martes, 1 de agosto de 2017

DE QUINI A NEYMAR.


Por: Xavier Ballesté Buxó.

El futbol es un deporte, que tal y como lo conocemos, tiene más de cien años de vida, y a lo largo de toda su existencia hemos conocido a muchos jugadores que se mueven por amor, por deporte o, desafortunadamente, por dinero.

Futbol Sapiens
En las épocas románticas del futbol, cuando te hacías en un club, lo dabas todo por debutar en el primer equipo, y una vez alcanzado ese objetivo nunca pasaba por tu mente ir a otro lugar, y no sólo estoy hablando de equipos grandes, estoy hablando en general, llámese Sevilla, Barcelona, Torino, West Ham o Bayern Munich.

Vanguardia
Cuando tu nacías en Asturias tus papás te hablaban del Oviedo o del Gijón, y tú lo que querías era jugar en ese equipo, en el de tu localidad, que los tuyos te reconocieran y llevarle alegría a los seguidores del mismo equipo que crecieron contigo. Tal era el caso de Enrique Castro González, Quini, un extraordinario delantero asturiano que le dedicó su vida al Sporting de Gijón.

TresCuatroTres
Quini debutó en el Gijón en 1968, fue “Pichichi” en primera división española con los asturianos, por obvias razones llamó la atención del Barcelona, pero cuando los catalanes lo quisieron contratar Quini dijo “no”.
ABC.es
Después de años exitosos y de ganar otro “Pichichi” vinieron tiempos malos para el  Sporting  y descendió de categoría, ustedes se preguntarán ¿Quini se fue? La respuesta es, no, Quini se quedó, cuajó un gran año, en donde ganó el “Pichichi” en Segunda División y el Sporting ascendió https://www.youtube.com/watch?v=FX1Gmcneu-8. Eso era amor, desafortunadamente el Sporting de Gijón se metió en muchos problemas económicos y lo único que lo podía salvar era la venta de su crack, y así fue, Quini salvó al Gijón de la quiebra al aceptar la oferta del Barcelona, en donde jugó 4 temporadas y ganó otros dos “Pichichis”, pero terminando su contrato, y ya con el Sporting en buenas condiciones económicas, regresó al club para cerrar su carrera https://www.youtube.com/watch?v=jWkGBI27XbY, Quini es un ejemplo de lo que debería de ser un verdadero futbolista, pero esos parece que ya se extinguieron https://www.youtube.com/watch?v=UXB4ro_fNrc.

FC Barcelona
Jugar por objetivos y por títulos es muy válido, hoy en día todo jugador quiere levantar un trofeo, los tiempos cambian y a los equipos pequeños se les hace muy complicado luchar por títulos contra los monstruos del futbol. Para muchos jugadores que se hicieron en Argentina, Brasil, Uruguay o México, su objetivo es jugar en Europa para tener un mejor nivel futbolístico, el éxito lleva a los títulos y los títulos llevan a contratos más jugosos, es el ciclo natural de un futbolista y no hay nada que reprochar, así es este futbol moderno.

Goal.com
Pero ¿qué pasa cuando tu interés se vuelve sólo económico? El futbol, en su mayoría, empieza a morir. Y digo “en su mayoría” porque SÍ es válido jugar por dinero, es válido pensar en el futuro de tu familia, muchos jugadores después de una carrera exitosa, firman contratos de mucho dinero en ligas que están hechas para ese tipo de jugadores que fueron estrellas, y que hoy todavía tienen futbol para jugar en la MLS, China o Qatar.

Marca
Ahora bien, está el otro tipo de jugador que juega por dinero que desprestigia a este tan amado deporte y que demuestra que está ahí para ganar más y más billetes, los títulos son importantes, pero el dinero más.
Marca
¿Qué jugador en año mundialista deja la Liga Española para irse a la MLS? Jonathan Dos Santos lo hizo, eso sí, va a ganar cuatro veces más de lo que ganaba. ¿Qué jugador piensa que por irse a la Liga Francesa podrá ganar una Champions o un Balón de Oro en año mundialista? Neymar lo piensa.
Unos juegan con los sentimientos de pocas personas, a Jona lo pueden sustituir rápido en Villarreal, pero cómo sustituir a Neymar en sólo veinte días.

Diez
Hay cosas en el futbol que manchan mucho este deporte, toda la carrera de Neymar ha estado manchada por los escándalos y las mentiras, nunca se sabrá en realidad cuánto pagó el Barcelona por su carta al Santos de Brasil, nunca se sabrá cuánto cobró su padre en comisiones, pero lo peor de todo es que cuando Neymar había renovado por el club, y parecía que todo se calmaba un poco, llegó a las narices de los Neymar, padre e hijo, el olor del dinero de Francia y no se pudieron resistir.

El Confidencial
Ganas millones y quieres ganar más millones, eso no es jugar por amor, el amor ya no existe, juegas para el mejor postor y eso va a matar al futbol. Sólo los ricos pueden jugar y cuando los ricos se cansen de su juguete todo desaparecerá y las aficiones, que es de lo que vive el futbol, llorará, no podemos permitir más estas maniobras contra el origen del deporte, si la FIFA no actúa mataremos las ligas, mataremos a los equipos de pueblo y nunca recordaremos el verdadero significado del futbol, el representar a tu comunidad, a tu pueblo, a tu ciudad, a todos los que alguna vez confiaron en ti.   
Mundo Deportivo



No hay comentarios:

Publicar un comentario