lunes, 2 de abril de 2018

DOS SEMANAS PARA DECIDIR TODO.



ANTONIO ABASCAL.

Tres derrotas consecutivas no han sacado al Puebla de la Franja de la zona de liguilla, aunque sólo sea por la diferencia de goles, de tal forma los Camoteros siguen dependiendo de sí mismos con un calendario donde enfrentará dos partidos directos en semanas consecutivas: Pachuca, el próximo viernes como local y Pumas el domingo 15 de abril en la Ciudad de México, luego recibirá al América que ya le saca varios puntos en la parte alta de la clasificación para cerrar fuera del Cuauhtémoc pero en la Angelópolis al visitar a los desesperados Lobos BUAP. Es decir, el cierre del torneo le ofrece a los Camoteros jugar tres partidos en Puebla y enfrentar a dos rivales directos que pueden significar alejarse de ellos o decir adiós a la posibilidad de regresar a la fiesta grande.

AGENCIA: ENFOQUE
El bajón poblano coincide con ese partido ante el Atlas donde un equipo enrachado perdió ante uno sin rumbo, con la sombra de la multipropiedad planeando en el horizonte; y de cara a los cuatros partidos restantes hay varios puntos que deben preocupar a Enrique Meza. El sábado en Querétaro https://www.youtube.com/watch?v=DU_84FjiOO8, el Puebla fue un equipo predecible a la ofensiva y que dependió de la mejor actuación de Moisés Muñoz desde que llegó a la Franja, a pesar de las fallas, el empate en el marcador al finalizar el primer tiempo era mucho premio para los poblanos que mejoraron en el segundo pero que pese a tener más tiempo la pelota no fueron peligrosos salvo un mano a mano de Francisco Acuña con Thiago Volpi, que para no variar, el habilidoso mediocampista no supo resolver y otra vez falló a la hora de decidir;  el tercer aspecto preocupante fue que se recibieron goles al principio y al final del partido con sendas fallas de dos de los mejores jugadores del equipo: Anderson Santamaría en el tempranero gol de Camilo Sanvezzo y Brayan Angulo al quedarse corto en la marca de Edson Puch al minuto 84.

AGENCIA: ENFOQUE
Van dos jornadas consecutivas en las que ha reaparecido un viejo dolor de cabeza para el Puebla: Recibir goles en los últimos minutos de los partidos; sucedió con Santos Laguna ya que el gol de la victoria de los de Siboldi cayó al 78 y ahora Edson Puch decidió al 84. Por otro lado, no podemos perder de vista que el triunfo de los Gallos los mete de lleno en la pelea por la calificación ya que se colocaron a un punto de los Camoteros y además en la tabla de cocientes del próximo ciclo, los queretanos ya están dos puntos arriba de la escuadra de Meza que así sólo tiene por abajo a  Lobos BUAP y Veracruz, a la espera del equipo que descienda al final de este Clausura 2018; por cierto, en esa tabla la situación poblana no será sencilla porque ya tiene a los Gallos dos puntos arriba, los Pumas están a seis, Cruz Azul a diez y el hermano Atlas a 11. Así que si bien ya se alcanzó la salvación en el presente ciclo, los Camoteros no se pueden dar el lujo de tirarse a la hamaca porque en el próximo tendrán la soga al cuello.

