lunes, 26 de mayo de 2014

EL TIEMPO PONE A CADA QUIEN EN SU LUGAR.



ANTONIO ABASCAL.

Carlo Ancelotti necesitó un año en el Real Madrid para conseguir el trofeo más preciado por los merengues, la Champions League. El italiano logró su tercer título como técnico para igualar a Bob Paisley como los únicos con ese número de “orejonas”; Ancelotti no llegó presumiendo ser “The Special One” o tramando teorías conspiratorias en su contra, tampoco culpó a la UNICEF cuando perdió dos veces en liga con el Barcelona. El ex jugador del Milán se dedicó a trabajar y al final logró sacar provecho a la plantilla más rica del mundo.
ph.sports.yahoo.com
La Champions que conquistó el sábado ante el Atlético de Madrid tiene muchos méritos futbolísticos, pero hay que empezar desde la pretemporada cuando el técnico italiano se encontró con un vestuario roto en el que la relación entre portugueses y españoles era inexistente y en el que algunos jugadores ni siquiera se hablaban tras las polémicas avivadas por José Mourinho.

www.itv.com
La primera decisión que tomó Ancelotti sorprendió al periodismo. Nombró como portero titular en la liga a Diego López y a Iker Casillas en Copa y Champions; la decisión generó una lucha leal entre dos buenos guardametas que alcanzaron un gran nivel en los torneos que disputaron; en muchas ocasiones, Diego López con sus atajadas permitió reacciones en partidos de liga y Casillas varias veces salvó a los merengues tanto en la Copa como en la Champions (más allá de que su mala salida ante el Atlético pudo costarle la derrota a su equipo).
in.news.yahoo.com
Luego, Ancelotti fue evitando las polémicas, acercó las posturas en el vestuario a tal grado que Sergio Ramos ya le dedicaba goles al lesionado, Cristiano Ronaldo.
El italiano también tuvo méritos futbolísticos ya que bajo su mando se consolidó el lateral derecho, Daniel Carvajal repescado tras su gran campaña en la Bundesliga, Isco dio pasos hacia el frente en labores de marca y el sábado tuvo sus dosis de protagonismo cuando ingresó como revulsivo ante la ordenada defensa rojiblanca.
www.prensalibre.com
En tres años, al frente de los merengues, José Mourinho ganó la afamada liga de los 100 puntos y una Copa del Rey ante el Barcelona. Nunca pudo lograr un doblete y obviamente se quedó muy lejos del triplete que prometió en su presentación.
fanaticosfutbol.wordpress.c..
Algunos hablan de que el portugués devolvió el protagonismo al Real Madrid, pero se les olvida que con esa plantilla las exigencias deberían ser más altas y para conseguir estos dos títulos, el portugués necesitó de un futbol bronco que se distinguía más por su dureza que por su brillantez y muchas veces dejó el famoso “señorío” blanco olvidado para conseguir sus fines.

extra.globo.com
Ancelotti apostó por un futbol que gusta en la Casa Blanca y en muchas ocasiones bordó un futbol de mucha calidad como en la semifinal ante el Bayern Munich y con su discreta postura estuvo más cerca de lo que los blancos entienden por “señorío”.

www.atlasinfo.fr
El Real Madrid es un justo campeón de Europa, pero el título no debe hacernos olvidar de su rival: El Atlético de Madrid, un equipo con menor presupuesto que su rival en la final o que el Barcelona; una escuadra que toda la temporada jugó al límite de sus fuerzas y que entendió a la perfección la idea de su técnico.
www.managingmadrid.com
El Atlético fue un equipo entregado, que peleó cada balón como si fuera el último y que terminó pagando su intensidad en el tiempo extra cuando las piernas ya no le respondían a sus jugadores y, sobre todo, ya no había cambios para refrescar a un equipo extenuado.

sg.news.yahoo.com
Los Colchoneros perdieron la final de la Champions de manera muy parecida a la de que también dejaron ir en 1974 con el gol de la igualada a pocos minutos del final y luego siendo borrados por su rival en el desempate; pero más allá de eso, hay que agradecer a estos guerreros y a Diego Simeone su manera de entender el futbol porque durante este ciclo nos han dejado varias de las mejores páginas que ojalá se repitan porque este Atlético sufrirá en el receso con un mercado hambriento de sus mejores jugadores.

www.realtotal.de

PUEBLA TAMBIÉN TIENE SU MENSAJE

El Atlético Nacional de Colombia logró su tercer título de liga consecutivo bajo el mando de Juan Carlos Osorio. El hombre que llegó al Puebla en 2012 pero al que no dejaron trabajar, ni quisieron traerle los refuerzos que pidió y que se tuvo que ir a mitad del campeonato ya es el estratega más ganador en la historia verdolaga.
comutricolor.com
El tiempo pone a cada quien en su lugar y mientras Osorio goza del éxito en su país y grita a los cuatro vientos que le gustaría una oportunidad en la selección nacional, aquí el Puebla de la Franja sigue dando tumbos, sin un proyecto sólido y sin dar visos de cambio.

www.antena2.com.co
Desde que Osorio se fue el Puebla ha tenido 5 técnicos: Daniel Bartolotta, Daniel Guzmán, Carlos Poblete, Manolo Lapuente y Rubén Omar Romano y ninguno ha conseguido levantar una franquicia que otra vez estará atormentada por el fantasma del descenso.

sports.terra.com
Y los que no dejaron trabajar a un hombre capaz y serio como Osorio ni siquiera han encontrado trabajo en otra franquicia del futbol mexicano.
El Puebla desperdició una oportunidad mayúscula con Juan Carlos Osorio, pero lo que es peor es que la desaprovechó para apostar por una mediocridad de la que no ha podido salir porque carece de un proyecto y sólo parece estar destinado a sobrevivir, sin estar a la altura de su historia y de su afición.

www.atlnacional.com.co

2 comentarios:

  1. muy interesante tu punto de vista, muy certero con lo de el madrid y con lo del atletico, con lo del puebla a lo mejor te sale el coraje por ser seguidor de tal equipo, a tal grado que pareciera una columna de un comentarista amarillista que hace ver a un apoteocico juan carlos osorio cuando no un hombre va a venir hacer milagros, en el puebla hace falta dinero y toda una estructura que sepa de futbol!!! saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Claro que hace falta una estructura y que un hombre no puede hacer milagros, pero es el único que traía un proyecto sólido y que sabía lo que quería hacer con el equipo y no lo dejaron trabajar.

    ResponderEliminar