miércoles, 21 de noviembre de 2018

AGONIZA LA LMB.

Por: David Alberto Badillo.

De golpes bajos, cismas, divisiones, huelgas, multipropiedad, intromisión gubernamental, lavado de dinero, desvío de recursos, inestabilidad de las franquicias y peores cosas… La Liga Mexicana de Beisbol ha sobrevivido ya casi por un siglo y continúa su recorrido, empero como lo ha hecho desde hace 40 años, lo hace recorriendo hacia atrás.

El Rincón Beisbolero

La salida “por un año" de Torreón, León, Puebla y Aguascalientes representa el golpe más duro para la LMB desde la huelga de peloteros de 1980, que sacudió a un circuito que por aquel entonces alcanzó la cifra récord de 20 equipos pero tuvo que concluir con una temporada no oficial de 6 novenas en la que se coronó Saltillo.

Hermandad del Beisbol

Al año siguiente la liga se jugó con 16 equipos y de entonces a la fecha lo había hecho con ese número de equipos, salvo la temporada del 2011 cuando Chihuahua y Nuevo Laredo solicitaron permiso por un año, para la temporada del 2012, Nuevo Laredo se convirtió en Reynosa y Chihuahua en Aguascalientes, y desde 2012 hasta este fatídico 2018, jugaron en la Liga Mexicana de Beisbol con el número ideal de 16 equipos.

Es curioso, porque dos de las cuatro franquicias que “tomarán un año sabático” en 2019, vienen arrastrando problemas desde entonces: Chihuahua que pidió un año y se convirtió en Rieleros de Aguascalientes, Nuevo Laredo que se transformó en Reynosa, posteriormente en León y hoy está otra vez a la deriva.

BeisbolAgs.com

Sin embargo el caso de Puebla y los Algodoneros del Unión Laguna es muy diferente, se trata de franquicias que llevaban en dichas plazas 18 y 35 años respectivamente.

La aberración de jugar con 12 equipos la próxima temporada y buscar regresar con 14 para 2020, es un plan perfectamente orquestado por Gerardo Benavides Pepe y su pelele de Morelia, Javier Salinas, que actualmente funge como presidente de la Liga Mexicana de Beisbol, pero que en realidad responde al personaje que verdaderamente mueve los hilos desde Monclova.

ComunicadoDigital.com

Terminar de saquear a Laguna y Puebla para abastecer a Yucatán y Monclova respectivamente, es parte del plan, al tiempo de deshacerse de dos equipos que acumulaban una buena cantidad de deudas como León y Aguascalientes.

Queda claro que todas esas ofertas que presumió Benavides que tenía por la franquicia de los Pericos fueron una mentira, porque es una realidad que nadie quiere invertir en una liga que está casi muerta, paquidérmica y sin credibilidad.

AYM Sports

La intención seguramente será ofrecer el lugar de los Pericos a alguien en otro estado si es que en Puebla no se “valora lo que se tenía”, ese fue el mensaje que mandó el títere Salinas a nombre de Benavides. Chantaje vil.

Cuando Benavides compró a los Pericos hizo campeón al equipo y ascendió a puestos importantes dentro de la liga. Pensé que sería un revulsivo para el beisbol, me pareció un tipo audaz. Nunca imaginé que en menos de dos años iba a matar al beisbol de Puebla y poco a poco a la liga.

MiLB.com

Mientras esté este nefasto personaje al frente de la Liga Mexicana de Beisbol  con su pelele de Morelia, veo casi imposible que Puebla regrese al beisbol. El tipo y su familia odian Puebla y le guardan un rencor brutal a su gente.

Benavides, como muchos otros dirigentes del beisbol mexicano, es un falso, un cáncer para el deporte, un tipo que está obsesionado con hacer campeón al equipo de su ciudad y para ello está dispuesto a realizar lo que sea. Dos torneos cortos o jugar con sólo doce equipos incluido.

Marca.com

Es lamentable que verdaderas ciudades se queden sin pelota: Torreón, León, Aguascalientes y Puebla son plazas que van a sucumbir porque tienen además la competencia de MUCHOS deportes.

En Puebla por ejemplo -hay que decirlo con todas sus letras- la plaza es futbolera. Ahora sin beisbol y con dos equipos de futbol de primera división, el rey de los deportes está destinado a morir.

Vanguardia 

Y la Liga Mexicana de Beisbol, sin credibilidad y con ciudades muy fuertes como las que se van, está destina a desaparecer del panorama, porque en ese sentido el hándicap futbolero es enorme.

Cuántas fuentes de empleos se van a perder, cuántas familias están con la incertidumbre del futuro sin la principal fuente de empleo. Patético que todavía exista quienes festinen la reducción de equipos, porque según ellos se incrementará el nivel de la liga.


Notimex

Con equipos como Tabasco, Campeche, Saltillo y un largo etcétera, voy a esperar sentado ese “gran salto de calidad" de una liga, que además pierde a equipos -salvo el Unión Laguna- que habían sido buenos animadores.

La división de directivos y la casi desaparición de los Tigres, habían sido en términos taurinos: El primer aviso. Esto, fue el descabello a una liga que está muerta.


ADIÓS PERICOS.

Cayó el out 27 para el beisbol poblano. Tras 20 temporadas consecutivas dentro de la Liga Mexicana llegó a su fin la etapa más prolongada de beisbol profesional en Puebla y se consumó la quinta desaparición de los Pericos.

19 años después de haber adquirido la franquicia de los originales Rieleros de Aguascalientes, el beisbol en Puebla tomará un receso.


AYM Sports
Puebla como ciudad pierde mucho con la salida de los Pericos; desaparece uno de sus íconos deportivos más importantes, el equipo profesional más exitoso con cinco campeonatos y 15 años en un plan estelar dentro del beisbol mexicano.

AS México
Como profesional es un golpe duro la salida del beisbol de Puebla, pero lo es más en lo personal. Fueron muchos años -la mayoría muy buenos- de pasión. Mi niñez, adolescencia y entrada a la adultez transcurrieron en buena medida en el parque de los Hermanos Serdán. ¡Y pensar que en Puebla tuvimos dos equipos de beisbol!... Fueron buenos tiempos.

Marca
Pese al brutal golpe de quedarnos sin beisbol, Puebla sigue siendo una de las grandes capitales deportivas de México: 2 equipos de futbol; futbol americano; toros; basquetbol; deporte universitario. Que lo del beisbol sirva como una dolorosísima moraleja, a cerrar filas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario