miércoles, 12 de febrero de 2014

NARANJEROS PERFECTOS.



POR: DAVID ALBERTO BADILLO

Si existe un epíteto correcto para calificar a los Naranjeros de Hermosillo, campeones de la Liga del Pacífico 2013 – 2014 y de la Serie del Caribe en Margarita Venezuela 2014, es el de perfecto.
www.cubadebate.cu
La novena comandada por Matías Carrillo lideró de punta a punta la temporada del invierno mexicano, y ya instalado en el clásico caribeño hizo lo elemental; no quedar en el último lugar, para de tal forma avanzar a las semifinales.

cuban-play.com
El nuevo formato establecía un todos contra todos a una vuelta, quedando eliminado para las semifinales un equipo. Que en este caso fue el Villa Clara de Cuba. Los cubanos que regresaron a una Serie del Caribe después de 54 años con el aparente estatus de favorito y de gran potencia del beisbol. Pero en la realidad de la Serie del Caribe ocurrió todo lo contrario ocupando el último lugar.

www.elnuevoherald.com
Mientras tanto el equipo de México calificó, no como primero lugar, lo hizo como segundo. Pero en el momento preciso la franquicia sonorense destapó el pomo de las esencias.
El triunfo clave de los Naranjeros llegó en las semifinales derrotando a los dominicanos Tigres de Licey. Ahí se deshicieron del máximo ganador de Series del Caribe como club, y del país con más campeonatos: República Dominicana.
elimpulso.com
Después la combinación les favoreció también mucho, perdió el local, otro de los contendientes importantes y máximo abocado al título sin la presencia de los dominicanos. Los locales Navegantes del Magallanes de Venezuela fueron eliminados a manos de los puertorriqueños Indios de Mayagüez. Quienes tienen un buen nivel de béisbol, pero que en la Serie del Caribe les ha costado. Los boricuas no han podido coronarse desde hace 14 años. Además parece que el estilo de Puerto Rico, al menos en Serie del Caribe, no se le indigesta tanto a los mexicanos. Por lo que la final para México lucía con muchas posibilidades.

www.ensegundos.net
Con base en los resultados de las semifinales del jueves, la ilusión de ver bicampeón de la Serie del Caribe a México creció. Se veía ya muy cerca el cetro caribeño.
La final fue cargándose rápido del lado mexicano. Los boricuas se habían escapado de recibir daño en la quinta entrada, sin embargo en la segunda mitad del partido los Naranjeros pronto inclinaron la balanza en su favor y fraguaron una inmisericorde victoria sobre los Indios por 7 a 1.
www.miamiherald.com
6 gigantescas carreras en la sexta entrada, par de vuelacercas de Sebastián Valle y del “más valioso” Chris Robertson guiaron al triunfo en la final que se adjudicó Juan Delgadillo en la serpentina.
www.taringa.net

El único daño que recibió México llegó hasta la novena entrada, el episodio en el que los Naranjeros consumaron su segunda Serie del Caribe, la primera desde 1976 para el club, y México ganaba su octavo clásico del Caribe.
Es la primera ocasión que México gana consecutivamente la Serie del Caribe, es el momento más importante en la historia de la pelota invernal mexicana. El pináculo de la Liga del Pacífico.
noticiaaldia.com
El beisbol mexicano a nivel de clubes es potencia. En selecciones es distinto, pero a nivel de clubes hay muchos extranjeros que permiten tener un espectáculo de primera y equipos muy competitivos.
No hay espacio para la polémica. Los Naranjeros ganaron bien, representando a México, con muchos extranjeros - nadie lo  niega-  como todos los demás equipos de la Serie del Caribe. 
Lejos de objetar el porqué usan en la franela los colores de México, tendríamos que alegrarnos porque finalmente en un deporte parece que México con sus clubes puede generar una dinastía. La van marcando ya con un par de títulos al hilo.

noticiaaldia.com
Quien busque también alguna objeción al hecho de que el campeón cambió mucho su fisonomía para la Serie del Caribe, igualmente se equivoca. Todos lo hacen en el beisbol caribeño.
En el Pacífico como en todas las otras ligas de invierno el formato de competencia permite que los equipos que van quedando eliminados, refuercen con sus figuras a los equipos que siguen con vida. Nos podrá parecer negativo el impeler a la falta de amor por la playera, pero las condiciones así son para todos. El beisbol y todos los deportes tristemente no pueden vivir con su quimérico ideal del amor por los colores. Ya pasó, vivimos tiempos utilitarios.

www.hablemosdebeisbol.com
Además no todas las decisiones que se toman de cambiar jugadores antes de iniciar la Serie del Caribe, son por elección propia. Los Naranjeros por ejemplo dieron de baja antes de ir a Venezuela a Mauricio Lara, sublíder de triunfos de la liga. Lo hicieron libremente, se sopesó en el cuerpo técnico de los Naranjeros y decidieron dejar fuera al pitcher de los Pericos de Puebla en el verano, con todo y un temporadón.
Pero existen otros muchos casos, en los que a ciertos jugadores las novenas de las ligas mayores no les permiten jugar la Serie del Caribe, porque los campos de pretemporada están por iniciar. Ocurrió con el campeón de bateo de la Liga del Pacífico Jerry Owens quien no pudo estar en Venezuela para los Naranjeros.

deportes.terra.com.mx
No se puede menoscabar en lo más mínimo el gran éxito del combinado de pelota mexicano que ha dejado en alto al deporte profesional de su país. El beisbol de nuestro  México está de plácemes, felicidades a la gente de Hermosillo.
Para la Serie del Caribe de San Juan Puerto Rico 2015, no cabe duda, el favorito se llamará, quizás por primera ocasión… ¡México!


www.naranjeros.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario