jueves, 15 de noviembre de 2018

Un reconocimiento tardío pero efectivo



GISELA MORALES CAMARILLO.

Casi cincuenta años han transcurrido desde aquella tarde del 5 de septiembre de 1971, cuando la selección nacional femenina enfrentó una final del Segundo Campeonato Mundial de Fútbol Femenil. Subcampeonas fue el resultado de un grupo “Amateur” de jugadoras.

El Universal
Cinco selecciones fueron las invitadas al Campeonato Mundial de Fútbol Femenil: Inglaterra, Francia, Argentina, Dinamarca, Italia y el equipo anfitrión México. Una inauguración que contó con más de 80 mil personas, cifra que pudo ser registrada como un record, pero que sin embargo solo quedará en la memoria de algunos debido a que este evento no fue considerado como oficial por parte de la FIFA.
Relatos e Historias en México
Fue el 15 de agosto de 1971 cuando las seis naciones desfilaron en el estadio Azteca, en ese entonces fueron saliendo las escuadras, en primer lugar Dinamarca que traía el reconocimiento y la corona del mundial previa, posteriormente el subcampeón Italia seguido por escuadras invitadas y finalmente salió el conjunto nacional, momento en el cuál el coloso de Santa Úrsula explotó en jiribilla, aplaudiendo, gritando, todos llenos de júbilo al ver representado a México en aquel lugar.

La tinta
Guadalupe Tovar ese día se encargó de pronunciar el juramento deportivo puesto que ella fue la capitana de la selección nacional femenil. Esa misma tarde rodó el balón, esto posterior a la inauguración recitada por Mario Rambaudi quien en ese entonces era el vicepresidente de la Federación Internacional de Fútbol Femenino.

Marca
Los resultados.

La selección mexicana femenil tenía claro el objetivo, así que se puso en marcha apenas se escuchó el primer pitido. Su rival fue Argentina un referente en el fútbol, sin embargo fue Elsa Huerta quien le puso un servicio a María Eugenia la “Peque” Rubio que con gran habilidad abrió el marcador a los 20 minutos, momento que hizo estremecer al Estadio completo.

Mujersport.com es el primer medio de comunicación en donde vas a ...
Animada la escuadra mexicana continuó su labor y diez minutos después Patricia Hernández hizo lo suyo convirtiendo el segundo. Llegaría un tercer gol y uno en contra por parte de las argentinas obra de Angélica Cardozo.
Poco a poco fueron venciendo a sus rivales, finalmente se dio lo esperado, confirmando que la selección mexicana enfrentaría a Dinamarca en la final.

Uno TV
La historia no ha cambiado. 

Este mundial como el previo no fue tomado como evento oficial debido a que la FIFA no reconocía el fútbol femenil como un deporte profesional, si no como un deporte nivel “Amateur”. El 3 de septiembre se dio a conocer que debido a ese hecho las seleccionadas nacionales no recibían apoyo económico.
twitter.com
La información se dio a conocer después de que las mismas jugadoras solicitaran a Jaime de Haro, presidente del Comité Organizador un apoyo económico. Reuniéndose en dos ocasiones sin recibir acuerdo alguno. El gran día se acercaba y la inconformidad existía, por lo que el 4 de septiembre día previo a la final, emitieron un ultimátum donde pedían fueran resueltas sus demandas o de lo contrario no saltarían a la cancha.

Twitter
Finalmente sus peticiones, que en ese entonces fueron de 2 millones de pesos, fueron negadas. El fútbol femenil había llegado a la final sin apoyo de ningún tipo, las mismas integrantes tuvieron una reunión y decidieron jugar a pesar de la negativa, esto como respeto a la afición que las había apoyado.
Twitter
La tarde del 5 de septiembre el Azteca se llenó con la llegada de más de 90 mil aficionados que se dieron cita para apoyar el balompié femenil. Sin embargo a pesar que querer complacer a la afición el ánimo de las jugadoras no cursaba su mejor momento siendo este partido en el que menor calidad futbolística ofrecieron y que fue evidente en el marcador donde cayeron 3-1 quedando en segundo lugar https://www.youtube.com/watch?v=Dgy6FOz3-bY&feature=youtu.be.

Uno TV
Un reconocimiento.

A pesar de lo sucedido en la final, así como del poco o nulo apoyo por parte de la Federación Mexicana de Fútbol Femenil y del comité organizador, la selección femenil hizo vibrar el Azteca creando records de asistencia que no fueron válidos por considerar el fútbol femenil como deporte amateur.
Luchadoras
Las “chicas” llegaron a la final y dejaron bien plantado el nombre de México en el balompié femenil. Un logró y un mundial del que pocos hablan, un mundial que pocos conocen y un mundial que dio primeras planas en los diarios nacionales.

Fútbol en Femenino Guatemala
47 años después el reconocimiento llegó al menos a una de ellas, pues el pasado martes 13 de noviembre de 2018 se hizo historia al ingresar a la primera jugadora mexicana al Salón de la Fama del Fútbol, ubicado en Pachuca, México: María Eugenia “la Peque” Rubio.

Gisela Morales
El reconocimiento le llegó casi 50 años después, “más vale tarde que nunca” trofeo que alzó con alegría y gran satisfacción para la ex futbolista. En sus palabras dijo estar muy agradecida ya que estar en ese lugar es muy especial para ella. Finalmente la lucha se vio reflejada casi 50 años después. 
Gisela Morales
La pelea continua.

Casi 50 años pasaron para que se le diera el crédito que merece la ex futbolista, sin embargo la lucha y la pelea aun continua. En México está transcurriendo el tercer torneo femenil oficial, a pesar de ser considerado como “Fútbol Profesional” pocos clubes le dan ese lugar a las futbolistas.

QS Noticias
El tema económico sigue siendo la piedra en el zapato de las federaciones y de los mismos clubes, de la misma forma que tratan de ocultarlo, las condiciones laborales aún están lejos de ser las ideales para las futbolistas de la Liga MX Femenil a comparación de otras ligas.
Es cierto apenas estamos en pañales, es el tercer torneo y queda mucho camino por recorrer. Pero si hay que caminar habrá que hacerlo con pasos firmes que lleven al fútbol femenil a mejores condiciones.
Goal.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario