miércoles, 11 de junio de 2014

PARA BRASIL ES MUCHO MÁS QUE FUTBOL.



Por: David Alberto Badillo.

Llegó el mundial de futbol damas y caballeros. Con él, el momento que paraliza al mundo en torno al balón. Porque todos, a favor o en contra, con bases sólidas o sin ellas, hablan del evento. Arribamos al vigésimo campeonato mundial y la sede es la casa por antonomasia del futbol.
www.taringa.net
“Once pares de botas no son la patria”. En ningún país y en ningún momento el futbol forma parte de lo más importante de la agenda nacional, de la vida económica, política y educativa. Lo sabemos, como sabemos también que el futbol no inmiscuye temas de patriotismo.
Sin embargo – y se trata de una opinión absolutamente personal – existe una excepción que confirma los axiomas y reglas que disocian al futbol de la cultura de un país, el caso de Brasil.
Para Brasil el futbol, la selección, los mundiales y en particular un mundial que se lleva a cabo en su país reviste una importancia incalculable e inefable, forma parte del sentimiento brasileño en su más pura expresión.

hoydeportes.com
Pocos recordarán ya el lejano mundial de 1950 en el que la depresión alcanzó niveles inimaginables en el colectivo de una población que veía cómo su selección caía derrotada ante Uruguay. El trauma vivido hace 64 años acompaña a la rica historia de Brasil en el futbol, es quizás la piedra de toque en la historia de un deporte que después se encargaron de enseñorear y dominar con el gran Pelé como estandarte icónico e inmortal, del futbol y de Brasil.
emigrantenews.com
El brasileño nace con el balón de futbol pegado al pie, no son los inventores de este deporte pero sí son los que lo han llevado a un grado artístico que ni la evolución ni el profesionalismo del balompié profesional le han podido despojar.
Quizás la actual versión brasileña no cuenta con el lustre de otras selecciones que han embelesado al mundo y que han conquistado en cinco ocasiones ya el mundial. Se trata de una selección con no tanto poderío y ataque desquiciante como nos había acostumbrado el scratch.
www.nacion.com
Las turbulencias acompañaron a Brasil durante todo el proceso que desemboca en su mundial. Por ser el anfitrión no se eliminó para llegar a la copa del mundo del 2014, sus partidos fueron casi todos de carácter amistoso, y los torneos  oficiales en los que participó no auguraban gran éxito.
Con Mano Menezes como director técnico Brasil no ganó ni la Copa América ni el oro de los Juegos Olímpicos que perdió con México. Con la preocupación principal de ganar y si se podía de jugar bien como se espera de Brasil, se contrató a Luiz Felipe Scolari como entrenador.
misnotasyapuntes.blogspot.c...
Religioso ciento por ciento, ganador, gran estudioso y campeón del mundo con Brasil en 2002, Scolari encaminó a Brasil por el sendero ganador y de la  mano de Neymar ganaron en su casa el ensayo previo al mundial, la copa confederaciones del 2013, derrotando además al gran dominador del futbol en los últimos años: España.

www.mundodeportivo.com
Los avatares brasileños y la presión, o más bien la obligación de ganar su mundial han provocado que no podamos ver al Brasil de otros mundiales, porque además no cuenta con los elementos de otra época.
Si el mundial no fuera en Brasil seguramente la verdeamarela no figuraría como una de las selecciones favoritas para llevarse el mundial. Pero la localía, con todo lo que implica, convierte a Brasil en el favorito. Sí, la localía pesa, pesa mucho en un mundial y si el mundial es en Brasil pesa más.
www.ecuadoronline.ec
Con todo lo anterior uno podría pensar que en Brasil todo el mundo está metido con su selección esperando que se den los resultados y que Brasil entero se sacuda la maldición de 1950, pero no es así.
Los niveles de disconformidad entre el pueblo brasileño por el gasto que se ha hecho para albergar el mundial son altísimos. No sería descabellado pensar que son más los inconformes que los satisfechos en el amazónico país con la realización del mundial.

www.imagenpoblana.com
Para muchos, sobre todo los orquestadores de todas las manifestaciones políticas sociales que se llevan a cabo, lo mejor sería que Brasil fracasara en la copa del mundo. Por dos motivos, el revés para todo el aparato mediático - político brasileño, y porque los partidarios del futbol podrían contagiarse del pesimismo social de los manifestantes. Las imágenes que hemos visto los últimos días desde Brasil son relato vívido del sentir brasileño y de sus manifestaciones.
Legítimas son las inconformidades y las protestas del pueblo brasileño, tendrán cabida en el mundial y podrán coexistir con la fiesta de los demás, de los seguidores del futbol.

copamundialdefutbolbrasil20...
Brasil ha demostrado ser un país demócrata, con problemas en otros sentidos pero con cabida para el disentimiento público. Es año de elecciones, el 5 de octubre se llevarán a cabo elecciones presidenciales, los tres principales pre-candidatos a la presidencia brasileña son: Dilma Rousseff (PT), Aécio Neves (PSDB) y Eduardo Campos (PSB).

www.primicias24.com
El gobierno de izquierda de Luis Inácio Lula Da Silva, arquetípico según los enterados en política en cuanto a los modelos de un gobierno de izquierda, consiguió el mundial del 2014 y probablemente no midió las repercusiones que tendría un compromiso de tal dimensión.
Por ello me parece que no se puede tocar tan a la ligera el tema de las manifestaciones brasileñas. Sobre todo en nuestro país, en México que trata de establecer una democracia y que quizás por lo mismo no alcanzamos a entender con precisión todos los intríngulis de una situación así.
www.elmundo.es
Lanzarse desbocadamente al ataque maldiciendo al futbol, a la FIFA,  o al gobierno brasileño sería una postura parcial y ajena para México, tan peligrosa y sesgada como lo sería descalificar todo el movimiento que se vive en Brasil.
Carne de cañón le sobra a cualquier manifestación, tanto a los pro futbol, como a los anti copa del mundo en Brasil. La invitación sería que cada quien albergue con su propio criterio una idea y un concepto, su reflexión y su gusto o aversión por el futbol.
Para Brasil el futbol representa uno de los principales ingresos por exportación,  con todo respeto para los futbolistas. Forma parte de su producto interno bruto. Que se manifiesten en paz y que podamos ver un gran mundial de futbol sería el deseo.

www.futbolsapiens.com
Para nuestra selección toda la suerte, que tenga éxito y juegue con estilo, espíritu y carácter. Los que no nos obcecamos con cualquier relumbrón consideramos complicado que ocurra, por los antecedentes. Pero como dicen por ahí, cualquier cosa puede pasar. Es futbol y hay cabida para todo.
bolavip.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario