martes, 18 de marzo de 2014

Messi, Messi y 371 veces Messi


Por: Xavier Ballesté Buxó.

Tuvieron que pasar 87 años para que el Barcelona tuviera un nuevo líder en la tabla de goleadores del club, Lionel Messi se convirtió, con sólo 26 años, en el nuevo “rompe-redes” del equipo catalán http://www.youtube.com/watch?v=2M1F-hNrjaM.

Messi es sinónimo de gol, de buen futbol y de títulos, el futbolista argentino lo ha ganado absolutamente todo con el Barcelona. Así se han repartido todos los tantos del 10 del Barça: 233 en Liga, 67 en Champions, 29 en Copa del Rey, 10 en Súper Copa de España, 1 en Súper Copa de Europa, 4 en Mundial de Clubes y 27 en partidos amistosos.
Con lo que más marca Messi es con su pierna zurda, con la que ha anotado 307 goles, con la derecha anotó otros 49, 13 más con la cabeza, 1 con el pecho y 1 más con la mano. El astro argentino lleva 25 “Hat-tricks” en su carrera, 4 pokers y 1 repoker.
No es nada fácil llegar a esa cantidad de goles, y muestra de ello es la cantidad de años en donde el récord se mantuvo imbatido, ¿de quién era ese récord?

De Paulino Alcántara, un filipino que a la edad de 14 años firmó por el club catalán.
www.hdwallpaperspot.com
La historia de Paulino Alcántara es muy interesante desde sus inicios. El ex máximo anotador en la historia del club nació en Filipinas, era hijo de un militar español que estaba de servicio en ese país. A los 3 años su familia regresó a España y escogió Barcelona para residir, desde muy joven empezó a destacar en muchos deportes, pero fue el futbol el que más le llamó la atención y apenas a los 14 años firmó su primer contrato con el Barcelona, que pagó 2 pesetas por  él.
No tardó en debutar con el primer equipo y con sólo 15 años y 4 meses vio acción en su primer partido, la edad con la que debutó Alcántara sigue siendo récord del club. En su presentación, el Barcelona enfrentó al Catalá FC, rival más importante de aquel lejano año de 1912 y el partido fue memorable, Paulino firmó 3 goles y nunca más se cansó de perforar las redes rivales.
Los primeros 4 años de su carrera fueron espectaculares, pero en 1916 su familia decidió regresar a Filipinas, Alcántara, que no podía mantenerse económicamente por sí solo con el sueldo de futbolista, decidió viajar junto con su familia. Obviamente en Filipinas encontró equipo rápidamente e incluso salió campeón del país con el Bohemian Sporting Club.
Pero su andar en el exótico país terminó rápidamente. En 1918 el Barcelona, que vivía horas bajas, fue por el jugador y Paulino encantado aceptó regresar. Esos dos años fueron muy bien aprovechados por el jugador filipino, ya que al darse cuenta de que no podía vivir con un salario de futbolista, se puso a estudiar medicina.
Alcántara regresó a Barcelona y volvió a meter goles como si nunca se hubiera ido, ganó 5 Copas del Rey y 10 Copas de Catalunya, terminó anotando 369 goles en 357 partidos, más de un gol por cada 90 minutos de juego.
 Increíblemente Alcántara nunca jugó un partido de Liga Española, ya que se retiró en 1927 y la primera temporada liguera fue en la 28-29.

www.futebolecialtda.com.br

 La carrera de Paulino Alcántara pudo haber sido mucho más brillante, pero su gusto por la medicina le impidió hacer su leyenda más grande, y me refiero a que en 1920 fue llamado a formar parte del plantel que acudió a los Juegos Olímpicos de Amberes, pero Alcántara se negó a viajar debido a que tenía que acudir a unos cursos de medicina.
Al retirarse del futbol Paulino Alcántara, que ya era médico titulado, se enlistó en el ejército como doctor. Fue miembro de la Falange Española de Primo de Rivera, que intentó dar un golpe de estado, pero al fracasar emigró a Italia, donde fue parte del temible ejército de las Flechas Negras de Benito Mussolini y en donde llegó a tener el grado de teniente. En su regreso a Barcelona esto mencionó “La Vanguardia”, un periódico local:
 “Ha llegado con las tropas nacionales el doctor Alcántara, que pudo salir pronto del abismo marxista y, cara al sol y cara al enemigo, ha llevado una campaña brillantísima en la Sanidad del Caudillo, habiendo alcanzado el grado de teniente”.
Alcántara hizo historia y siempre será recordado, por eso fue esta pequeña remembranza hacia su persona, pero los reflectores son hoy sobre Leo, el 10 del Barça apenas lleva 371 goles con el club y digo apenas, porque si las lesiones lo respetan y mantiene una regularidad en su carrera, podrá ampliar sus registros hasta llegar a unos números que muy difícilmente serán algún día superados.







2 comentarios:

  1. No sabes cuánto gusto me da que haya este tipo de joyas, periodismo deportivo DE VERDAD, enhorabuena Xavier.

    ResponderEliminar
  2. Alcántara no se fue a Italia, participó con los italianos y se afilió a los Flechas Negras de Musolini como teniente.

    Un fascista de los pies a la cabeza... jajaja

    ResponderEliminar