lunes, 9 de diciembre de 2013

LA CLAVE ES LA CONTINUIDAD.



ANTONIO ABASCAL.

La final del futbol mexicano quedó lista. América y León buscarán el título del Apertura 2013 tras ser mejores que sus respectivos rivales en las semifinales; ahora, ambos equipos prometen ofrecer una final espectacular por el momento futbolístico que atraviesan y, por lo mismo, será muy complicado dar un pronóstico ya que las Águilas buscarán el añorado bicampeonato lo que le permitiría igualar a Pumas como los únicos que han alcanzado campeonatos consecutivos en los torneos cortos; por su parte, el León buscará su primer campeonato desde la campaña 92-93 cuando se coronó con Víctor Manuel Vucetich como técnico.
www.clubamerica.com.mx
El América elevó sus prestaciones con respecto a lo que ofreció en los Cuartos de Final ante Tigres donde se quedó a centímetros de quedar fuera de la fiesta (el disparo de Emmanuel Villa que pegó en el poste), pero en la semifinal ante Toluca, otra vez vimos a una escuadra capitalina intensa, muy concentrada en la recuperación de la pelota y rápida en el desdoble. No es gratuito recordar que los goles que recibió en “La Bombonera” cayeron a través de tiros de media distancia y que en la recta final del partido, Alfredo Talavera fue el héroe choricero al evitar el gol del empate americanista.

laaficion.milenio.com
En el Estadio Azteca, el América salió como un vendaval y ya al minuto 9 tenía el marcador que lo mandaba a la gran final. En ese primer lapso, hubo pocas noticias del Toluca y Moisés Muñoz tuvo muy poco trabajo, lo que habla del buen trabajo que realizó el América en la recuperación de la pelota. De hecho, Toluca empezó a generar peligro hasta el minuto 70 cuando Pablo Velázquez obligó a una gran estirada a Moisés Muñoz y luego Carlos Esquivel volvió a probar al aquero americanista. Y ahí, apareció la figura de Miguel Herrera quien otra vez leyó muy bien el partido para refrescar a su equipo cuando el cansancio parecía meterlo en problemas;  de hecho, uno de sus relevos, Jesús Molina terminó asegurando el pase a la final.

deportes.terra.com.mx
Insistimos que el América de manera justa alcanzó la gran final del Apertura 2013 donde además tendrá la ventaja de casa el próximo domingo, sin embargo, Ricardo Peláez y Miguel Herrera deberían tener más cuidado en su manejo. No es posible que el jueves ambos digan que sólo piensan en el América y el viernes vayan al Centro de Alto Rendimiento con el pants de la selección para seguir el sorteo de Brasil 2014 y nuevamente el domingo defiendan los colores azulcremas. En su momento a Ricardo Lavolpe le quitaron la posibilidad de festejar el campeonato con los Diablos Rojos del Toluca porque ya había sido designado el técnico nacional, pero ahora Herrera y Peláez son los héroes del sistema y pueden hacer lo que les da la gana.

Eso no quita, que el América muestra gran convicción, que sus jugadores dominan el sistema de juego que eligió Miguel Herrera lo que nos lleva a una lección para el futbol mexicano y para las propias Águilas que durante años buscaron estabilidad y para ello invirtieron tanto en técnicos de mucha reputación, como en jugadores extranjeros. En el momento que decidieron por un proyecto, los resultados no tardaron en llegar. En cuatro torneos cortos, Miguel Herrera siempre los metió a semifinales y ahora a dos finales consecutivas, es decir, los títulos no se ganan con dinero, se ganan con buenos proyectos y con continuidad.

www.clubamericanista.com.mx
El otro finalista, León, también es un ejemplo en ese sentido. Gustavo Matosas llegó a una organización que siempre había tenido buenos futbolistas para buscar el regreso a Primera División, pero que a la hora buena era incapaz de dar el do pecho. El uruguayo (que ya había hecho un buen trabajo en Querétaro) consolidó una idea de juego que hizo de los Panzas Verdes un equipo imparable en la Liga de Ascenso para conseguir el regreso soñado. Luego, con los mismos jugadores se convirtió en la sensación del Apertura 2012 y alcanzó las semifinales de ese campeonato, donde además se olvidó de los problemas porcentuales.

deportes.terra.com.mx
La directiva reforzó al equipo para el Clausura 2013 con las llegadas de Rafael Márquez y Nery Castillo, pero lejos de ayudar ambos tuvieron muchos problemas y León se hundió en los últimos lugares. Matosas presentó su renuncia pero la directiva no se la aceptó, al contrario lo apoyó en sus decisiones (sobre todo con Nery Castillo) y volvió a buscar en el mercado una pieza importante: Mauro Boselli para reforzar el ataque, ahora, la historia fue distinta porque el argentino cayó como anillo al dedo y León recuperó su mejor imagen.
deportes.terra.com.pe
Nuevamente el conjunto de Matosas fue una escuadra intensa tanto en la recuperación de la pelota, como en la búsqueda de la portería contraria. De tal forma, los Esmeraldas regresaron a la liguilla, pero con más experiencia, lo que les valió eliminar a Santos en una semifinal donde siempre controlaron los ritmos.

pulsoslp.com.mx
León fue un huracán en su campo y con una ventaja de 3-1 fue a la Comarca Lagunera a terminar con la obra. No se tiró atrás y en el primer tiempo pudo haber sentenciado, luego recibió un gol tempranero al que contestó de forma casi inmediata para recuperar el control y acceder a una final en la que no hay favorito claro, pero donde los hombres de Matosas deberán tratar de aprovechar la localía el jueves para aspirar al campeonato.
www.laverdadnoticias.com
En resumen, ambos contendientes han basado su éxito en la continuidad tanto de sus técnicos, como de la base de jugadores, porque ambos sólo han buscado retoques de su plantilla. Ambos no han cambiado a sus jugadores importantes, sino que los han cuidado y los resultados no han tardado en llegar. En un futbol mexicano en el que la mayoría de los equipos se reinventa cada seis meses y en donde la estabilidad no es un bien abundante, la llegada de América y León a la final debe ser festejada como una lección que ojalá no se tarde en copiar.
mx.deportes.yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario