lunes, 5 de diciembre de 2016

NAVIDAD FUTBOLERA


ANTONIO ABASCAL.

Imaginemos, sólo por un momento, que uno de los finalistas del Apertura 2016 no es el América, pero que ese imaginario equipo también tiene el compromiso del Mundial de Clubes; en este mismo espacio estaríamos comentando lo mismo: La calendarización de la Liga MX fue muy mala porque no se puede parar la lucha por el campeonato durante dos semanas, no se puede frenar el desarrollo de un equipo que ahora tendrá que entrenar sin ritmo competitivo a la espera del regreso de su rival. Los jerarcas de la liga tuvieron tres torneos para  solventar esa situación y evitar lo que sucederá en la Navidad de este año.
La Afición - Milenio
Con méritos propios Tigres https://www.youtube.com/watch?v=E0EcmwUXXzk y América se volverán a ver las caras en una final https://www.youtube.com/watch?v=s0XSL-OZGDM. Ambos equipos han hecho bien las cosas en la liguilla, mostrando una gran solidez en el caso del equipo capitalino y con un despertar cercano al nivel que se le pide en todos los partidos en el caso del cuadro norteño; en la cancha, no hay que objetar el pase de estas dos escuadras que son dirigidas por verdaderos zorros en la banca.

Don Tachón
Un torneo que arranca con prisas, que es el primero que inicia, que apenas da tiempo a las vacaciones de jugadores y que ha reducido la pretemporada, ahora tiene un grave problema: Las condiciones no serán las mismas para la final, porque Tigres deberá parar quince días y el América se mantendrá en ritmo de juego, primero con su duelo ante el coreano Jeonbuk que se llevará a cabo el próximo domingo 11 de Diciembre, si las Águilas no son sorprendidas como hace un año, se medirían al Real Madrid el 15 de Diciembre y así asegurarían el duelo por el tercer y cuarto lugar, es decir, en caso de una victoria frente a la escuadra de Corea del Sur, los americanistas tendrían tres partidos antes de la final del futbol mexicano.
El Financiero
Si el torneo arrancó antes ¿cómo es que llegamos a esto? La respuesta es por la falta de planeación, mientras Decio de María y Enrique Bonilla presumen acerca de la calidad de la liga MX, la verdad es que nuestro futbol tiene una hermosa envoltura pero por dentro es un producto con serios indicios de putrefacción que ya hemos tocado en anteriores entregas. Toda esta problemática se hubiera solucionado con otra fecha doble, lo que significaría que el torneo hubiera finalizado ayer y así las Águilas podrían emprender libremente el viaje a su aventura japonesa, pero la fase de grupos de la Copa Muy X trastocó los planes; otra vez, la importancia de los compromisos comerciales antes que los deportivos.
Mediotiempo
La Copa en su fase de grupos no interesa, pero es parte de un compromiso con una marca cervecera y con televisoras de cable. Si el torneo se jugara a eliminación directa sería un formato más llamativo para los aficionados, jugadores y equipos, además de que hubiera liberado una fecha para jugar la liga a media semana. Hacer un torneo de Copa con fase de grupos significa más partidos, más menciones para la cervecera patrocinadora y más partidos para las televisoras.

AS México
No es culpa de las fechas FIFA, ni de los compromisos internacionales porque esos duelos ya están fijados de antemano y se conocen, el problema es que la Liga MX sólo quiere más comercialización y ahora, de cierta manera, está adulterando la final ya que los equipos no llegaran en las mismas condiciones.
Deportes - Terra
Pero además, esta final para Tigres y América en lugar de premio a los que mejor hicieron las cosas a la hora de la verdad, puede convertirse en castigo ya que el Clausura 2017 arrancará el primer fin de semana de Enero, es decir, Tigres recibiría a Santos y Jaguares al América el sábado 7 de Enero; lo que nos lleva a concluir que norteños y capitalinos no tendrán pretemporada porque deberán dar una semana de vacaciones  a sus jugadores y tras ella, ya deberán preparar el partido de la jornada 1. Otra vez, las circunstancias del torneo no serán equitativas porque estos equipos tarde o temprano echarán de menos la pretemporada física.

La Afición - Milenio
Esta absurda calendarización, esta prisa por jugar torneos cortos, por iniciarlos lo más rápido posible para que las televisoras estén contentas,  genera otros problemas que nos llevan a ese contenido putrefacto del que ya hablábamos líneas arriba: América en plena liguilla ya ha realizado movimientos mandando a Osvaldo Martínez y Ventura Alvarado a Santos, a cambio de Agustín Marchesín lo que abre una gran incógnita en torno al futuro de Moisés Muñoz (quien por cierto, ayer volvió a salvar a las Águilas). Martínez y Alvarado jugaron ayer, pero este nuevo truque entre los de la comarca y los capitalinos también sirve para demostrar que los clubes mexicanos tratan al futbolista como mercancía.

El Universal
De tal forma, Ricardo Ferreti deberá ser muy inteligente para gestionar estas dos semanas sin jugar, para evitar en la medida de lo posible que la inactividad rompa el ritmo que sus Tigres habían alcanzado justo en la liguilla.

Grupo Multimedios
América, que tampoco es culpable de esta situación, deberá hacer un  mejor mundial de clubes que hace un año y evitar la eliminación tempranera a manos del Jeonbuk, para llegar a ese partido que su afición sueña contra el Real Madrid.

encontacto.mx
Mientras tanto, Enrique Bonilla deberá desempolvar su traje de Santa Claus para estar acorde con las fechas durante la ceremonia de premiación del próximo 25 de Diciembre; nuestra ilógica liga abre un paréntesis para preparar una final que se jugará 15 días después de las semifinales, para demostrar que cuando uno pensaba que ya había visto todas las malas decisiones posibles, nuestros dirigentes son capaces de una nueva aberración.    

Periódico Correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario