lunes, 6 de enero de 2014

HABRÁ QUE MEJORAR…PERO SE RESCATÓ UN PUNTO.


ANTONIO ABASCAL.

El Puebla de la Franja salvó un punto de su visita a Ciudad Universitaria, un punto que puede resultar clave en la lucha por no descender, ya que de haberse mantenido el 2-0 a favor de los Pumas, los de Romano hubieran sido los únicos en no puntuar entre los rivales que pelean por la salvación. Sin embargo, no fue un buen partido de los Camoteros que dejaron en claro que necesitan de un centro delantero porque durante varios minutos tuvieron la pelota, pero no causaron daño en la defensa universitaria.
AGENCIA: JAM MEDIA/ ENFOQUE
La mejor noticia para los intereses poblanos es la presencia en la banca de Rubén Omar Romano. Otra vez, sus modificaciones tácticas fueron claves en el resultado ya que no sólo movió el banquillo (otra noticia ya que ahora sí, la Franja tuvo respuesta en los recambios) sino que cambió el parado del equipo y su escuadra respondió con un mejor futbol, aunque se notó chato a la hora de definir y hasta el joven, Alfonso Tamay desperdició la mejor jugada que elaboró el equipo.

AGENCIA: JAM MEDIA/ ENFOQUE
Sin embargo, el descaro de Tamay y el empuje de Carlos Guzmán fueron otras de las buenas noticias para la escuadra poblana que en el primer tiempo tuvo muchos problemas para tener la pelota, y salvo un  disparo de Carlos Sánchez fue incapaz de preocupar a Alejandro Palacios. En contraparte, Pumas dispuso de las mejores oportunidades ante un mediocampo que se veía superado, y por lo tanto, la defensa se tenía que multiplicar.
AGENCIA: JAM MEDIA/ ENFOQUE
Fue preocupante la poca productividad del argentino, Iván Bella quien está llamado a ser una de las referencias ofensivas para la Franja, pero nunca pudo superar la marca de José van Rankin y tampoco ayudó en la recuperación de la pelota. De esa manera, el Puebla pareció un equipo ahogado, sin ninguna propuesta y a la merced de su rival. Pumas anotó dos goles (cierto el segundo gol fue circunstancial) y después fue cayendo en el conformismo propio de su técnico, José Luis Trejo.

AGENCIA: JAM MEDIA/ ENFOQUE
En ese sentido, Trejo debería poner sus barbas a remojar antes de decir “los cuatro goles nos los hicimos nosotros” y quitar mérito a la reacción de su rival, ya que mientras Romano fue capaz de modificar; Trejo dejó a la deriva a su equipo ante un rival que ya daba muestras de cierta peligrosidad.

AGENCIA: JAM MEDIA/ ENFOQUE
Resumiendo, el punto parece bueno por la forma en la que se dio; cierto es que Pumas parecía como un rival para buscar los tres puntos debido a que no ganó en casa en todo el Apertura 2013, pero en la cancha, el Puebla fue incapaz de generar peligro en el primer tiempo y su reacción le alcanzó para igualar un partido que parecía perdido.
AGENCIA: JAM MEDIA/ ENFOQUE
Ahora la euforia del punto ganado in extremis no puede cegar a Romano, a su cuerpo técnico y a la directiva. El Puebla lució como un equipo chato, muy dependiente de Matías Alustiza que es capaz de anotar un golazo o de pegarle de cualquier parte de la cancha, sin sentido. En total, podemos hablar del tiro de Sánchez en el primer tiempo, un remate de cabeza de Uriel Álvarez que salvó casi en la línea, Leandro, el poste de Tamay y las jugadas de los goles como las de verdadero peligro ante la meta puma; por lo que esta semana, Rubén Omar Romano deberá trabajar mucho para que la producción ofensiva crezca de cara a la presentación en casa ante Monterrey y definir la contratación del quinto extranjero, que bien podría ser el delantero colombiano, Erick Moreno.

AGENCIA: ENFOQUE
POBRE NIVEL EN LA FECHA UNO.

Equipos fuera de forma, varias escuadras incompletas porque no han llegado los pases internacionales o porque los extranjeros llevan poco tiempo en el país o de plano no han llegado, además de varios errores arbitrales, (Ruvalcaba debió ser expulsado en la jugada del penal a favor de Pumas) y partidos flojos fueron la constante en la jornada uno del Clausura 2014.

AGENCIA: ENFOQUE
A tal grado llegó el bajo nivel que lo más “picante” de la primera jornada fue la declaración de Ricardo Ferreti en el sentido de que los rivales del América se preparen para jugar contra doce.

www.jornada.unam.mx
Desgraciadamente, el bajo nivel será una constante en este primer mes de competencia ya que el aficionado fue sacrificado (nuevamente) en aras de arrancar el torneo lo más rápido posible para que las televisoras estén contentas y no baje mucho su raiting, aprovechando la presencia de un año mundialista por lo que los campeonatos deben acabar en Mayo.

Sin embargo, lo que sucede en México es una muestra más de que como dice Menotti “el tiempo de los negocios se está comiendo al futbol”.

www.zonafuthd.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario