martes, 25 de marzo de 2014

La triste realidad de todo un Campeón de Europa


 Por: Xavier Ballesté Buxó.

Un equipo grande no puede siempre estar en lo más alto, pero estar a 32 puntos del líder en la liga de tu país, no es algo normal. El Milán es uno de los grandes de Europa, pero las malas gestiones están acabando con un equipo que ha ganado 7 veces la Champions League, pero lo peor  de todo es que parece que esta crisis está lejos de terminar.
El Milán lleva ya 10 años sumido en una crisis de resultados muy fuerte, del 2004 a la fecha sólo ha conseguido un Scudetto y una Champions, cosa nada habitual en el cuadro rossonero. La  gestión del conjunto italiano está sumiendo al Milán en una crisis de la cual va a ser muy difícil salir, no es posible que un equipo cuyo dueño es de las personas más ricas de Italia y que en los últimos años ha ingresado casi 200 millones de euros por las ventas de Kaká, Thiago Silva e Ibrahimovic, no pueda competir, sino retener a sus estrellas para pensar en un mejor futuro.
footballtransfer.blogosfere..
¿Qué pasa con el Milán?

Desde el 2007 el club presenta pérdidas constantes, si bien en el 2006 su deuda era de 151 millones de euros, hoy en día asciende a más de 250.

A esa deuda se le tiene que sumar, que aunque el Milán no tiene la mejor plantilla en Italia, es, con 160 millones, una de las nóminas más altas.
Los fichajes del club han sido un desastre, a veces parece que fichan por fichar, y además  se llenan de jugadores que otros clubes no quisieron. Primero fue Robinho, después Zlatan y a ellos les siguió Balotelli, no estoy diciendo que sean malos jugadores, pero sus antecedentes los hacían una incógnita, algunos funcionaron, otros no, el caso es que el Milán no fichaba así, sólo contrataba a los mejores, ¿o ya se olvidaron de los holandeses?

www.melty.it
Otro punto es la caída de su facturación, si bien equipos como Real Madrid, Barcelona o Manchester United superan los 350 millones cada año, el Milán no llega a los 200, la curva descendente del conjunto de Berlusconi es muy preocupante, en los últimos años los equipos más importantes de Europa, llámese Bayern, Liverpool o Chelsea han incrementado su facturación y los 200 millones son una meta que alcanzan sin complicaciones, pero el Milán ya no lo hace, recuperar peso económico en el continente será un tema muy sensible.
El Milán sigue teniendo una gran hinchada, pero en los últimos torneos en San Siro se ven muchas butacas vacías. En Italia se tiene mucha envidia al modelo inglés, y cómo no tenerla, el Manchester United obtiene 130 millones de euros por temporada por ingresos de su estadio, entradas, palcos, restaurantes, todo dentro del estadio, el Arsenal llega a 111 millones por año gracias al Emirates Stadium, pero el Milán apenas llega a 40, y a esos 40 se le tienen que quitar 4 por concepto de renta, San Siro es del municipio y tienen que pagar una costosa renta. El promedio de asistencia apenas llega a 50,000 personas por partido, muy lejos de los llenos de la época de Rijkaard, Gullit y Van Basten.
A veces parece imposible pensar que un equipo grande pueda padecer de este tipo de problemas, ahora bien, ya descendió River en Argentina, ya desaparecieron al Glasgow Rangers en Escocia y el Nottingham Forest, equipo con 2 Champions en sus vitrinas, tiene más de 10 años deambulando por las divisiones inferiores en Inglaterra.
Así es el futbol, a veces estás arriba y a veces estás abajo, el problema del Milán es que está jugando con fuego y se ve tan negro su futuro que esperemos que no se vaya a quemar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario