viernes, 21 de diciembre de 2018

FALACIAS NUMÉRICAS.



ANTONIO ABASCAL.

En una era en la que se fabrican estrellas “fast track” y en la que las estadísticas del juego aéreo se han multiplicado, es muy fácil caer en aseveraciones sobre la importancia de ciertos jugadores a pesar de que estén iniciando sus carreras; los que lo hacen se asisten de las estadísticas pero se olvidan del contexto y de entender que la NFL ha cambiado mucho en los últimos años, por lo que la medición y, sobre todo, la comparación no es exacta. De la misma manera, hay una tendencia a decir adiós a los mariscales de campo veteranos y querer encumbrar a las nuevas generaciones donde destacan Patrick Mahomes, DeShaun Watson o Jared Goff por poner algunos ejemplos.

Houston Chronicle
Los números que ha compilado Pat Mahomes en su primera campaña como titular con los Jefes de Kansas City son destacados, las condiciones que ha mostrado también son sobresalientes https://www.youtube.com/watch?v=CHl0G2kC8Gk, pero la parte más importante de la temporada está por arrancar y Mahomes es parte de un equipo brillante a la ofensiva, pero con severos problemas a la defensiva, que además ha perdido tres de las grandes pruebas que hasta el momento ha tenido en la campaña: Nueva Inglaterra, los Carneros de Los Ángeles y los Cargadores también de Los Ángeles. Algunos medios ya hablan de la nueva generación de mariscales de campo, pero se les olvida que Tom Brady, Ben Roethlisberger y Phillip Rivers pueden llegar al partido grande, sin olvidar que en la Nacional, Drew Brees tiene a los Santos de Nueva Orleans con la mejor marca de esa conferencia.
Touchdown Wire - USA Today
A nivel defensivo sucede algo muy parecido, hace un año, se hablaba que el profundo de los Vikingos de Minnesota, Harrison Smith era el mejor de la historia; el comentarista se amparaba en las estadísticas de la temporada (donde los Vikingos llegaron a la final de la conferencia Nacional) y en la calificación de 9.8 que le puso Pro Football Focus y que ciertamente es la más alta para un profundo https://www.youtube.com/watch?v=YoIpPfF4p3E; sin embargo, en esa final de conferencia, las Águilas de Filadelfia exhibieron al perímetro de Minnesota y terminaron apaleando https://www.youtube.com/watch?v=KbbgQsTbQ9Q. Es decir, los actuales son jugadores con mucho talento, con la capacidad de hacer carreras longevas y muy exitosas, pero al acelerarse los tiempos se está olvidando explicar el contexto a los nuevos aficionados y, sobre todo, los cambios que ha tenido la liga desde los planes de juego, hasta el propio reglamento, lo que ha favorecido a los números ofensivos, en especial al juego aéreo, ya que en los 80’s y 90’s se corría más y había un  mayor control del reloj.
Pioneer Press
Los Gigantes de Nueva York ganaron el Super Bowl XXV celebrado en Tampa, Florida, el 27 de enero de 1991, estableciendo una marca de tiempo de posesión de 40 minutos, 33 segundos, tuvieron 39 jugadas por tierra, 172 yardas netas terrestres y su principal corredor, Ottis Anderson  fue el más valioso al sumar 102 yardas y una anotación en 21 acarreos https://www.youtube.com/watch?v=QkCC-crdXXE. El tiempo de posesión y las jugadas por tierra son impensables en una NFL donde la tendencia es lanzar el balón; en ese partido de hace 27 años, el mariscal de campo, Jeff Hostetler lanzó 32 pases y 20 de ellos fueron completos para 222 yardas. En el juego de la semana pasada, Jared Goff lanzó 53 pases y completó 35 de ellos en la derrota de su equipo, los Carneros de Los Ángeles, ante las Águilas de Filadelfia https://www.youtube.com/watch?v=Hovc4_X5Yfk.

Pinterest
Tom Brady ganó su primer Super Tazón a los 24 años. Joe Montana tenía 25 y medio cuando guío a los 49ers de San Francisco a su primer campeonato en 1982 https://www.youtube.com/watch?v=gGxfW7SMgJY; Mahomes acaba de cumplir 23, Goff tiene 24 y DeShaun Watson también acaba de cumplir 23; los tres tienen un futuro sobresaliente, pero tienen que ir paso a paso y además no podrán solos. Brady ha trabajado con uno de los mejores coaches de todos los tiempos como Bill Bellichik y el staff de coacheo que siempre lo ha rodeado también merece un reconocimiento muy especial. Montana trabajó con el creador de la ofensiva de la Costa Oeste, Bill Walsh, y además tuvo como compañeros a jugadores sobresalientes como Jerry Rice, Roger Craig o Ronnie Lott, por poner algunos ejemplos. Este también es un deporte de conjunto y particularmente creo que los Jefes de Kansas City no podrán ganar un Super Bowl con una unidad defensiva tan porosa como la que tienen esta campaña.
Macomb Daily
En el cierre de la temporada regular hay equipos con mariscales de campo veteranos que tienen muchas posibilidades de llegar al Super Bowl LII: Los Santos de Nueva Orleans de Drew Brees en la nacional son los grandes favoritos, sobre todo si logran finalizar con la mejor marca y así garantizan jugar en casa sus partidos de playoffs; en la Americana, aunque Patriotas y Acereros no gozan de su mejor versión, una vez en postemporada serán peligrosos por la experiencia de sus mariscales de campo, y aunque muy pocos hablan de ellos, los Cargadores de Los Ángeles han encontrado equilibrio bajo el coach Anthony Lynn, su defensiva está ubicada entre las diez primeras de la liga, y la ofensiva ha llegado a un balance entre el juego terrestre y el aéreo, lo que le ha dado más tranquilidad a Phillip Rivers https://www.youtube.com/watch?v=8aZ4DaD6sZY. Los Cargadores suman cuatro victorias en fila y mañana se medirán a unos Cuervos de Baltimore que luchan por clasificar a los playoffs y para ello tienen dos vías: El campeonato divisional del norte o el comodín, por lo que el partido será una buena prueba para ambos equipos.

UPI.com
Los números pueden indicar tendencias y son valiosos, pero sin contexto y sin respeto a la historia del juego llevan a  conclusiones erróneas la realidad es que la campaña 2018-2019 todavía tiene que decidir muchos aspectos y las grandes leyendas de este deporte lo han sido por lo que han ido sumando al final de cada una de las temporadas, no sólo por sus números en determinado período. De hecho, Montana ya no lidera en ninguna categoría para los mariscales de campo, sin embargo, lo que “Big Joe” consiguió, ayudó a la popularización de la liga, como antes lo habían hecho Terry Bradshaw o Roger Staubach. Las comparaciones nunca son recomendables y mucho menos en una NFL que ha cambiado tanto y donde el cambio del reglamento también ha modificado los planes de juego, a tal grado que hoy se ha vuelto común lanzar en tercera y uno o en territorio de zona de gol, cuando antes el “librito” dictaba lo contrario.

Sports Illustrated
Por último conviene hacer otra aclaración. Cada época tiene sus características, equipos y jugadores sobresalientes, incluso alguna de ellas nos puede gustar más una que otra, pero ese es un terreno subjetivo; en realidad, cada una de esas épocas ha logrado su objetivo porque han mantenido y desarrollado el gusto por el futbol americano, ninguna es mejor que otra, solamente responden a tendencias, características y reglamentos distintos.

Los Angeles Rams


No hay comentarios:

Publicar un comentario