lunes, 1 de abril de 2019

EL TRABAJO RINDE FRUTOS.



ANTONIO ABASCAL.

El Puebla de la Franja sacó una importante victoria de Ciudad Universitaria para colocarse en línea de calificación, mejorar su diferencia de goles y, ahora sí, escaparse en la tabla de cocientes del ciclo 2019-2020 donde ya le saca 11 puntos de ventaja a Atlas y Querétaro y 10 a las Chivas, además de ponerse a dos de los Pumas de la UNAM. Fue un partido casi redondo (las lesiones de dos titulares que se habían consolidado como Daniel Arreola y Jesús Zavala son dolorosas) en donde sólo hubo un equipo en la cancha y en el que quedó de manifiesto que Lobos BUAP no pudo mantener el nervio competitivo al saberse salvado, mientras que el cuadro de la Franja fue congruente con toda la carga que había manejado para llegar a CU y afrontar el derbi poblano.

Puebla Expres/ Club Puebla
Por cierto, a los sabios comentaristas y algunos aficionados despistados les recuerdo, otra vez, la definición de derbi para que no caigan en errores: “Duelo entre equipos de la misma ciudad o región”, es decir aquí no entra la historia, la rivalidad o los grandes partidos que hayan disputado; es un juego entre equipos que comparten una ciudad o una región, por lo que existen el derbi catalán, el derbi vasco (ahora no sólo el Athletic vs Real Sociedad, por la presencia de Eibar y Alavés), el derbi de la madonnina en Milán y no es erróneo decir derbi poblano al que disputaron Lobos BUAP y Puebla de la Franja.
La Razón
Al contrario de lo que muchos creen  (y hasta se atreven apostar en redes sociales), yo no tengo problemas en reconocer el trabajo de José Luis Sánchez Solá y su cuerpo técnico cuando se hacen las cosas bien. Desde la llegada del técnico poblano, el cuadro camotero acumula tres victorias (Querétaro, Pumas y Lobos BUAP), dos empates (Pachuca y Monterrey) y una derrota (América) en donde el trabajo defensivo ha sido destacado ya que sólo ha recibido gol frente a los Tuzos y Águilas. 11 puntos de 18 posibles que han colocado al equipo en línea de calificación con el despertar goleador de Lucas Cavallini de cara a la recta final del campeonato donde además se tendrán tres partidos como local y dos claves (contra Chivas y Tijuana) fuera de casa.

Futbol - Radio Fórmula
Sin embargo, conviene puntualizar un aspecto clave: Para lograr estos números, el Puebla ha sido mucho más que garra y entrega (aspectos sobrevalorados hoy en día), para llegar a esa soñada línea de calificación el equipo camotero ha tenido que trabajar mucho y hoy se ve un equipo que es capaz de plasmar en la cancha lo que prepara durante la semana en un aspecto que habla bien de los jugadores y del cuerpo técnico https://www.youtube.com/watch?v=LZFulwXoRLo. Para ejemplificar esta idea, déjeme contarle una historia en primera persona.

Milenio
El pasado martes tuve la oportunidad de acudir al entrenamiento abierto que organizó el Puebla en Los Olivos ya que después del mismo, Sánchez Solá nos daría una entrevista para el programa especial sobre el derbi poblano que se transmitió el pasado viernes 29 de marzo en Puebla TV y Puebla FM. Cuando llegamos, el equipo estaba por finalizar su acondicionamiento físico pero de inmediato el técnico se acercó y expresó su preocupación por las lesiones de Matías Alustiza y Alan Acosta, así como el estado físico de Lucas Cavallini quien ese día regresaba al campamento poblano tras la fecha FIFA, por lo que adelantó una sorpresa en la alineación.

Club Puebla
Tras la parte física, el Puebla empezó a trabajar en pequeños equipos de tres jugadores donde se hacía hincapié en recuperar el balón rápido, abrir a los costados y finalizar con goles; un ejercicio que se repitió varias veces porque no se encontraba la contundencia, luego vino un “partido” interescuadras ya que se hizo sólo en una mitad del campo. Ahí estaban Vidrio y Arreola, Diego Cruz por derecha (Loroña todavía no reportaba de su convocatoria con la sub 22) y Angulo por izquierda; Zavala y González como péndulos con Omar Fernández por izquierda y Yohandry Orozco por derecha, Espericueta jugaba atrás del nueve que era Pedro Goulart, (a quien le aplaudió varias veces su orden táctico y movimientos sin balón).

Club Puebla
El domingo se confirmó el parado del equipo con algunas modificaciones: La de Loroña por Cruz, Cavallini como nueve y Goulart junto a él, pero lo importante es que el Puebla fue capaz de hacer lo que había entrenado ese martes; presión intensa para recuperar la pelota y luego abrir por las bandas para crear peligro (aunque fue la dupla Fernández-Angulo la que hizo más daño por izquierda); cuando el entrenamiento finalizó y Sánchez Solá concedió la entrevista dijo una frase que hoy es la clave para mantenerse en línea de calificación: “Si soñamos un  minuto con la liguilla, pero no trabajamos nos vamos a quedar con 16 puntos, por ese minuto de sueño debemos trabajar 1439 minutos para lograrlo”.  Esa es la clave, a la gente le gusta que su equipo se entregue pero esa sólo es una parte de la ecuación, la otra tiene que ver con los planteamientos, el trabajo de la semana y la calidad en la cancha, porque ayer el Puebla no sólo fue un equipo intenso, sino que ofreció minutos de calidad a partir de Omar Fernández y Brayan Angulo, pero también porque Zavala y González fueron capaces de mantener la presión durante gran parte del partido.



Puebla Expres/Club Puebla
Y es que otra vez Pablo González dejó de manifiesto lo útil que es para el equipo cuando se le coloca en el mediocampo, fue un hombre que buscó recuperar la pelota y luego abría por las bandas, hacia el final del primer tiempo falló algunos pases y perdió una pelota que generó una ocasión con cierto peligro para Lobos BUAP, pero luego se recompuso y realizó una gran jugada dándole aire al contragolpe de Chumacero para después desbordar a Abraham González y enviar el centro que remató Cavallini en el área chica de Antonio Rodríguez para el cuarto gol del partido, un tanto que puede ser importante en la definición del torneo por la diferencia de goles con respecto a Tijuana.

El Sol de Puebla
Por su parte, Lobos BUAP no debe perder de vista que los puntos siguen contando para el cociente del próximo ciclo y que ya no tendrá el colchón de los malos torneos de Veracruz (que arrancará de cero si paga la multa) y además el cociente universitario será menos volátil que el de los escualos y del equipo que ascienda, pero será más inestable que el de Chivas, Querétaro y Atlas que tienen más torneos para tomar en cuenta, por lo que Palencia deberá hablar fuertemente con los jugadores para evitar actuaciones como la de ayer.

MVS
Por otro lado y ya para cerrar, creo que las directivas de los equipos poblanos deberán ser muy frías en el análisis y darse cuenta que el público no está acudiendo a los estadios, por lo que hoy deben incentivar al aficionado y no hincarle el diente como pretendió hacer la directiva de Lobos BUAP al subir el precio de los boletos para el derbi. Los universitarios se equivocaron de todas, todas ya que ni llenaron su estadio, fallaron a la hora de buscar nuevos adeptos y se llevaron una goleada tras verse mal en la cancha; ese no es el camino para crear afición, sobre todo en el caso de una que está harta de mediocridad y de directivas que nunca apoyan al público.

AS México


2 comentarios: