viernes, 18 de noviembre de 2016

REGRESO A LA LIGA BANANERA.


ANTONIO ABASCAL.

El futbol mexicano dejará de participar en la Copa Libertadores debido al absurdo cambio de calendario que planteó la CONMEBOL para un torneo con una gran tradición, desgraciadamente cada vez peor organizado; pero tal parece que los directivos de los clubes de nuestro país tomaron esta modificación como el pretexto que estaban buscando para abandonar el torneo sin tanta presión por parte de la opinión pública. Inmediatamente hemos escuchado justificaciones y nuevos planes como la posible creación de un torneo conjunto con la MLS, como si con esto se  equiparara el nivel que ofrece la Copa Libertadores.
Apurogol.net
Las voces que apoyan la medida consideran que el torneo sudamericano nunca le dio importancia al futbol mexicano, que siempre nos trataron mal y que tampoco ayudó a mejorar el nivel competitivo de jugadores y clubes, al tiempo de presumir que CONMEBOL será la principal afectada porque perderá millones de dólares por patrocinadores y derechos de transmisión.

archivo.e-consulta.com
A todos ellos se les olvida que existen dos parteaguas para el futbol nacional hasta ese entonces sin posibilidades de competencia real en CONCACAF. El primero de ellos fue la llegada de César Luis Menotti a la dirección técnica de la selección tras el fracaso de Manolo Lapuente en la Copa Oro de 1991 donde el equipo tricolor ni siquiera pudo calificar a la final https://www.youtube.com/watch?v=0PAhB6SjbVQ. La presencia de Menotti significó que equipos importantes voltearan a ver a la selección para jugar partidos amistosos, se perdió el miedo a viajar por Europa y el discurso del argentino permitió que algunos jugadores creyeran más en sus posibilidades; junto al campeón del mundo en Argentina 78, los directivos mexicanos Emilio Maurer y Francisco Ibarra iniciaron las negociaciones para participar en la Copa América, el torneo regional más antiguo a nivel de selecciones y que ha organizado siempre la CONMEBOL.

Portada Nacion.com 
Menotti ya no pudo llegar a la Copa América de 1993 por el golpe de estado en la Federación Mexicana de Futbol y el regreso del Imperio televisivo al poder, pero el nuevo estratega Miguel Mejía Barón supo aprovechar el trabajo del argentino, fue sabio al implantar su propio toque sin cambiar del todo lo que ya proponía la selección y el resultado fue un excelente futbol y un equipo que contra todos los pronósticos llegó a la final para perderla con Argentina https://www.youtube.com/watch?v=nXKYTpUUZOk.

Ovación Deportes
Hasta ese momento, en los mundiales, México era un habitual pero incapaz de alcanzar cierto protagonismo. Era uno de los equipos más goleados, sólo había clasificado a la segunda ronda en las justas celebradas en casa, pero apenas acumulaba una victoria en una Copa celebrada en otro país: La de Chile 62 frente a Checoslovaquia de la mano de Nacho Trelles https://www.youtube.com/watch?v=LYit6xu1zxw. A partir de la participación en Copa América, la personalidad del equipo mexicano creció y tuvo un pequeño salto que le ha permitido meterse a la segunda ronda de los últimos seis mundiales.
anotando fútbol
En 1998, Alejandro Burillo Azcárraga cerró las negociaciones con CONMEBOL para que los clubes mexicanos pudieran participar como invitados en la Copa Libertadores; de esta forma, Cruz Azul estuvo cerca de conseguir el campeonato en 2001 generando una gran expectativa que obligó a llevar sus partidos al Estadio Azteca https://www.youtube.com/watch?v=yImtoD3ZlBE; América también fue protagonista, lo mismo que Chivas y los Tigres, con estos dos últimos equipos alcanzando nuevas finales.

