viernes, 4 de agosto de 2017

IRREAL.


ANTONIO ABASCAL.

En el mundo hay 842 millones de personas con hambre, de acuerdo a las estadísticas de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura) citadas en el libro “El Hambre” del periodista Martín Caparrós. Eso significa que más del 12 % de la población mundial sufre hambre, pero esta semana un equipo de futbol, el París Saint Germain, pudo pagar 222 millones de euros a otro, el Barcelona, para pagar la cláusula de rescisión y fichar a una de las estrellas con un gran futuro en el mundo del balompié.

Hambre - blogger
222 millones de euros sólo para pagar la “libertad” de un futbolista porque luego está el sueldo de Neymar (cerca de 30 millones de euros por año, más un porcentaje de los ingresos de los hoteles del dueño del equipo) y la comisión al ambicioso padre del jugador; una cantidad de dinero que ningún futbolista del mundo lo vale; hace unos días Xavier Ballesté expresaba que este tipo de operaciones daña al futbol y lo sigue convirtiendo en todo lo contrario a lo que lo llevó a ser el deporte más popular de este planeta; el futbol, desde sus raíces, tuvo contacto con la gente común, con la gente de barrio, hoy ese gusto no ha disminuido pero los clubes, las marcas y la FIFA lo han convertido en una gran industria en lo que menos importa es el contacto con la gente.

El Bocón
Esos 222 millones de euros son más de 263 millones de dólares (263,718,240,000) para ser exactos) 4,728,600,000 de pesos, cuando en Níger se gastan cinco dólares por habitante en salud (“El Hambre”, Martín Caparros, página 34, Editorial Planeta, 2014).

Médicos Sin Fronteras - periodismohumano
El jeque dueño del París Saint Germain, Nasser Al Khelaifi está en todo su derecho de gastar su dinero como más le convenga, pero la realidad es que al igual que sucedió con el fichaje de Neymar por el Barcelona hay muchos aspectos poco claros, o por lo menos, sospechosos como la intervención de otras empresas propiedad del mismo jeque para solventar este pago gigante como el fondo soberano Qatar Investment Authority, al tiempo de ser presidente de Bein Sports (Al Jazeera Sports).

Noticia al Dia
Hay muchas frases que dicen que el futbol es de los futbolistas, algunos han matizado y han dicho que pertenece a los equipos, pero todos tienen muy claro que no pertenece a los directivos; el problema es que también ahí nos estamos perdiendo. Los principales protagonistas del juego son los futbolistas porque son los que deciden en la cancha, pero no se puede desechar el trabajo de los técnicos cada vez más importante con algunos que marcan la vanguardia táctica, pero tanto jugadores como técnicos más allá de su gusto por este deporte han crecido gracias a que hay un “otro” llamado público. De nada serviría ser el mejor, de nada serviría encabezar la estrategia mundial si no hubiera alguien capaz de sentir emoción y comunicar esa emoción por lo que ve en el futbol.

YouTube
El público forma parte esencial y, desgraciadamente, eso lo ha entendido la industria del futbol para fomentar el consumismo. Desde los constantes cambios de uniforme tanto de clubes, como de selecciones, hasta el hecho de realizar partidos de pretemporada en donde ya pudimos observar un Barcelona vs Real Madrid en Miami https://www.youtube.com/watch?v=EA__jzOaAFY o un derby de Manchester https://www.youtube.com/watch?v=iAbR0YIqksA, o un partido Juventus vs Roma https://www.youtube.com/watch?v=23zjiUpr_j4; hace ya muchos años César Luis Menotti advirtió sobre esta problemática y en la actualidad hemos caído hasta en las transmisiones restringidas de los partidos de mundial o de la Euro. Los futbolistas se pudieron hacer famosos porque antes era más fácil acudir a los estadios (los precios no eran prohibitivos) o porque había facilidad para gozar de los grandes torneos a través de la televisión, sin significar un gasto para las familias; hoy ver el Mundial significa contratar un sistema de televisión restringida.
Fútbol en AS.com - Diario AS
Si bien el juego pertenece a los equipos (en la cancha), necesita del público para sobrevivir; figuras como Al Khelaifi y Neymar le hacen daño al futbol porque generan una burbuja que nada tiene que ver con la realidad; el mercado está más que inflado, ahora con dinero el Barcelona tiene necesidad de comprar y los precios por jugadores se mantendrán en esta tendencia, donde un club deportivo puede gastar cifras que ya quisieran algunos países para alimentar a su población o para invertir en salud; y es que los organismos deportivos han caído en un mercantilismo que ha generado historias como las de Río 2016 en las cuales se realizaron unos Juegos Olímpicos en una ciudad que un año más tarde ha aumentado sus índices delictivos https://www.youtube.com/watch?v=fDoV5TJpqWw, y en la que las instalaciones deportivas han quedado en desuso, sólo porque el COI intentó abrir un nuevo mercado en Sudamérica, sin tomar en cuenta el contexto o las propias voces de la Comisión de Evaluación de sedes.

Clarín
Hoy, el deporte está lleno de cifras, de palabras como mercado que nada tienen que ver con una actividad lúdica; hoy, muchos deportistas ya no se divierten porque tienen que ganar o perderán patrocinadores; hoy, algunos han dejado de gozar lo que hacen porque se han convertido en parte de la industria deportiva, en la que si no ganas (como sea) no eres importante, muy lejos de los ideales que, por ejemplo, generaron los Juegos Olímpicos de la era moderna: “Lo importante no es ganar, si no competir”. 
psicologiaparaninos
Neymar es un buen futbolista que ayudó al Barcelona (me parece que no en la forma en la que el club catalán pagó por él), fue parte importante de la selección brasileña que conquistó la medalla de oro en Río 2016, tiene grandes condiciones, pero no ha explotado del todo; hoy se habla de los más de 100 millones de euros que el Real Madrid está dispuesto a pagar por un chico de 18 años, Kylian Mbappé, que destacó la campaña pasada con el Mónaco, pero que finalmente sigue siendo un proyecto y hoy el Borussia Dortmund tasó en 100 millones de euros al extremo francés Ousmane Démbelé que tiene 20 años, sólo porque el Barcelona ha expresado su interés.

101 Great Goals
Un último apunte en toda esta telenovela que ha llegado a un final ya conocido de antemano, el Barcelona no es una víctima; la directiva de Sandro Rosell apostó todo a Neymar y estuvo dispuesta a ser poco clara en el monto final de la operación, pero además el propio Rosell abandonó los valores del club al permitir la publicidad en la playera a través de Qatar Foundation; luego llegó Bartomeu y siguió la línea mercantil de su antecesor, pero sin un proyecto deportivo. La actual directiva ha sido muy torpe para contratar jugadores que renueven a una base que se está haciendo vieja, ha cerrado los ojos ante su propia cantera, La Masía, y hoy tiene dinero pero tampoco tiene muy claro lo que quiere.

thetroubleddecade.wordpress.com
Alguna vez, no hace mucho tiempo, el Barcelona fue un ejemplo en la cancha y en los despachos https://www.youtube.com/watch?v=u_c2vU85Vks&t=172s; hoy sólo vive de sus glorias y de lo que la generación de Messi, Iniesta, Busquets y Piqué pueda conseguir; todo a partir de darle más importancia a lo económico que a lo deportivo.

SofaScore.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario