lunes, 16 de julio de 2018

DESGLOSANDO LA FINAL.



ANTONIO ABASCAL.

Francia es campeón de la Copa del Mundo y desde ayer se codea con los bicampeones históricos como Uruguay (aunque ellos se adjudican los Olímpicos de 24 y 28 como campeonatos mundiales) y Argentina; en el camino al segundo título de su historia, los de Didier Deschamps (tercer hombre que logra campeonatos como jugador y como técnico tras Mario Zagallo de Brasil y Franz Beckenbauer de Alemania https://www.youtube.com/watch?v=0ahhAh4G0W4) ofrecieron un ejercicio de solidez reflejado en el hecho de que en todo el Mundial sólo estuvieron por abajo en el marcador por espacio de 9 minutos ante Argentina, un trabajo de conjunto destacado en el que aparecieron figuras como Antoine Griezmann o Kylian Mbappé por el correcto funcionamiento general, o en el que los laterales, Benjamín Pavard y Lucas Hernández, terminaron brillando pese a que el principio había dudas de ello.

La Vanguardia
Para explicar la final de Rusia 2018 se deberá ser muy cuidadoso en las palabras, porque con el campeonato galo estamos ante el equipo más eficiente de la Copa del Mundo, una escuadra que aceleró cuando tuvo que hacerlo y que sobrellevó la fase de grupos para ofrecer números prácticamente inmaculados: Seis victorias, un empate (en un partido en el que debía empatar para terminar como líder y en el que jugó con algunos suplentes) y cero derrotas; 14 goles a favor (Antoine Griezmann y Mpabbé anotaron cuatro goles cada uno), 6 en contra con un gran trabajo de sus defensas centrales: Raphael Varane y Samuel Umtiti quien ayer ofreció su mejor partido del Mundial, un arquero que salvo el error de ayer en la final, ya con el marcador cómodo para su equipo, hizo atajadas claves a la hora de la verdad: ante Uruguay evitó el gol del empate y frente a Bélgica ayudó a que el equipo no se fuera abajo en el marcador; mientras que ayer mismo hizo una gran desviada a un disparo de Ante Rebic al arrancar la segunda parte, lo que hubiera supuesto el empate a dos.
Deportes RCN - Canal RCN
Didier Deschamps es parte de esta aceitada maquinaria francesa; he leído que Francia fue campeona a pesar de él, pero esa apreciación es falsa. Deschamps es el autor intelectual de esta Francia que ha tenido como gran figura a Griezmann; el otrora mediocampista y capitán de la selección francesa dejó en su país a un puñado de buenos futbolistas y dejó muy clara su postura en torno a Karim Benzema, para apostar por un delantero que no hizo un disparo a gol en el Mundial, pero que fue clave para abrir espacios para sus compañeros y para desgastar a las defensas contrarias como Giroud, fue Deschamps el que apostó por un mediocampo lleno de músculo y donde el talento tuvo que aparecer con un atacante en labor de media punta como el ya mencionado Griezmann, mientras que Pogba, Kante y Matuidi se dedicaban a recuperar balones y armar salidas rápidas, fue Deschamps el que ayer, cuando su equipo sufría, supo leer el partido y no le tembló el pulso para sacar a uno de sus mejores futbolistas, Kante, que estaba siendo superado por el talentoso mediocampo croata; Nzonzi entró y puso orden, coincidiendo su entrada con los golpes de Pogba y Mbappé que decidieron el partido.
Cubadebate
En Francia no todo es músculo, el talento está en Griezmann y en Mbappé que lo mostraron en grandes dosis; pero también hay talento en Pogba y sus salidas rápidas, en los laterales y su verticalidad o en sus centrales y en su extraordinario trabajo ante Bélgica y Uruguay donde ofrecieron un recital de oficio defensivo.

Contacto Hoy
Ahora bien, la selección gala ha logrado dos campeonatos en 20 años, algo que también lograron Uruguay en 1930 y 1950 y Alemania en 1954 y 1974, pero hay que aclarar algunos puntos porque a veces las estadísticas se usan a conveniencia de los “sabios”. Hace más de 20 años, Francia no era parte de los “clásicos”, su importancia radicaba en que un francés inventó este torneo que apasiona al mundo, que jugó el primer partido de las Copas Mundiales (4-1 frente a México https://www.youtube.com/watch?v=HZMGLyvLe9Y) y que era un país de camadas: La de 58 de Kopa y Fontaine que los llevó por primera vez a una semifinal y a un tercer lugar https://www.youtube.com/watch?v=JWYDc3ZzQhk, y la de los 80’s que los llevó a ganar por primera vez la Euro en 84 y a dos semifinales en España 82 y México 86 con un cuarto https://www.youtube.com/watch?v=y0UR55OaT3Q y tercer lugar https://www.youtube.com/watch?v=o81ufhDGwWI&t=177s, respectivamente.

