jueves, 11 de mayo de 2017

Ser Villamelón.

Leopoldo Aguilar.

A raíz de que en los últimos días se ha ocupado este término para definir lo que pasa en torno a la reacción de las personas con los Lobos de la BUAP busqué una definición al término Villamelón. Me encontré con esto:
Villamelón: Se aplica para las personas que dicen apoyar a un equipo, pero su apoyo es solamente por seguir una moda y realmente no saben mucho del deporte.

AGENCIA: ENFOQUE
Si tomamos en cuenta esta definición acotaríamos muchas aristas dentro del fenómeno que se ha presentado estos días con los Lobos, un equipo que es cierto, no tiene identidad, ni con los universitarios, ni fuera de la BUAP, al que las decisiones directivas sobre los horarios de partidos, la reconstrucción constante de la plantilla, la disminución de la calidad en el plantel, el pésimo trabajo del área de prensa, la soberbia de parte de sus directivos, dan como consecuencia al cuadro con menor promedio de entrada del circuito de ascenso.
AGENCIA: ENFOQUE
Pero la respuesta de la gente a esta fase final, creo que va más allá de ser un “villamelón”, me parece que es la respuesta de un público, al que le gustan los deportes y tiene una alta necesidad de seguir a un equipo ganador.

AGENCIA: ENFOQUE
Recuerdo aquella Sub 20 de Puebla dirigida por Carlos Poblete, que metió más de 15 mil espectadores para las semifinales y posterior final ante Pachuca https://www.youtube.com/watch?v=q3Ti9w49pFI. ¿La gente conocía algo de ese equipo, jugadores, su trayectoria? NO, claro que no. Obvio es decir que al estratega como un referente de la institución sí, pero hasta ahí.

AGENCIA: ENFOQUE
Más recientemente el fenómeno de los Pericos de Puebla, donde la gente se volcó con el equipo en la fase final, donde fue una locura también conseguir boletos, filas interminables y la mayoría de asistentes a la fase final eran personas que ni el beisbol les gusta y que nada sabían del equipo. Es por ello “normal” la reacción del público en ese quinto juego donde elementos claves de Pericos fueron abucheados por una afición que ni siquiera los conocía.

AGENCIA: ENFOQUE
Es una realidad que la gente de Puebla quiere un equipo ganador https://www.youtube.com/watch?v=yZKLam0Q1ic y mi pregunta es: ¿solamente aquí pasa? La respuesta es que No, en todos lados de nuestro país hay una necesidad enorme por celebrar algo, por sentirse parte de un éxito, por festejar algo en medio de una situación social muy compleja donde se pierde constantemente y en rubros mucho más trascendentes que el deporte.
AGENCIA: ENFOQUE
A mi parecer, una afición como la de Monterrey, esa tan mentada que apoya de manera incondicional, sí es un  aficionado “Villamelón” que además muestra su ignorancia, su falta de memoria y su poca exigencia todo el tiempo https://www.youtube.com/watch?v=0zClAICDEfc.
Publimetro
Esa afición que se conforma con migajas todo el tiempo, que exige muy poco a planteles carísimos, llenos de divas y de jugadores soberbios. Baste con la actitud de Cardona de quedarse en la banca en el medio tiempo y no estar con sus compañeros, las artimañas de bajísimo nivel de Nahuel Guzmán https://www.youtube.com/watch?v=kDHMBxim5yo, que además se le aplauden como si fuera una actitud digna y deportiva fingir lesiones y por si fuera poco ovacionar a un par de técnicos que tienen una falta de ética y que demuestran su soberbia y su prepotencia constantemente, fuera y dentro de la cancha, acabando con carreras de jugadores mexicanos jóvenes, con desprecios constantes a la prensa, con prepotencia documentada en situaciones fuera de la cancha, donde se incluyen insultos hacia el ciudadano común y de a pie. Todo ello no cuenta, ya que por dirigir a estos planteles y por ganar de vez en cuando, todo se les perdona.
Esto
El triunfo oculta muchas cosas, los trofeos tapan actitudes de soberbia, mediocridad y solapan actitudes fuera de lugar. A final de cuentas para muchas personas es más importante ganar campeonatos, que la forma en la que se llega a esa meta.
Publimetro
Desde mi punto de vista siempre valoraré más la forma, el proceso, el demostrar día a día, dentro y fuera de la cancha una integridad como persona y como atleta o como entrenador. Situación que está fuera de moda, el resultadismo es el mayor valor hoy, no importa cómo, no importa la forma, gana y tendrás a toda una horda detrás de ti para apoyarte y magnificarte. Eso es ser un villamelón. 

INFO7


No hay comentarios:

Publicar un comentario