viernes, 1 de septiembre de 2017

HIPOCRESÍA Y CEGUERA


ANTONIO ABASCAL.

María Sharapova juega hoy en la tercera ronda del US Open, tras  sorprender a una de las favoritas y aspirante al número uno mundial, Simona Halep en la primera fase https://www.youtube.com/watch?v=m9BrE5O5KpA y luego derrotar a Timea Babos https://www.youtube.com/watch?v=ZrJgkdS4Vh4; en ambos partidos, la rusa afincada en Estados Unidos ha sufrido pero ha mostrado su pasión por el tenis, sin  embargo, no ha podido escapar de los comentarios que le han acompañado desde que reconoció haber dado positivo en un examen antidoping. Jugadoras del circuito que abiertamente la critican, compañeras como Coco Vandeweghe que consideran que el wild card que recibió se debió haber utilizado en una estadounidense, ex jugadores como Illie Nastase que piensan que una “dopada” no tiene cabida en el tenis.

BBC
A todos ellos se les olvida que Sharapova no se escondió, reconoció su falta aduciendo un  error al no leer la nueva lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje (2016) https://www.youtube.com/watch?v=pyeAbGKx8JA, pero inmediatamente salió ante la opinión pública para hacer frente a la situación y, sobre todo, a esos que la critican, a los puritanos que le prohibieron un wild card en Roland Garros o Wimbledon, se les olvida que ya fue castigada y cumplió con los meses de suspensión (15), cuando algunas otras estrellas han convertido sus casos en verdaderas series de televisión, negando primero, acusando después y finalmente admitiendo entre lágrimas su culpabilidad.
Marca
Muchos atletas han engañado de forma más burda que Sharapova, algunos todavía ostentan marcas mundiales con el pretexto que no se ha podido comprobar un dopaje cuando la realidad es que la progresión de la prueba en los años siguientes dicta un comportamiento distinto; muchos vivieron durante años defendiendo y presumiendo sus logros hasta que mucho tiempo después la bomba estalló; pero hoy tal parece que el objetivo es hacer ruido con declaraciones puritanas e hipócritas.

The Guilty Code
Sharapova no es inocente pero tampoco la primera o la última tenista que da positivo por doping. La lucha contra el dopaje se tiene que transparentar, pero también debe ser capaz de aceptar sus propios lineamientos; es decir, si se establecen sanciones por cierto tiempo que el atleta paga, ese atleta está en su derecho de regresar; si, por otra parte, desde un principio se establecen sanciones totales como no volver a la actividad deportiva, entonces la situación sería distinta. La tenista rusa sufre las consecuencias de una mala decisión, al igual que el velocista estadounidense Justin Gatlin quien sigue siendo abucheado en las pistas, pero que al igual que la primera, ya cumplió con su sanción y está en su derecho de volver a participar y en esta nueva oportunidad no ha fallado en los controles https://www.youtube.com/watch?v=U1IaulpGQfE.
Fox Sports
Nadie en el mundo está libre de tirar la primera. Los organizadores de torneos, vueltas ciclistas y distintos tipos de competencias menos que nadie; ellos buscando la espectacularidad por encima de todo también se han convertido en parte del problema; además, el sistema burocrático es muy lento para resolver algunos casos de dopaje. Esta semana, la Federación Internacional de Halterofilia anunció que las mexicanas Damaris Aguirre y Luz Mercedes Acosta sumarían preseas de bronce en Beijing 2008 https://www.youtube.com/watch?v=YQSgCVE7Nrs y Londres 2012 https://www.youtube.com/watch?v=tcallflz04s, respectivamente, sin embargo, el Comité Olímpico Internacional no ha hecho oficiales dichas preseas.
La Afición - Milenio
Es más, si uno ve la lista de ganadoras de esos Juegos se podrá dar cuenta que hay muchos espacios con la leyenda “por reasignar”, son 9 años en el caso de Damaris Aguirre y 5 en cuanto a Luz Mercedes Acosta, atletas que actualmente ya están retiradas y que en su momento no pudieron acceder a mejores apoyos porque su resultado no era el de unas medallistas olímpicas, como ahora que pueden ser reconocidas como tales; las sanciones y los castigos deben ser inmediatos; este tema de hacer pruebas a las ediciones pasadas de los Juegos es otra forma de rasgarse las vestiduras, pero la realidad es que los atletas que subieron al pódium ante todo el mundo ya dieron un golpe mediático y ya gozaron de apoyos durante años, cuando otros que estaban limpios verdaderamente se quedaron con las manos vacías.
Yucatan a la Mano
A lo que voy es que si la lucha contra el dopaje va a ser total debe librarse de tintes políticos. Los rusos no son los únicos que se han dopado sistemáticamente, pero la Agencia Mundial Antidopaje y algunas federaciones sólo han enfocado sus baterías hacia ellos; así como, los controles deben  contar con los mayores adelantos científicos y tecnológicos para detectar positivos, las sanciones deben transparentarse y evitar el puritanismo; al tiempo, que las Federaciones deportivas deben acatar las decisiones de los organismos encargados de la lucha contra el dopaje.

Periódico am
En el tenis, ha existido mucha discrecionalidad en el caso de María Sharapova. La rusa cumplió su castigo y la Federación Internacional de Tenis la declaró apta para jugar, sin embargo, algunos torneos ya mencionados, han apelado a sus propios códigos y a su lucha contra el dopaje para negarle la posibilidad de participar; por eso, el actual US Open fue el único de los cuatro grandes en el que pudo jugar y hoy se medirá a la jovencita estadounidense (18 años) Sofía Klein.

E! Online
Mientras la lucha contra el dopaje se ha convertido en un garrote para algunos y para otros ha sido hasta comprensiva, esta semana se dio a conocer la historia de la campeona olímpica en patinaje artístico, Julia Lipnistkaya quien a unos meses de una nueva edición olímpica,  Pyeongchang 2018, decidió retirarse para recibir tratamiento por anorexia https://www.youtube.com/watch?v=ke0iusvydl8. Desde la esfera mediática, este trastorno alimenticio no está tan ligado al mundo del deporte, como al del espectáculo; sin embargo, sí hay casos documentados que hablan de la presión que reciben las deportistas en algunas disciplinas como la gimnasia, la lucha y la halterofilia.

IBTimes UK
Sobre esta problemática hay datos de hace más de 30 años: Rosen, McKeag, Hough y Curley (1986) pusieron de manifiesto que el 74% de las gimnastas de los colegios universitarios (EUA) vomitaban más de dos veces por semana, consumían laxantes, diuréticos, pastillas para adelgazar o hacían ayunos. Rosen y Hough (1988) hallaron que todas las gimnastas de sus investigaciones practicaban dietas restrictivas, además de que el 62% practicaba por lo menos una forma de control patógeno del peso: vómitos auto inducidos, píldoras adelgazantes, ayuno, consumo de diuréticos, restricción de líquidos y uso indebido de laxantes.
SlidePlayer
El mundo del deporte no puede regirse por la hipocresía o por la política en el caso de la lucha contra el dopaje y tampoco puede permitirse ceguera para manejar los casos de anorexia y bulimia en atletas; no estamos hablando sólo de carreras deportivas truncadas, sino en ambos casos de vidas de personas que están en riesgo, tanto en  lo físico como en lo psicológico.

El Confidencial




No hay comentarios:

Publicar un comentario