Cablenoticias
De 1930 a 1994, es decir en 64 años de historia mundialista sólo hubo 6 campeones: Uruguay, Italia, Alemania, Brasil, Inglaterra y Argentina, lo que ayudó a construir la idea del selecto grupo de campeones mundiales y la dificultad para ingresar; pero de 1998 a 2018 se ha admitido a otros dos: Francia (ahora bicampeón) y España (una escuadra que era habitual en Cuartos de Final y que sólo una vez, en Brasil 50, se había metido entre los cuatro primeros), lo que demuestra que este selecto grupo de campeones o de “clásicos” sí admite nuevos miembros, al contrario de lo que muchos pregonan.
Cablenoticias
Una vez que hemos descrito los grandes méritos de Francia para llevarse la Copa del Mundo por segunda vez en su historia, hay que decir que en la primera parte y el arranque de la segunda fue superada por una valiente selección croata, que no nada más puso garra y amor propio a las acciones, sino que puso calidad, por eso Hugo Lloris tuvo que salvar a su equipo en varias ocasiones, Samuel Umtiti se tuvo que prodigar en defensa y Dechamps tuvo que mover el banquillo para apagar la rebelión croata; ayer, Francia sufrió y lo supo hacer, pero hay que valorar la clase de rival que tuvo.

www.elpais.com.co
En aras de un análisis completo de la final de Rusia 2018, es justo decir que el árbitro Néstor Pitana no tuvo una buena actuación ya que marcó mal una falta de Brozovic sobre Griezmann que derivó en el autogol de Mario Mandzukic que abrió el marcador y luego en la jugada del penal por mano de Perisic se perdió; en la jugada original había señalado saque de meta cuando era tiro de esquina, luego fue al VAR y ya había decido algo, pero volvió a dudar, regresó a ver otra repetición  y ahí marcó un penal en donde el jugador croata no tiene intención de jugar el balón con la mano y tampoco puede quitarse (tal y como lo explicó el Presidente de la Comisión de Árbitros de la Liga MX, Arturo Brizo Carter); Francia no ganó por el árbitro, pero tampoco podemos caer en el simplismo de decir que ganó por la lógica, por la historia, o porque era superior, porque ayer en grandes lapsos del partido no lo fue.

Reporteros Asociados
Croacia no es un clásico, pero en 20 años lleva más semifinales que varios campeones como Inglaterra, Argentina, Uruguay, Italia y España, todos con  una. Los croatas llevaban 20 años escuchando que no iban a repetir lo de Francia 98, pero esta generación lo superó; los croatas no sólo fueron ese equipo que nunca se dio por vencido, sino que exprimió el talento de Modric (justo ganador del Balón de oro al mejor jugador del mundial), Rakitic, Perisic, Brozovic y Mandzukic, y al igual que los franceses vio como algunos futbolistas como Vida, Lovren y Vrsaljko elevaron su nivel. Tampoco fue una selección de jugadores porque esta misma generación había naufragado con otros técnicos y Dalic supo darles orden, cohesión e idea colectiva tan necesaria en un equipo lleno de nacionalismo (una muestra de lo que es capaz de hacer este sentimiento de forma positiva).

FeedNoticias.com
Afortunadamente, el futbol no es sólo estadísticas y tampoco se trata del ganador. No es cierto eso que los pragmáticos nos han vendido de que “la historia sólo se acuerda del ganador”, el futbol también genera estados de ánimo y gustos; esos aspectos son ya subjetivos, pero Croacia y Bélgica ganaron mucho más que una Copa del Mundo, ganaron el reconocimiento mundial a su buen juego, a su estilo, al definir una idea de juego y pulirla para explotar a una generación muy talentosa en el caso de los belgas https://www.youtube.com/watch?v=xWvoLUDErsE, y a una forma de entender el juego desde el no bajar los brazos nunca y a exacerbar el sentimiento por una nación, en el caso de los croatas, y así ambos ganaron respeto.

La Prensa
Los números franceses son formidables, porque hablan de su eficacia y los han hecho campeones del mundo; en el plano subjetivo de las emociones y sentimientos, los croatas serán recordados por siempre como uno de los mejores subcampeones de la historia porque le dieron orgullo a una nación de más de 4 millones de habitantes y que todavía lucha por superar los horrores de la guerra.

Critica


No hay comentarios:

Publicar un comentario