: ENFOQUE
Por eso no será necesario traer a 18 jugadores para aspirar a la liguilla. Este Puebla con unos cinco refuerzos puede dar el do de pecho que le hizo falta en el Clausura y Apertura 2013.  Bajo la perspectiva de un servidor, este cuadro poblano necesita un defensa central de peso, fuerte y que sea líder, un carrilero por izquierda, un mediocampista y uno o dos delanteros que se hagan sentir en el área.

AGENCIA: ENFOQUE
Hoy, la hora de la verdad llegó para Jesús López Chargoy. La afición espera ansiosa para conocer las verdaderas intenciones de una directiva más simpática que las anteriores, pero que hasta el momento tampoco ha dado resultados.

 
AGENCIA: ENFOQUE

No hay comentarios:

Publicar un comentario