miércoles, 8 de noviembre de 2017

EL ENEMIGO EN CASA.


David Alberto Badillo.

Este fin de semana se llevarán a cabo las semifinales de la ONEFA (Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano) y el duelo Pumas de la UNAM vs. Burros Blancos del Instituto Politécnico Nacional, se roba los reflectores.
Lamentablemente el partido lejos de ser presumido y difundido, las autoridades de la UNAM y del Instituto Politécnico Nacional parece que quieren desaparecerlo y evitar a toda costa que el público y los medios tengan acceso a él.

Blogsports
Les quema el partido, si por ellos fuera no se juega y evitan el “problema” de llevar a cabo un duelo que forma parte del patrimonio deportivo de México.
Para nadie es un secreto que el comportamiento de algunos de los “aficionados” a este deporte no ha sido ejemplar, sin embargo parece que las autoridades de la ciudad de México, de Politécnico y Universidad Nacional, han optado por la cómoda llevándose el juego a todo tipo de plazas y lejos de su origen e identidad.
La Silla Rota
‘El Clásico’ propiamente lleva mucho tiempo sin organizarse. El enfrentamiento entre los mejores exponentes de los distintos equipos del IPN y de la UNAM, es cosa del pasado.
Un juego que en antaño era 100% familiar, movía pasiones y llenó en más de una ocasión el Estadio Azteca, languidece.
Por pura casualidad los míticos Pumas y los legendarios Burros Blancos chocan este sábado en Ciudad Universitaria, pero como la intención es que la gente no vaya al estadio y que los menos puedan seguir el partido, se llevará a cabo a las 9 de la mañana.

La Afición - Milenio
La historia de la rivalidad entre el Instituto Politécnico Nacional y la UNAM en fútbol americano, tiene sus orígenes en el ya lejano 1936. 
La primera confrontación de este tradicional encuentro fue ganado por la escuadra del Politécnico, recordando que de 1936 a 1957, las dos instituciones se encontraban representadas solo por un equipo, Pumas y Burros Blancos https://www.youtube.com/watch?v=KUUw3QazA0E.

Fundación UNAM
De 1954 a 1957 se vivió el primer cambio en estos choques estudiantiles. En esa época, bajo el mando del legendario Roberto ‘Tapatío’ Méndez, el poderío de la UNAM inclinó la balanza a su favor. Con los Pumas en pleno despegue, el Politécnico se vio debilitado en 1958, cuando su equipo se escindió: Poli Guinda y Poli Blanco, dirigidos por Jacinto Licea y Manuel Rodero, respectivamente. Los jugadores de la Universidad por el contrario, demostraron cohesión y fuerza https://www.youtube.com/watch?v=Kmr9Y0qXl5c.

México Máxico
La segunda etapa de los clásicos se vivió de 1959 a 1967, cuando los Pumas se integraron a la Liga Mayor, época en la que se realizaron siete clásicos ante Burros Blancos (equipo integrado por una selección de los mejores jugadores de Poli Guinda y Poli Blanco).

Burros Blancos IPN Football
Al siguiente año, 1969, surgió la Liga Nacional Colegial, integrada por tres nuevos equipos del Politécnico: Águilas Blancas; Búhos y Cheyenes. La división de equipos parecía ser el siguiente paso, pero la UNAM prefirió mantener su tradición de 33 años y anunció que no solo se abstendría de participar en la temporada oficial, sino que tampoco integraría equipo para el tradicional clásico.

Bloqueo 2 Vs. 1 – Pitlane.mx
Eran ya dos años de ayuno para los aficionados, pero en 1970 la UNAM ya no pudo sustraerse de la tendencia a los cambios, por lo que anunció la creación de tres equipos: Cóndores, Águilas Reales y Guerreros Aztecas. Esta ramificación desembocó en la creación de la Liga Nacional y marcó el arranque de la tercera etapa de los clásicos https://www.youtube.com/watch?v=R5r7Rn6IA0c.

Receptor
Los equipos representativos del IPN y la UNAM se integraron, a partir de entonces, mediante una selección de los mejores elementos de sus equipos de la Liga Mayor.
Lamentablemente desde 1998 dejó de organizarse con regularidad este duelo de gran tradición en los emparrillados mexicanos, y que sigue siendo el principal motor pasional del futbol americano en México https://www.youtube.com/watch?v=OA5cGFFqAmw.

Puebla Pictures.com/ Manuel Vela
Del otro lado la historia es exactamente la misma. Una liga que se ha convertido en la presente década en un monólogo de los Aztecas de la UDLAP, en el que de vez en cuando alza la cabeza algún equipo del Tecnológico de Monterrey, pero que carece de lo más importante del deporte: Pasión.
La CONADEIP es dominada a placer por los Aztecas de la Universidad de las Américas Puebla, equipo que se encuentra sin duda en una selecta lista de lo mejor de este deporte en México.

AGENCIA: ENFOQUE
Lamentablemente la falta de competencia demerita el legado de un equipo de época, que el fin de semana ante Monterrey podría concluir nuevamente invicto una temporada y buscar el campeonato por la vía de la perfección.
Ojalá que los directivos y entrenadores en jefe recapaciten, y pronto podamos tener una liga unida y fuerte, con un clásico que no se pretenda meter debajo de la alfombra como si fuera un motivo de vergüenza.
AGENCIA: ENFOQUE

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario