lunes, 14 de mayo de 2018

TODO ESTÁ A LA VENTA.



ANTONIO ABASCAL.

Fue sólo un año en que Lobos BUAP jugó en la Liga MX y ahora está a la espera de la respuesta de la Federación Mexicana de Futbol para quedarse más tiempo y aprovechar un reglamento sin pies ni cabeza en el que la mediocridad se puede maquillar con 120 millones de pesos y en donde un equipo que se ganó el derecho de jugar en el máximo circuito, los Cafetaleros de Tapachula, no lo puede hacer porque no está certificado https://www.youtube.com/watch?v=zfqLmGpgqtg.

AGENCIA: ENFOQUE
El futbol mexicano pasa por uno de sus peores momentos a nivel directivo, donde el cinismo se ha apoderado de los dirigentes: Decio de María se atrevió a felicitar a los Cafetaleros de Tapachula por su victoria en la final de ¿ascenso? Pero además hay un afán protagónico en los directivos de casi todos los equipos; ya no se trata solamente de salir en las fotos (algunos hasta llevan a sus amigos), se trata de declarar, de tomar decisiones como si verdaderamente supieran de futbol, se trata pues de aprovechar los reflectores que brinda este deporte, tan bello, pero que muchas veces se ha convertido en una vía inmejorable para la manipulación social.

Futbol Sapiens
Frases como “yo amo la ciudad de Puebla, porque mis hijos nacieron aquí” se escucharon muchas veces por el rumbo del Estadio Cuauhtémoc y todos aquellos que dijeron amar al equipo terminaron hundiéndolo. Ahora se escuchan otras, pero no se vaya con la finta. Todos los que ingresan a estas aguas turbias del futbol mexicano lo hacen porque tienen intereses muy distintos al del deporte por sí mismo. ¿Cuántas veces no hemos escuchado que el futbol no es negocio? Y sin embargo, varios grupos esperan su turno al bat con desesperación y están dispuestos a soltar fuertes cantidades de dinero para conseguirlo.

Asi Sucede Guanajuato
El futbol brinda reflectores, brinda reconocimiento social (con todo y las críticas que puedan recibir los hombres de pantalón largo), brinda posibilidades de hacer otro tipo de negocios, brida conexiones políticas; por eso, cada vez hay más grupos de empresarios dispuestos a entrarle y trabajar con estos tiburones y en estas aguas turbias. Así como se dice que el amor a la camiseta entre los jugadores ya es una especie de extinción, en los directivos la idea romántica de arriesgar dinero y dedicar tiempo a un equipo porque es el de la infancia o el de la ciudad, forma parte de una época que no va a regresar. Hoy, los directivos ingresan al futbol por distintos intereses y están dispuestos a arriesgar una parte de su capital porque están seguros que terminarán con mayores ganancias debido a los negocios que pueden lograr tras relacionarse en esta industria.

La Afición - Milenio
Incluso algunos directores deportivos ya se cotizan y están en el mercado; sucedió en Europa con Monchi, quien tras dejar Sevilla fichó por la Roma, o con Txiki Begiristain quien tras su paso con el Barcelona de Joan Laporta ahora trabaja con el Manchester City o Andoni Zubizarreta que ha pasado del Athletic de Bilbao al Barcelona y recientemente al Olympique de Marsella; pero en México ya tenemos nuestro caso particular con Ricardo Peláez quien tras su exitoso paso con el América, ahora ha fichado por el Cruz Azul https://www.youtube.com/watch?v=RzcqbXhvnHs.

www.marca.com
La industria del futbol. Esa es la época en la que por desgracia vivimos y que en nuestro país es más marcada, aunque con menos capital que en las ligas europeas. Una industria que también ve en la ética un obstáculo y que se vale de todo para lograr su funcionamiento. Directores técnicos desempleados que se mantienen en el imaginario popular al sumarse a los programas de análisis que han pasado de ser emisiones netamente periodísticas a agencias de colocación: Miguel Herrera antes de regresar a Tijuana y José Luis Sánchez Solá, por mencionar a algunos entre los técnicos que sí han regresado a los banquillos, mientras Fernando Quirarte, Mario Carillo, Hugo Sánchez y hasta Eduardo Bacas y Daniel Brailovsky siguen a la espera. Francisco Gabriel de Anda y Ricardo Peláez han logrado colocarse como directores deportivos tras su paso por la televisión. En la prensa escrita hay columnistas a los cuales, los propios directivos les dictan la línea a seguir.

Vanguardia
Así no es de extrañar que se privilegien los intereses antes que el desarrollo deportivo; es cierto, el reglamento no se hizo por Lobos BUAP, se hizo para equipos cómodos al sistema como Atlas o Veracruz, principalmente, pero una vez creado y ante la incapacidad de quedarse deportivamente en la Liga MX, la escuadra universitaria ha hecho de todo para aprovechar un reglamento absurdo, que tampoco encuentra justificación en el hecho de que se conociera desde hace un año, porque la realidad es que daña la esencia del deporte. Ahora bien, si Lobos BUAP se llega a quedar (ya consiguió una prórroga) se convertirá en un equipo más del sistema porque hasta eso será parte, si no es que ya es, de las negociaciones ante la Liga.

AGENCIA: ENFOQUE
Mediocridad, mercantilismo, política barata es la que se hace en las nuevas instalaciones de la FEMEXFUT en Toluca; la cancha sirve para contar historias, para ilusionar al público, es la parte del producto que debe ser explotada, pero las decisiones no pasan por el terreno de juego; las decisiones pasan por los despachos, pasan por estos hombres que llegaron al futbol con el objetivo de hacer negocios. Por eso, la selección nacional (finalmente un reflejo de nuestro balompié) nunca crece; por eso nos cuentan la telenovela cuatrienal, con algunos protagonistas distintos, del quinto partido y por eso preferimos realizar homenajes a futbolistas como Rafael Márquez que irá a Rusia 2018 con la intención de sumarse a Antonio Carbajal y Lothar Matthäus como los únicos en jugar cinco mundiales https://www.youtube.com/watch?v=N4DbrZ5h-Vs&t=25s, aunque en el caso de Márquez venga de su peor temporada profesional y otros en mejor ritmo se vayan a quedar en México porque además no son del gusto de un seleccionador que todo lo mide, pero que tampoco ha sido capaz de voltear a ver la historia reciente del futbol donde los jugadores chaparritos son los que han marcado las diferencias.
López-Dóriga Digital
Nuestro futbol es una gran mentira; una mentira que duele porque sí hay talento para construir algo real; sin embargo para eso, nuestros directivos tendrían que trabajar en el deporte y eso les quitaría tiempo para seguir haciendo jugosos negocios. Esto ya no es amor al futbol, esto se ha convertido en amor al dinero y al protagonismo sin esfuerzo.

AYM Sports


No hay comentarios:

Publicar un comentario