lunes, 9 de enero de 2017

DISECCIONANDO LA DERROTA.


ANTONIO ABASCAL.

Una derrota en casa ante Monterrey para empezar el campeonato era algo previsible si atendíamos a los planteles de ambos equipos; numéricamente es un resultado que complica al Puebla en el tema porcentual ya que Morelia y Veracruz ganaron por lo que se acercaron a 8 y 6 puntos, respectivamente; sin embargo, al analizar los cómos, hay que reconocer que los Camoteros volvieron a jugar a tope y que estos jugadores no tienen la culpa de la forma en la que se debilitó al equipo o de las malas decisiones de la directiva. Ellos se mataron en la cancha y para derrotarlos se unieron la mayor pegada de los regiomontanos y un grave error arbitral https://www.youtube.com/watch?v=yIGgT98OlbI.

AGENCIA: ENFOQUE
La Comisión de Arbitraje (a la que varios rumores sitúan cerca de otro golpe de estado ahora en contra de Edgardo Codesal) decidió arrancar el torneo con varios árbitros novatos en Primera División. Adalid Maganda, un guerrerense de 32 años de edad, con poca experiencia en el Ascenso Mx ya que su debut se produjo el 24 de Julio de 2015 en un Venados vs Mineros de Zacatecas y que el pasado 7 de Agosto de 2015 sufrió insultos racistas en un partido de Copa entre Pachuca y Atlante fue el árbitro elegido para pitar el Puebla vs Monterrey. Su trabajo perjudicó a los Camoteros al no expulsar a Edgar Castillo por doble tarjeta amarilla y luego en la recta final del partido se inventó un penal que definió el partido a favor de los visitantes.

AGENCIA: ENFOQUE
Ese es el riesgo de apostar por árbitros novatos y la Comisión de Arbitraje debería entender que a los partidos de Querétaro, Puebla, Jaguares, Veracruz y Morelia no puede designar a nazarenos con poca experiencia porque estas cinco escuadras partido a partido se están jugando la permanencia en el máximo circuito; un punto ganado o perder tres pueden ser la diferencia entre quedarse o caer al abismo.
AGENCIA: ENFOQUE
Ahora bien, en lo que respecta al Puebla de la Franja hay que destacar que el equipo (con tres bajas sensibles como Patricio Araujo, Jerónimo Amione y Francisco Torres) jugó al tope de sus posibilidades y que por esfuerzo no paró. De hecho, ese coraje contribuyó a emparejar un juego que lucía muy disparejo.  Mientras Monterrey volvió a lucir su actitud de perdona vidas, con varios jugadores lejos de su mejor versión como Carlos Sánchez o Dorlan Pabón, en el Puebla todos jalaron parejo y eso habla bien del trabajo del entrenador. La presencia de Oscar Rojas como lateral derecho le dio mayor solidez a los poblanos, mientras que el regreso de Carlos Gutiérrez a la lateral izquierda también ayudó ofensivamente.

AGENCIA: ENFOQUE
Algo plausible de Ricardo Valiño y de su equipo es que a pesar de las bajas, no se perdió la intención de hacer daño al rival, el Puebla peleó con sus argumentos, el mediocampo intentó tocar el balón con un David Toledo en gran forma, mientras que Francisco Acuña hizo su esfuerzo hasta que se cansó, lo que dio pie al debut del argentino Gabriel Esparza y con un  intermitente Carlos Emilio Orrantia quien necesita darse cuenta de la calidad que atesora y que debe buscar encarar con mayor regularidad porque es ahí cuando puede pesar.

AGENCIA: ENFOQUE
Sin embargo, hay aspectos por mejorar: Es cierto que un gol a favor cayó en la táctica fija, pero en el resto del partido se desperdiciaron varias jugadas porque se ejecutaron mal y defensivamente, Jesús Molina clavó dos goles en jugadas a balón parado donde los jugadores camoteros marcaron muy mal; ese fue un problema la campaña pasada y en el primer partido del Clausura 2017 no se mejoró. Y es que cuando hay un equipo tan limitado en talento como la actual versión poblana, se deben eficientar todos los recursos; es decir, el Puebla requiere estar más concentrado en la pelota parada en contra.

AGENCIA: ENFOQUE
Los Camoteros recibieron dos goles en jugadas de este tipo y así perdieron la ventaja que habían construido con mucho esfuerzo y con  pinceladas futbolísticas; algunos consideran que se echaron para atrás al iniciar el segundo tiempo, pero un servidor considera que fue el Monterrey quien no dejó salir a la Franja y que en esos 25 minutos del segundo tiempo fue cuando hizo pesar la mayor calidad de sus jugadores.
AGENCIA: ENFOQUE
De tal forma, hay que insistir que el Puebla fue perjudicado por el arbitraje de Maganda, pero que hay otros factores que además habrá que luchar contra ellos durante toda la temporada: Calidad del plantel, equipos contrarios mejor armados y distracciones en momentos claves. Cuando la Franja se equivocó, los Rayados aprovecharon; cuando Alexander Domínguez salió mal, Pablo Míguez no pudo empujar el esférico para decretar el empate a tres; Puebla perdonó, Monterrey no. Si los Camoteros quieren salvarse necesitarán no sólo jugar a tope sino ser contundentes y minimizar el daño a balón parado.
AGENCIA: ENFOQUE
La derrota es preocupante en lo numérico y en la imagen que se ofreció en el Estadio Cuauhtémoc. El Puebla dio la impresión de ser un equipo abandonado por su afición, una entrada de 13 mil personas en la que nuevamente la barra del Monterrey hizo más ruido y en donde jamás se generó una complicidad entre el público y los jugadores, pese al esfuerzo de los hombres de Ricardo Valiño. En este espacio, siempre hemos resaltado que la afición tiene derecho a estar molesta con una directiva que lleva varias temporadas debilitando al plantel y que ha tomado malas decisiones como tener dos equipos cuando ha quedado claro que no puede con uno, pero la verdad, es que jugadores y cuerpo técnico están dejando todo para evitar el descenso.

AGENCIA: ENFOQUE
Por ello, antes que hablar de consigna arbitral contra el Puebla https://www.youtube.com/watch?v=7d0zMYzi1w0&spfreload=10, la directiva tendría que entender que ellos son los que han puesto a la franquicia en una delicada situación, que con sus decisiones de debilitar al plantel (la salida de Christian Bermúdez es difícil de entender) han puesto a Valiño contra las cuerdas, pese al buen trabajo del timonel argentino. La directiva también debe entender que con otro tipo de decisiones como el horario de los juegos o su falta de claridad para explicar situaciones puntuales como el cambio de escudo, ha terminado por distanciar a la afición y lejos de buscar una reconciliación, los estratos del club parecen unirse para alejarla más, porque ayer algunos aficionados esperaron 30 minutos en taquilla cuando no había una gran demanda por los boletos.

AGENCIA: ENFOQUE

Una vez empezada la campaña, los jugadores y el cuerpo técnico, peleando en inferioridad de circunstancias, deberán mantener la franquicia en Primera División lo cual sería un éxito para este plantel y su cuerpo técnico, gracias a una directiva tibia que no ha podido vender a Jaguares pero que sigue con esa relación de amor-odio con el Gobierno de Chiapas y eso ha terminado de meter en problemas al Puebla de la Franja ante el poco presupuesto que maneja la familia López Chargoy.

AGENCIA: ENFOQUE

No hay comentarios:

Publicar un comentario