viernes, 14 de abril de 2017

NO TODO ES DINERO.


ANTONIO ABASCAL.

Esta semana el Borussia Dortmund sufrió un atentado cuyas causas todavía no se esclarecen; tres explosiones se escucharon cuando el autobús del equipo se dirigía a su estadio para enfrentar al Mónaco en la Champions League, afortunadamente sólo el policía que acompañaba al equipo y el defensor Marc Bartra resultaron con lesiones que no comprometían su vida, aunque en el caso del jugador español tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por una fractura en su mano; el partido se pospuso, los aficionados del equipo alemán ofrecieron hospedaje a sus similares del Mónaco y la UEFA decidió que el juego se disputara al día siguiente.

El Periódico
Thomas Tuchel, el director técnico del Borussia Dortmund fue el primero en mostrar su desacuerdo, pero el partido se celebró para que el Mónaco derrotara 3-2 a los alemanes tras un primer tiempo en el que el equipo amarillo se mostró desconectado, cometiendo muchos errores que fueron aprovechados por el juvenil y veloz conjunto francés https://www.youtube.com/watch?v=MyvaTp740Bk; pese a una ligera reacción de los locales en la segunda mitad, el Mónaco logró una buena renta para la vuelta en casa y está cerca de su primera semifinal de Champions League desde la mágica campaña de 2004 cuando alcanzó la final ante el Porto y se dio el gusto de eliminar al Real Madrid, de la mano de Fernando Morientes.

Pulzo.com
Nuri Sahin, el talentoso mediocampista turco del Borussia Dortmund, manifestó tras el partido que la situación vivida el martes lo había dejado en shock, que apenas pudo abrazar a su mujer e hijas y que no pensó en futbol hasta la segunda mitad del juego frente a los franceses https://www.youtube.com/watch?v=isBGsUim5us; el ex técnico del cuadro germano, Jürgen Klopp explicó que veía el shock en la cara de sus ex jugadores y criticó a la UEFA por haber programado el partido tan rápido; Marc Bartra, el único lesionado del plantel del equipo minero, escribió una carta en la red social Instagram en la que calificó el martes como el peor momento de su vida: “El dolor, el pánico y la incerteza de saber lo que estaba pasando, ni cuánto tiempo duraría…fueron los 15 minutos más largos de mi vida”, se puede leer en la misiva del defensor catalán.

Prensa Libre
Algunos dirán que los calendarios están muy apretados, que no había tiempo para jugar en otra fecha, pero los organismos regentes del futbol se han mercantilizado demasiado; los derechos de televisión, los contratos, el mantener la pelota rodando ha hecho que los espacios para disputar partidos suspendidos sean cada vez más difíciles de encontrar; hay que jugar, aprovechar los nuevos mercados, en pretemporada hay que programar un clásico español en Orlando, porque los futbolistas tienen que jugar: De esta forma, nos estamos comiendo los tiempos de preparación, de descanso de estos seres que hacen mover la industria del futbol.

EcoDiario.es
Los jugadores del equipo alemán no estaban listos para jugar un partido el miércoles, lo que necesitaban era tiempo para estar con sus familias y digerir que salieron vivos de un atentado que pudo ser más grave. Olvídese de la importancia del partido o del escenario, ellos tenían derecho a la calma, a estar con sus seres queridos antes que en una cancha de futbol.

El Universal
Esos organismos regentes del futbol han olvidado que la materia prima del futbol son los jugadores, que si no se les cuida no hay forma de espectáculo, que han podido administrar millones de euros, gracias a estos futbolistas, que desgraciadamente para ellos, no son robots que puedan jugar todos los días, que también tienen sentimientos y preocupaciones.

Sky Sports
Bartra, en su mensaje a través de las redes sociales prosigue: “El shock estos días va disminuyendo cada vez más y a la vez se suman las ganas de vivir, de luchar, de trabajar, de reír, de llorar, de sentir, de querer, de creer, de jugar, de entrenar, de seguir disfrutando de mi gente, seres queridos, compañeros, de mi pasión, de defender, de oler el césped como hago antes de que empiece el partido y motivarme. De ver las gradas llenas de personas que aman nuestra profesión, gente buena que sólo quiere que le hagamos sentir emociones para olvidarse del mundo y sobretodo de este mundo en el que vivimos, cada vez más loco”.

Peru.com
Lo que es cierto es que el futbol no puede substraerse de ese mundo en el que vivimos (como dice Bartra), un mundo con muchas tensiones políticas, con grupos que no quieren acercar posturas. Hoy, vivimos en un mundo radicalizado e intolerante en el que las redes sociales lejos de acercarnos y facilitar la mutua comprensión, nos han alejado, en el que las posturas radicales en la política han triunfado como Donald Trump en Estados Unidos o en el que el Estado Islámico sigue captando milicianos a través de esas redes sociales; un mundo en el que un Presidente es capaz de atacar a su propia población con armas químicas https://www.youtube.com/watch?v=zQRzl7EsgXY o en el que se presume haber lanzado “la madre de todas las bombas” en Afganistán https://www.youtube.com/watch?v=TcKqkfIqAPg. Un mundo en el que como diría el escritor poblano, Pedro Ángel Palou en su columna de ayer para el diario “24 horas”: “Este es un mundo sin matices, de negros y blancos en donde el lenguaje, esa materia dúctil, infinita, ha sido reducida a su mínima expresión”, para después continuar: “La velocidad ha sustituido a la personalidad”.

Eldiario.es
Por ello, más allá de estar pensando en cómo obtener más utilidades, el mundo directivo del futbol tendría que estar buscando respuestas para frenar la violencia en los estadios como la de ayer en Lyon donde estos radicales de los que hablábamos líneas arriba tomaron el inmueble de la ciudad francesa para atacarse. Los aficionados turcos agredieron a los franceses y el partido entre Olympique de Lyon y el Besiktas de la Europa League tuvo que atrasarse unos minutos https://www.youtube.com/watch?v=F-uTWtyzOhk. Los clubes de futbol en coordinación con  las autoridades deberán robustecer sus protocolos de seguridad tanto en los estadios como fuera de ellos para evitar incidentes como el que sufrió el Borussia Dortmund.

Referee
FIFA, UEFA, CONMEBOL, CONCACAF, la CAF y la Confederación Asiática ya se frotan las manos con las ganancias millonarias que dejarán los mundiales de Rusia 2018, Qatar 2022 y el de 2026, pero antes tienen un compromiso con los aficionados, técnicos y jugadores de garantizar su seguridad en los estadios. Tras este aviso al Borussia Dortmund, los clubes y organismos internacionales deberán redoblar sus esfuerzos ya que vienen partidos de gran interés: El clásico español en Madrid, el 23 de Abril, las vueltas de los Cuartos de Final de la Champions, las semifinales y la gran final en Cardiff; la Copa Confederaciones en Rusia en el mes de Junio, recordando que ese país es una de las potencias con intereses en Siria y que además reciente fue golpeada por un atentado en San Petersburgo; al tiempo que otros deportes como el atletismo y la natación tendrán sus mundiales en Londres y Budapest, respectivamente.

Fútbol en AS.com - Diario AS
No son tiempos sencillos los que vivimos y el mundo del deporte necesita despertar porque mientras Infantino, Ceferin, Bach y todos los jerarcas deportivos hacen cuentas alegres en dólares y euros, hay radicales que ven en el deporte un blanco perfecto para lanzar sus mensajes y otras personas llamadas atletas que sólo quieren seguir motivando al mundo con sus actuaciones.

Diario Tiempo



No hay comentarios:

Publicar un comentario