miércoles, 28 de diciembre de 2016

EL FRACASO DEL AMÉRICA.

.
ANTONIO ABASCAL.

Un equipo grande está obligado a fijar metas altas, pero cuando no las alcanza hay una palabra para definir su temporada: Fracaso. Más allá de filias y fobias hay que reconocer que el América es un equipo grande en México, el hecho de ser el máximo ganador de ligas en nuestro país, su arrastre para bien o para mal, y hasta el sistema de mercadotecnia que lleva atrás, así lo demuestran, por lo que el hecho de no ganar algún título en el semestre en el que festejaba su centenario debe ser señalado como un sonoro fracaso.

Códigos Estadio
A su regreso del Mundial de Clubes, donde el equipo falló en su objetivo de buscar el tercer lugar del torneo, Ricardo Peláez se burló de los que consideraron la  participación americanista un fracaso. El Presidente Deportivo del América, aseguró que ojalá su equipo siguiera fracasando en referencia a la regularidad que ha alcanzado desde que él se hizo cargo de las decisiones deportivas. Y aunque hay que reconocer que bajo el mando de Peláez Linares, el América ha regresado a su lugar de protagonismo en el futbol mexicano, también hay que señalar que en el caso específico del Mundial de Clubes, los de Coapa sí fracasaron porque más allá de vencer al Jeonbuk  y avanzar una ronda más en referencia a lo que vivieron en 2015 https://www.youtube.com/watch?v=QPviwGPZv_k, no fueron rival para el Real Madrid (que a medio gas los derrotó 2-0 https://www.youtube.com/watch?v=UDaY3eyVay8) y luego fueron incapaces de vencer al Atlético Nacional en el juego por el tercer y cuarto lugar con lo que no consiguieron la meta que ellos mismos se habían planteado: Alcanzar el pódium del torneo internacional https://www.youtube.com/watch?v=fQaM9aUxCl8.

Inicio - Eurosport
Luego está el tema de Ricardo Antonio Lavolpe, el América apostó por el veterano técnico y es verdad que desde ese momento sólo perdió contra Real Madrid (en la estadística, los juegos que se van a penales cuentan como empates), pero el argentino tampoco pudo darle brillo al Centenario americanista. De 19 partidos que disputó, 13 de liga ya contando la liguilla, tres del mundial de clubes y tres de copa, Lavolpe consiguió 8 triunfos, 10 empates y la derrota ya consignada ante los merengues, sin embargo, para conseguir dichos números el estratega tuvo que traicionarse a sí mismo y renunciar a un estilo que había defendido y pregonado en los más de 30 años de trayectoria que lleva como técnico.
Regio Deporte
El América no contrató a Lavolpe para no perder sino para ganar y el resultado final no se consiguió, eso se llama fracaso. Además, el cuadro capitalino justificó el cese de Ignacio Ambriz y la llegada del argentino como un intento de regresar a la espectacularidad que casi siempre ha ido ligada a los de Coapa; espectacularidad que estuvo ausente en este periplo de 19 partidos, porque más bien, Lavolpe le dio continuidad a la idea de juego que ya tenían las Águilas, con un mejor trabajo táctico, una escuadra más ordenada, con la apuesta del chamaco Edson Álvarez, pero sin utilizar el llamado “lavolpismo”, a pesar de la promesa de su auxiliar, Rafael “Chiquis” García al finalizar el partido de los Octavos de Final de la Copa ante Veracruz, cuando aseguró que el estilo de Lavolpe se vería después de la fecha FIFA de Octubre.

Regio Deporte
Fuera de la cancha, el festejo por el centenario resultó desteñido (como el uniforme que las Águilas utilizaron), no hubo un partido conmemorativo, el homenaje a las figuras  históricas del equipo careció de impacto y, de hecho, quedó la impresión de que esos ex futbolistas merecían un mejor trato, un reconocimiento mayor y luego vino la vergüenza internacional cuando se plagió el himno del Sevilla en lo que supuestamente era el himno conmemorativo del centenario del equipo de Coapa https://www.youtube.com/watch?v=hhTVpydkSJU.

Record
Así que el América sí fracasó en este semestre; Ricardo Peláez podrá tirar de arrogancia, de sarcasmo, incluso podrá ir a las estadísticas que le son muy positivas, pero en este torneo en particular su equipo no estuvo a la altura de lo que se le exigía para estar acorde con la efeméride; además no hay que perder de vista que la final ante Tigres fue sui generis porque se jugó con 15 días de diferencia entre las semifinales y los dos juegos por el título. Esto generó que un equipo perdiera ritmo futbolístico y, otro, el América, llegara cansado de un viaje muy largo pero mucho más conectado y tampoco supo aprovechar esa situación, como tampoco supo manejar la ventaja conseguida en Monterrey y como tampoco supo afrontar las tandas de penales frente a Chivas en Copa, Atlético Nacional en el mundial de clubes y en la final frente a los felinos https://www.youtube.com/watch?v=B2reoT6E_bw.

La voz de Querétaro
De tal forma, el América ahora está en reconstrucción. Se han ido ya Moisés Muñoz (mal tratado por la directiva https://www.youtube.com/watch?v=K4X66gLyWM8&t=87s), Hugo González, Osvaldo Martínez y Ventura Alvarado; se pusieron como transferibles a Rubens Sambueza, Carlos Darwin Quintero, Erick Pimentel y Luis Donaldo Pineda; llegaron Agustín Marchesín, Oscar Jiménez y el paraguayo Christian Paredes, aunque todavía habrá más altas; sin embargo, Ricardo Peláez debería entender que la arrogancia no es una buena compañera para un directivo y que la forma en la que trató a los hombres que dejaron la institución no fue la correcta, por lo que la apuesta americanista de renovación podría salir muy cara.

| ESTO
Y eso nos lleva a las preguntas finales: Si el América no fracasó este torneo ¿por qué dejar ir a figuras como Muñoz y Osvaldo Martínez, además de poner transferibles a dos pesos pesados como Sambueza y Quintero? ¿Por qué buscar más altas cuando prácticamente no tendrán pretemporada, aunque los capitalinos empezarán el torneo más tarde que los demás ya que Jaguares aceptó posponer la fecha 1, por lo que debutarán hasta el 15 de Enero visitando al Toluca? ¿Por qué Peláez le tiene miedo a las palabras para calificar el torneo, pero fue alegre a la hora de prometer resultados?

La Afición - Milenio

No hay comentarios:

Publicar un comentario