lunes, 6 de marzo de 2017

LA CALIDAD SE IMPONE.


ANTONIO ABASCAL.

José Cardozo, en la rueda de prensa previa al partido contra Tigres, se molestó con un reportero cuando le preguntó por qué no jugaban los extranjeros que llegaron para esta temporada; su respuesta fue apropiada para las circunstancias y ayudó a clarificar lo que vive el equipo: “A mí me exigen resultados, no me han dicho quién tiene que jugar”, “yo no los traje” o “juegan quiénes están en ritmo y trabajan bien durante la semana”, pero ya en el partido quedó claro que el Puebla ha alcanzado un nivel competitivo con el técnico paraguayo pero su razón de ser es la de salvarse. Nunca como ayer quedó claro que el trabajo de un estratega ayuda a equilibrar fuerzas, pero al final, la calidad en la cancha es la que decide los juegos.

AGENCIA: ENFOQUE
Tigres necesitó de un chispazo de André Pierre Gignac para conectar con Luis Quiñones quien desbordó por izquierda en relación al ataque norteño y sacó la diagonal que fue desviada por Cristian Campestrini para que Jesús Dueñas empujara al fondo; el cuadro de Ferreti encontró el gol que necesitaba para controlar el partido, echar un poco atrás las líneas y buscar los espacios que por necesidad tuvo que abrir el Puebla. Es cierto que los Camoteros tuvieron ocasiones, sobre todo a balón parado, pero también los felinos norteños desperdiciaron varios contragolpes https://www.youtube.com/watch?v=Vh8yW30BZoY.

AGENCIA: ENFOQUE
La calidad fue la que decantó el juego y ahí la Franja anda escasa; el orden de Cardozo había ayudado para que los jugadores retomaran confianza pero ante un equipo con el potencial de Tigres, Pablo Míguez volvió a  las andadas al perder muchos balones en medio campo y Claudio Pérez enseñó todas las limitaciones técnicas que tiene como central. Un error suyo en la salida al dar un balón comprometido a Alexis Canelo generó la acción del segundo gol felino con el contragolpe que Gignac encabezó, Campestrini evitó el gol del francés pero el rebote fue para Eduardo Vargas (gran partido del chileno) quien cabeceó para asegurar la victoria de los de la “U” de Nuevo León.

AGENCIA: ENFOQUE
No fue un mal partido del Puebla, compitió contra una plantilla muy rica en todos los sentidos de la palabra, emparejó el trámite del partido en el primer tiempo donde pudo tomar ventaja y con el marcador en contra no bajó los brazos. Los centrales tuvieron cuatro ocasiones a balón parado que no pudieron resolver, siendo la más clara el cabezazo que voló Claudio Pérez cuando quedó sólo en el área de Nahuel Guzmán; el propio Pérez sacó otro cabezazo sin fuerza y el capitán poblano, Edgar Dueñas, vio como Guzmán se encontró un remate suyo para mandarlo a tiro de esquina y luego estrelló su cabezazo en el poste.

AGENCIA: ENFOQUE
Hay aspectos positivos en una derrota que además estaba en el guión. El equipo de Cardozo es capaz de competir, es dinámico, no se esconde y el esfuerzo no es negociable; pero ayer perdió porque le faltó calidad https://www.youtube.com/watch?v=rp1EHbMEFGA. En ese primer tiempo cuando el marcador estaba cero a cero, los Camoteros recuperaron varias veces el balón en la salida de Tigres pero faltó tranquilidad y tanto Jerónimo Amione como Gabriel Esparza tomaron males decisiones que evitaron más peligro en el marco de Nahuel Guzmán; en la retaguardia, Edgar Dueñas dio un gran partido cubriendo los huecos que dejó Claudio Pérez quien se salió del partido, Herrera sigue cumpliendo como lateral derecho y Gutiérrez ha crecido defensivamente por izquierda; el mediocampo quiso  pero no pudo ante varios de los mejores mediocampistas del país.

AGENCIA: ENFOQUE
Para decir las cosas claras, este Puebla fue armado para salvarse y eso porque Cardozo ha dotado de confianza a un plantel corto de calidad. Algunos siguen encadenados a la salida de Alustiza, pero la realidad es que el argentino ya necesitaba salir de la Franja, el problema fue que no llegó alguien con la misma o parecida calidad; el Puebla se debilitó de cara al Clausura 2017 y por eso tiene mucho valor lo que han realizado el paraguayo y su cuerpo técnico; los cambios ayer fueron sintomáticos: Francisco Torres ingresó por Amione para recuperar el mediocampo, Navarro por Míguez para buscar alguna acción en el área y Orrantia por Acuña para producir por la banda derecha; en la banca se quedaron Centurión y Carlos Mario Rodríguez; en el caso de este último, la banda derecha es la que teóricamente puede explotar y Cardozo prefirió al “Charal” lo que habla de la falta de confianza en estos extranjeros.

AGENCIA: ENFOQUE
Gustavo Ramos, Pablo Cáceres y Federico González ni siquiera jugaron con la sub 20. El Puebla está pagando la falta de planeación, la confianza de su directiva al ver la ventaja en la tabla de cocientes, la falsa idea de continuidad en el plantel y posteriormente la desesperación ante los primeros malos resultados que fue cuando se hicieron las compras de pánico en las que llegaron la mayoría de estos extranjeros que pueden jugar menos que los tristemente célebres yugoslavos del ciclo 98-99.

AGENCIA: ENFOQUE
Mientras el enojo de Cardozo por la pregunta sobre los extranjeros era entendible, Walter Fleita se queja de las críticas y busca justificarse cuando él como director deportivo es uno de los principales responsables de la situación que vive el Puebla y que Cardozo busca salvar con 14 jugadores a los que les ha tomado confianza, a la espera de Oscar Rojas (quien ayer ya jugó con la sub 20).

AGENCIA: ENFOQUE
De tal manera, el Puebla ahora afrontará dos partidos ante rivales directos en la lucha por no descender: Visitará a Veracruz en el puerto jarocho aunque el partido se celebrará a puerta cerrada por los disturbios de hace 15 días, luego recibirá a Monarcas Morelia. Si la Franja es capaz de ganar ambos compromisos entonces estará muy cerca de la salvación en este torneo, aunque después tendrán dos salidas consecutivas ante equipos armados para buscar el campeonato como Pachuca y Guadalajara; si por ahí no hay buenos resultados frente a escualos y michoacanos la situación volverá a ser muy complicada ante el cierre de torneo tan duro.

AGENCIA: ENFOQUE
Estos dos partidos que vienen significan la hora de la verdad para Cardozo y sus jugadores; significan algo de tranquilidad o meterse en una espiral peligrosa, pero jugando como ayer y mejorando ciertos detalles hay razones para el optimismo, porque este equipo tan limitado logró algo que hacía mucho tiempo no se veía: Conectar con la tribuna; ayer el público poblano hizo una gran entrada, hizo sentir como local a los poblanos y además fue capaz de entender el esfuerzo del equipo; eso se necesitará ante Morelia dentro de 15 días y mientras tanto, habrá que esperar que Cardozo siga haciendo magia con este plantel tan limitado.

AGENCIA: ENFOQUE



No hay comentarios:

Publicar un comentario