Expansión
Pero la arrogancia e ignorancia del futbol mexicano siempre estuvo presente, al igual que cierto menosprecio sudamericano. Las polémicas arbitrales potenciaron el victimismo azteca, al tiempo que desde la Federación Mexicana nunca se ayudó a los equipos participantes complicándoles el calendario. Tras años de aceptación, hubo un viraje y el discurso cambió para dar paso a un desprecio del torneo continental. Ese discurso tuvo  éxito, porque los aficionados pronto se cansaron, la respuesta ya no fue la misma y en general el  entorno dejó de valorar a la Copa Libertadores.

Diario de México
CONMEBOL puede perder millones de dólares por la salida de los equipos mexicanos, pero quien pierde más es el futbol mexicano. Nuestros clubes y jugadores perderán la posibilidad de roce con futbolistas llenos de calidad y más cancheros, perderán la posibilidad de estar en una competencia más exigente lo que te hace ser mejor. Salir de la Libertadores es volver a los tiempos donde estábamos en una burbuja, donde se acuñó el término “gigante de la CONCACAF”, quedarnos sin ese torneo significará que el discurso regionalista habrá ganado. El Imperio volverá a estar contento porque otra vez podrá permear su idea de superioridad en el área, sin necesidad de compararnos con clubes más poderosos en lo deportivo.

Mediotiempo
La ruptura entre México y CONMEBOL es un ejemplo de que la arrogancia no es buena consejera. La mexicana creyendo ser mejor de lo que es, aunada a la superioridad económica junto con la cerrazón de los sudamericanos, gracias su gusto por cuidar los centavos por encima de lo deportivo, llevaron a esta situación.
Apurogol.net
Del lado mexicano existe otro factor: El conformismo. Los directivos mexicanos y los medios que toman decisiones prefieren ganar eternamente la CONCACAF liga de campeones, calificar a todos mundiales (no sin ciertos sobresaltos) que dar otro tipo de pasos como volver a los torneos largos lo que podría cuadrar la agenda con CONMEBOL, o de plano dar el paso grande y cambiar de confederación, pero eso significaría ganar menos e ir a menos mundiales.

Laguna Deportiva
Australia mostró el camino al abandonar Oceanía para participar en Asia, es cierto que su equipo varonil ya ganó dos boletos mundialistas en esa zona y que ahora es campeón regional e irá a la Copa Confederaciones, pero sus selecciones con límite de edad se han quedado fuera de Mundiales o de Juegos Olímpicos, algo que también les ha sucedido en la rama femenil; un mal momentáneo comparado con un bien mayor que será el aumento de competitividad. Esa hambre de crecimiento es la que falta en los actuales directivos mexicanos. Ellos prefieren jugar contra equipos de la MLS, ganar la liga de campeones de la CONCACAF, alimentar el sueño en mundiales de clubes o de selecciones nacionales para potenciar el consumismo, pero no el desarrollo deportivo.

Puebla On Line
Quedarse fuera de la Libertadores es esconderse, quedarse fuera de la Libertadores es perder competitividad, quedarse fuera de la Copa Libertadores es regresar a una liga bananera donde existe la multipropiedad, donde hay directivas que no cumplen sus obligaciones fiscales y de pagos con los jugadores, es permitir declaraciones como las de Sergio Bueno: “siempre hay un roto para un descosido” cuando fue interrogado sobre la posibilidad de que los futbolistas no quieran ir a Chiapas por la falta de pago.
La Taberna
Esa liga bananera ha producido un torneo de Copa que a nadie interesaba hasta que apareció el incentivo deportivo de ir a la Copa Libertadores, ahora sin ella, ¿regresará a ser muy x y su existencia se deberá a la necesidad de las televisoras de cable como sucedió hace algunos años?

Publimetro
Nuestra liga es un mundo aparte. Tan sui generis, que al no tener contacto con la realidad y la competencia internacional puede regresar a la falta de competitividad. 

Futbol Total

No hay comentarios:

Publicar un comentario