AGENCIA: ENFOQUE
Del otro lado de la ciudad, la situación cada vez se complica más para Lobos BUAP que aunque sigue buscando un mínimo de 5 puntos (obligarían al Veracruz a hacer 8 faltando 12 en disputa), o 6 (los escualos tendrían que sacar 11 de 12), los partidos pasan y los hombres de Rafael Puente del Río siguen cometiendo los mismos errores, con desaciertos defensivos y en el partido contra Toluca muy poca imaginación al frente https://www.youtube.com/watch?v=nLELUrfZcmo, porque es cierto que tuvieron el control del partido, que dominaron a los Choriceros, pero en gran parte porque Hernán Cristante planteó así el partido para buscar las descolgadas que generaron los dos goles de Luis Quiñones.
AGENCIA: ENFOQUE
Lobos BUAP tuvo la pelota, pero no supo qué hacer con ella. Centralizó demasiado su juego (Luis Advíncula casi siempre recortó hacia el centro en lugar de buscar la línea de fondo, por ejemplo) y fue incapaz de disparar de media distancia ante una defensa cerrada y muy bien capitaneada por Santiago García; de tal forma, los universitarios han pasado de abusar de ese tipo de disparos al principio de la campaña con Gabriel Cortez a casi olvidarse de esa vía de acceso. Hubo momentos del juego en que Lobos movió bien el balón y había logrado ciertos espacios para disparar, pero siguió abusando del toque y así facilitó la labor de la defensa roja y de su gran arquero, Alfredo Talavera.

AGENCIA: ENFOQUE
La presión ha hecho mella en los jugadores universitarios que al no quererse equivocar, al cuidar cada pase con esmero han perdido la sorpresa, han perdido gran parte de la peligrosidad del torneo pasado. Eso es lo criticable del esquema de Rafael Puente y de cara al final del campeonato donde no va a cambiar su esquema, sí habría que pedirle mayores variantes a la ofensiva para que el dominio que a veces logra no se convierta en una posesión estéril.

AGENCIA: ENFOQUE
Por otro lado, hay que recordar que este deporte es de conjunto. Creo que el estratega se equivocó en la planeación del equipo ya que se llenó de jugadores de mediocampo hacia al frente y la defensa que requería ser reforzada se quedó prácticamente igual porque Facundo Erpen (con todo su profesionalismo y garra) no ha sido la solución. ¿Dónde está Arley Rodríguez (lo digo como ejemplo de una contratación fallida)? ¿Cuál ha sido la colaboración de Cortez? Jugadores que no han respondido a la hora buena, pero que se les ha buscado acomodo a veces sacrificando la posición en el área de Julián Quiñones, sumado a las notorias bajas de juego de Juan Carlos Medina (tan importante la campaña pasada), Amaury Escoto (el sábado desaprovechó el mejor pase de Cortez por no disparar como venía en el área), Francisco Javier Rodríguez y Eduardo Tercero.

AGENCIA: ENFOQUE
Lobos BUAP ha comprometido su salvación a partir de una mala planeación del actual torneo, de la baja de juego de futbolistas claves y ahora cabría esperar una reacción del cuerpo técnico (entiendo que no va a cambiar su filosofía), pero sí debe buscar variantes a la ofensiva y recuperar a algunos jugadores como Eduardo Tercero por encima de Facundo Erpen; a los universitarios les queda jugarse el todo por el todo en los siguientes dos partidos: Cruz Azul en el Estadio Azul y Necaxa porque después ir a Monterrey contra los Rayados que ya despertaron luce casi imposible y cerrar en casa contra el Puebla que puede estar buscando su calificación  también podría resultar muy complicado.

AGENCIA: ENFOQUE
Algunos se rasgaran las vestiduras por el penal marcado y luego modificado en el partido entre Veracruz y Tijuana, pero hay que ser claro, Lobos BUAP ha sido quien le ha dado vida a los escualos, es decir, si desciende la escuadra universitaria lo hará por no haber aprovechado la gran ventaja que construyó el torneo anterior; dicho de otra forma, no te puedes quejar de situaciones arbitrales en otros lares si sólo has ganado 9 de 39 puntos en disputa. Por otro lado, habría que aplaudir la valentía de la directiva universitaria de respetar, hasta las últimas consecuencias, un proyecto que les dio vida porque Lobos BUAP ya se había convertido en un equipo del montón en la Liga de Ascenso.

AGENCIA: ENFOQUE
De tal forma, las siguientes dos semanas son claves para los equipos poblanos en busca de sus objetivos y ambos necesitan refrescar sus propuestas para lograrlo.

AGENCIA: ENFOQUE


No hay comentarios:

Publicar un comentario