lunes, 4 de diciembre de 2017

APUNTES DEL FUTBOL MEXICANO.


ANTONIO ABASCAL.

Tigres https://www.youtube.com/watch?v=UWqDVionYcU y Monterrey por fin lograron la final regia https://www.youtube.com/watch?v=FUzrxBRtEm4. Será la primera vez en la historia que el clásico regiomontano defina al campeón del futbol mexicano; ambos equipos invierten mucho dinero, han parado grandes equipos que incluso se dan el lujo de prestar elementos a escuadras más modestas y así desarrollan y acostumbran el talento que contratan a la sui generis liga que tenemos. Los felinos han encontrado la regularidad de la mano de Ricardo Ferretti y los Rayados pueden ganar todo este semestre tras varios fracasos con Antonio Mohamed.

San Cadilla
Es cierto que ambos equipos tienen grandes plantillas, es cierto que para tenerlos gastan mucho dinero, pero es justo reconocer que ambos tienen un proyecto y eso es bueno para el futbol mexicano, de hecho, se habían tardado para generar esta final porque por potencial de las plantillas siempre deben estar entre los favoritos a ganar los torneos cortos.

www.fizzio.mx
Precisamente por ese potencial, algunos no les dan mérito a los técnicos, pero sobre todo en el caso de Ricardo Ferretti es digno destacar el trabajo de un hombre que no ha parado en los banquillos nacionales desde 1991-1992 cuando sustituyó a Miguel Mejía Barón en los Pumas. Nos puede gustar su estilo (hay muchos que pensamos que con la plantilla de Tigres tendría que soltar más al equipo), nos pueden gustar o no sus formas de contestar a la prensa, de tratar al jugador o de apostar preferentemente por la experiencia y dar pocas oportunidades a los jóvenes, pero la realidad es que sólo el “Tuca” ha podido dar sentido a las grandes inversiones económicas de la directiva felina, porque no es nuevo decir que es la que más gasta en  nuestro balompié y en otras ocasiones hasta se ha metido en problemas de descenso.
Marca
Ferretti no engaña, siempre se ha manejado con el mismo estilo tanto dentro como fuera de los banquillos y eso en un futbol en el que muchos tratan de vender espejos ya es ganancia, porque algunos acostumbran agenciarse el éxito de otros, como recientemente ha hecho el estratega nacional Juan Carlos Osorio con la explosión de Hirving Lozano en Europa https://www.youtube.com/watch?v=LrNyjC8xb3Y, cuando ahí el mérito es del futbolista y de la organización de Pachuca que fue la que lo desarrolló, le dio la oportunidad de ser titular y luego pudo negociarlo al extranjero.

Marca
Un servidor siempre se ha quejado de la irregularidad del futbol mexicano, del hecho de que los equipos no sean capaces de mantener un nivel durante los campeonatos y, a veces, hasta en los partidos; por eso, la lectura debe ser positiva si nos damos cuenta de que los Tigres han llegado a su tercera final consecutiva, donde es cierto, han sufrido de más y hasta perdieron hace seis meses contra las Chivas https://www.youtube.com/watch?v=OAmUf0W6OZU y ahora tendrán que sacar su mejor futbol para frenar a un equipo, Monterrey, que llega lanzado y que ha dado la impresión durante todo el torneo de no tener rivales y superar por mucho al resto del futbol mexicano.  

El Horizonte
Otro aspecto de polémica es el pobre nivel que en general ha tenido la liguilla y ahí considero que los jerarcas de la afamada Liga MX deben estar preocupados porque su producto estrella ha dejado de interesar en estadios que no sean de Monterrey. Las entradas en Toluca, la Ciudad de México, Morelia y Guadalajara fueron bastante pobres para hablar de liguilla y lo peor es que los aficionados tuvieron razón. El nivel de juego ha sido muy malo porque en los Cuartos de Final preponderó el miedo al gol de visitante y en las semifinales América y Morelia no fueron rivales para los equipos regiomontanos; algunos echan la culpa a los técnicos por sus posturas medrosas, otros al sistema de competencia que ha dado mucha ventaja a los primeros clasificados con la tabla de posiciones y el gol como visitante como factores de desempate, pero en realidad es una mezcla de todo el sistema que tenemos en México.
Marca
La temporada regular es una fase para clasificar a la liguilla; no importan las formas, lo importante es llegar; los técnicos han entendido que en los torneos cortos lo trascendental son los resultados porque si éstos no llegan, serán cesados. Antes, llegar a la liguilla ya era realizar un buen torneo, ahora la liguilla no garantiza la continuidad de los estrategas. Los mensajes tampoco han sido claros, en los medios se ha aplaudido la metamorfosis de Miguel Herrera o de Ricardo Lavolpe, técnicos otrora reconocidos por su respeto al buen juego y al espectáculo, pero que en los últimos torneos apostaron por el pragmatismo con el América; por el contrario, desde los medios se critican los posturas arriesgadas y que buscan jugar bien como la de Rafael Puente del Río con Lobos BUAP.
Lobos BUAP
Lo que hemos visto en la actual liguilla es una suma de factores. El sistema de competencia tiene la principal responsabilidad porque ha generado técnicos que prefieren sumar para clasificar y luego prefieren empatar si es que la tabla les da el beneficio del pase a la siguiente ronda, como Herrera ante Cruz Azul. Y aquí cabe volver a insistir que Ferretti no engaña; el señor lleva jugando así 26 años, pero también ahí hay incongruencias porque algunos de sus críticos tienen un pedestal a Manolo Lapuente, un hombre que consiguió campeonatos con Puebla, Necaxa y América siendo un frío calculador en la temporada regular y soltando a sus equipos en la liguilla, aunque cabe recordar que con Necaxa ganó un campeonato sin triunfar en la final ya que empató a 1 con Celaya en Guanajuato y a cero en el Azteca y fue el gol de visitante el que le dio el título a los Rayos https://www.youtube.com/watch?v=ZjHduqihQnM.

Fútbol sin compromisos - blogger
La postura de Lapuente en su momento fue válida, aunque no la comparto, como lo ha sido ahora la de Ferretti y hasta la de Herrera; pero lo cierto es que los aficionados se han alejado de los estadios y eso es algo que hay que discutir. La Liga MX tendrá mucho trabajo ya que deberá analizar todo lo que se ha producido en el torneo, para reconocer que la liguilla no es lo que era antes. En esta “fiesta grande” todavía no ha existido un partido capaz de emocionarnos y lo mismo pasó con la de hace seis meses y con la de hace un año con todo y final navideña; los técnicos tienen parte de la responsabilidad, pero finalmente ha sido el sistema el que los ha obligado a jugar de tal manera, sin olvidar que los equipos se han convertido en devoradores de estrategas, exigiendo resultados cuando sus dirigentes han sido incapaces de elaborar proyectos (y no hablo sólo de inversión) que acerquen la obtención de buenos resultados en la cancha.

El Diario de Yucatán
La realidad es que la Liga MX premia y justifica la mediocridad hasta en la llamada fiesta grande, los equipos se han acostumbrado a ello y los técnicos se han dado cuenta que así están más cerca de mantener el trabajo, aunque como siempre el aficionado se quede añorando las grandes emociones.

AS México

No hay comentarios:

Publicar un comentario