lunes, 14 de noviembre de 2016

PASO A PASO.


ANTONIO ABASCAL.

Rafael Márquez, un hombre de 37 años y que llegará a Rusia 2018 ya con 39 cumplidos, exorcizó los demonios y con un gol en el minuto 89 le dio a México una victoria de 2-1 sobre Estados Unidos en la cancha maldita de Columbus, para arrancar el hexagonal final de la CONCACAF con tres puntos muy valiosos como visitante; de inmediato, aparecieron los jilgueros de siempre para elevar a la categoría de héroes a estos futbolistas que dieron una gran primera parte, que se complicaron en la segunda a tal grado que Alfredo Talavera resultó clave y que al final supieron levantarse para conseguir el importante triunfo https://www.youtube.com/watch?v=V7cPe1h5_qw.

Info7
Hubo algunos que de inmediato en redes sociales compararon a Márquez Álvarez con Pancho Villa por aquello de la “invasión” a Estados Unidos, y otros, sacaron pecho para defender a Juan Carlos Osorio, aunque algunos otros siguieron sin concederle méritos al técnico colombiano, en una muestra de que la prensa deportiva mexicana tampoco aprende y sólo analiza a través del resultado, prefiere irse a la fácil y elevar las expectativas como si el pasado reciente no hubiera dado razones suficientes para ser cauto.
The Guardian
Por este triunfo en Estados Unidos Juan Carlos Osorio no es mejor técnico que antes; como tampoco era el peor técnico del mundo tras el escandaloso 0-7 de la Copa América frente a Chile. El colombiano es un hombre con defectos y virtudes que ha tratado de hacer un trabajo serio con la selección mexicana, más allá de que estemos de acuerdo con sus convocatorias y su política de rotaciones. Hasta el momento, Osorio acumula resultados muy llamativos como visitante porque ha roto rachas muy largas sin ganar en canchas como San Pedro Sula en Honduras, el territorio canadiense (no se lograba desde 1993) y ahora Columbus donde siempre se había perdido y nunca se había anotado gol, pero esto es sólo el inicio de su trabajo, que más allá de calificar al Mundial (algo que se ha conseguido siempre desde Estados Unidos 94), tiene retos como la Copa Confederaciones del próximo año y ese famoso paso que ha faltado en las últimas Copas del Mundo.

LA Fm
El primer lapso de los mexicanos fue muy bueno, con los jugadores foráneos marcando la diferencia. Carlos Vela dio un muy buen partido arrancando desde la izquierda, Giovanni Dos Santos no tuvo tanta claridad pero una pelota que peleó del centro a la izquierda derivó en el gol de Miguel Layún, mientras que Javier Hernández estuvo voluntarioso como siempre y gozó de alguna ocasión frente al arco estadounidense; en medio campo, Guardado tuvo que abandonar por lesión y eso fue uno de los factores que afectaron en el segundo tiempo, donde Diego Reyes tuvo que dejar su lugar por estar amonestado lo que significó un gran desajuste defensivo que aprovechó el cuadro local para reaccionar. Hay que destacar que México supo ganar un partido en el que ya no era dominador, en el que Estados Unidos buscaba la portería rival con más ahínco y en el que tuvo que superar un flojo partido de Héctor Herrera en la parte medular de la cancha, ya se equivocó siempre en la toma de decisiones y perdió muchos balones incluyendo el lujo innecesario que costó la primera tarjeta amarilla a Carlos Salcedo.
La Afición - Milenio
Sin embargo, más allá de la dulce victoria, esto apenas comienza. México deberá encontrar la manera de ser más parejo en sus actuaciones y deberá empezar mañana martes cuando visite a Panamá que también arrancó con victoria como visitante y es uno de los países de la zona que más ha crecido, que tiene a un director técnico serio y con más experiencia que Osorio en lo que respecta al trabajo con selecciones nacionales https://www.youtube.com/watch?v=fD0oUe_MFQc.

FIFA.com
El verdadero reto para Juan Carlos Osorio es conseguir regularidad con el equipo nacional. Eso que no han logrado ni el amado Miguel Herrera, ni los antecesores del “Piojo” y que obviamente, Osorio Arbaláez no ha podido implantar en lo que llevamos de su gestión. Ese mal endémico del futbol mexicano que se repite hasta la saciedad en los clubes nacionales capaces de ofrecer un gran nivel durante 30 minutos, para después caerse en el mismo partido; jugadores que llaman la atención pero que son incapaces de mantenerse ahí por mucho tiempo. Nosotros criticamos las rotaciones de Osorio, pero hay algo que debemos reconocer: Nuestros futbolistas no mantienen el mismo nivel de juego, de un partido a otro.

La Gran Época
Claro que hay excepciones como las de Rafael Márquez quien busca su quinta Copa del Mundo para empatar a su compatriota Toño Carbajal y Lothar Matthaeus de Alemania. El michoacano también ha cometido errores en su carrera como seleccionado nacional como la roja en Corea- Japón 2002 ante los mismos Estados Unidos, la mano en Alemania 2006 contra Portugal o algún otro, pero su liderazgo, técnica ya sea como central o como medio de contención y su personalidad no se ha podido encontrar porque Héctor Moreno no acaba de crecer tanto como se espera de él. Es cierto, que el viernes todos festejamos la actuación de Márquez Álvarez pero en el fondo hay algo que inquieta: ¿Quién tomará la estafeta cuando el hoy rojinegro del Atlas se retire? ¿Por qué nos está costando tanto trabajo encontrar a líderes como el propio Márquez o antes  Cuauhtémoc Blanco?

Info7
Nuestro futbol es una máquina come técnicos, a muchos no les cae bien Juan Carlos Osorio, otros le restregaran siempre el 0-7 de Santa Clara, pero se nos olvida que los técnicos trabajan con una materia prima y que en México llevamos mucho tiempo esperando que la generación de 2005 (campeona mundial sub 17) termine de explotar, pero lo cierto es que nos henos acostumbrado a pequeños éxitos a cuenta gotas con jugadores que prefirieron el exilio dorado del Galaxy o con otros que necesitan estar muy de vena para aceptar la invitación del “Tri” como Carlos Vela, sin dejar de mencionar que la generación de 2011 (campeona mundial sub 17) prácticamente ha  desaparecido.

Goal.com
Fue una gran victoria, especialmente dulce por la conjunción de hechos tras la elección en Estados Unidos, pero el hexagonal apenas inicia y hay que recordar que hace cuatro años, México no fue un buen local en el Estadio Azteca. Rusia 2018 se acercó pero el reto está en mejorar las actuaciones y en ir partido a partido sin caer en los excesos de confianza que tanto daño han hecho.

Goal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario