miércoles, 26 de julio de 2017

LA AFICIÓN POBLANA.

Por: David Alberto Badillo.
Qué difícil es meter en el mismo costal una mezcla tan heterogénea como la que conforma la afición de un espectáculo en una población en particular, más si esta población es de millones de personas y está acostumbrada a tener variedad de eventos y décadas de tradición.
Para hablar del comportamiento del poblano en torno en sus equipos y eventos deportivos habría que echar un vistazo antes, a la calidad y la seriedad de lo que las empresas ofrecen a sus clientes, porque el cliente siempre tiene la razón y hay que hacer que vuelva.

poblanerias.com

Si el equipo es bueno o malo, si el espectáculo es de calidad o no, si el horario es el adecuado o contraviene los usos y costumbres, si la comida tiene sazón o es insípida, si los baños están limpios o apestan a orines… TODO,  forma parte de los componentes de un ESPECTÁCULO.
Al poblano no ‘se le dora la píldora’ con facilidad, tiene a cuestas -al menos- un siglo de ver beisbol, toros, futbol, basquetbol, box, lucha libre y todo tipo de actividades deportivas, incluso las menos populares y tradicionales.
Dicen que el poblano es raro y existe un axioma empresarial que establece que el que triunfa en Puebla, puede triunfar donde sea. Yo cambiaría el adjetivo de ‘raro’ por el de exigente.
parabolica.com

La poblana no es una afición alcahueta, ni siquiera indulgente. Si no le gusta lo que ve, se va al cine, al teatro, al restaurante, al  bar o se queda en su casa. En una casa que no necesita ni calefacción ni aire acondicionado, porque para eso el clima también bendijo a ‘La Ciudad con Trazo Angelical’
Donde se come, no se defeca. Si a los directivos, esbirros, familiares, amigos, empleados, socios, lame botas o cualesquiera de la caterva de “buenos samaritanos” que nos honran a los poblanos con su presencia, no les gusta la pobre respuesta del aficionado poblano y son alérgicos a la crítica, sería buena hora de preguntarse ¿Por qué esa indiferencia del público? Y ¿Por qué las críticas de los pocos medios con trapío? 
No se trata de sólo ganar, ni siquiera tiene que ver. El Puebla del ‘Chelís’ no ganó nada y tenía cada quince días el estadio a reventar, era un equipo con sus limitaciones y los aficionados lo entendían. 
Sin embargo transmitía, metían goles con la nariz rota y le remontaban al Pachucha o al América con todo y sus árbitros. Las posibilidades de ser campeón eran escasas y aun así se logró una trascendencia que se sigue extrañando.
3.bp.blogspot.com
Los aficionados al Puebla traían, traíamos -puestos que en esa época yo era un aficionado más- hasta los calzones del equipo de La Franja.
El estadio Hermanos Serdán con dos equipos de beisbol llegó a tener las mejores asistencias durante el primer lustro de la década pasada. ¿Qué ocurrió después?... Quizá le ha faltado promoción al beisbol, es un deporte difícil, no tan popular como el futbol y que durante décadas se limitó a un monopolio radiofónico en Puebla.

oem.com.mx

Hoy todos los partidos son transmitidos de manera diferida por Puebla TV, con una producción y narración ajena a nuestra empresa, pero con el esfuerzo y el deseo de que eso contribuya un poco a difundir el Deporte Rey. 
En los Toros han sido tan sistemáticas las arbitrariedades, tan constantes los inarticulados y patéticos ataques, y tan pobre la difusión a la ‘Fiesta’ que ya hasta se nos está olvidando lo que son las corridas.
Si a eso le añadimos que las figuras que vienen de torear de Sevilla llegan y le sacan unos cuantos pases a los novillos que vendemos como toros, la cosa se pone prieta.
larevista.com.mx
El Basquetbol que también tuvo etapas brillantes en el profesionalismo con los tradicionales Ángeles de Puebla o las poderosas Abejas, desapareció y parece no existir una opción real y cercana del regreso, en una liga -que para no variar- es una caricatura.
Afortunadamente el baloncesto universitario cubrió a cabalidad la orfandad pasional de los amantes al deporte ráfaga.

cincoradio.com.mx
En el futbol americano, Puebla cuenta con uno de los máximos representantes en la historia de este deporte, que con casi un siglo a cuestas ha padecido igual que las ligas profesionales, de guerras internas que van matando a la gran afición.
Sin embargo ‘El templo del dolor’ en partidos de pretemporada, llegó a tener huecos donde antes había sobrecupo. 
blog.udlap.mx

Podríamos ir enumerando uno a uno los bemoles de cada deporte y por su puesto las bondades, tal es el caso del futbol que vive actualmente una nueva fiebre con dos equipos.
Si de malas entradas hablamos, entonces la monumental Plaza de Toros México ya habría cerrado sus puertas, el colosal Estadio Azteca sólo abriría para los juegos de la Selección Mexicana; Cruz Azul y los Diablos Rojos del México ya hubiesen salido de la capital; Valentín Díez créanme ya hubiera claudicado en Toluca con sus choriceros; Tabasco, Campeche, Durango, Torreón y un sinfín de plazas entrañables no podrían albergar deporte alguno. Para acabar pronto; Tijuana, Monterrey y pocas más tendrían que aglutinar todos los espectáculos deportivos.

trrsf.com.br

En el futbol por ejemplo, han regresado los tiempos del ‘centralismo’, la mitad de la liga juega en las cuatro ciudades más grandes del país. 
No sé cuál sea la intención del beisbol. Guadalajara y León pasaron muchos años sin pelota y ahora la posible salida de Puebla no le ayudaría en nada a un circuito que entonces apostaría -con todo respeto- a ser una liga de pueblos.
elcomercial.com
No es argumento lo suficientemente pesado, amenazar a la afición del beisbol en Puebla con el tema de las entradas. Puebla está en la media y en playoffs se convierte en una de las plazas que más pesan.
Por no dejar, la afición hizo un entradón en el primer partido de la serie ante los Tigres de Quintana Roo mandando un mensaje claro a los oportunistas e ignorantes: En Puebla hay afición al beisbol.
pericosdepuebla.com.mx
Quedan muchas páginas por escribirse, nada está definido aún y no todo es lo que parece. 

Hoy más que nunca la afición y el equipo se tienen que hacer uno mismo, Pericos va por el bicampeonato y la fanaticada tiene que callar bocas. Tal y como lo hicieron  anoche, que en martes, con frío, amenaza de lluvia y futbol a un lado registraron una gran asistencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario