lunes, 30 de septiembre de 2019

ENCUENTRA SU ESTILO.



ANTONIO ABASCAL.

Cuando parecía que el Puebla de la Franja ya había tirado todo su crédito en el torneo y cuando muy pocos creían en el equipo, la escuadra camotera le pegó a campeón defensor y subcampeón en cuatro días, al primero en su casa https://www.youtube.com/watch?v=Q6vEX16WgZk y al segundo, que venía jugando mejor, en el Cuauhtémoc https://www.youtube.com/watch?v=-H9JAKhEy8E; ambas victorias las consiguió con prestancia y sabiendo sufrir en algunos momentos de los partidos, pero sobre todo ambos triunfos se gestaron desde la banca a través de la estrategia y con un estilo que no es muy vistoso (lo que al parecer molestó algunos jugadores del León), pero sí es el que puede ayudar a que se coseche la mayor cantidad de puntos en lo que resta del torneo, porque el tema de la clasificación a la liguilla sigue siendo una utopía.


Juan Reynoso encontró el estilo que mejor le viene a esta versión del Puebla de la Franja; es un equipo muy compacto, muy junto entre sus líneas, que privilegia el pararse bien atrás para tratar de salir por las bandas con Acosta (que ahora sí está aprovechando su oportunidad) y por izquierda se alternaron Tabó y Fernández, pero esos hombres de banda tienen la obligación de ayudar con coberturas defensivas a sus laterales, lo que ha disminuido los riesgos ya que ante las duda de Vidrio y las constantes subidas de Angulo por izquierda, los rivales estaban ganando con mucha facilidad la espalda de los laterales poblanos; González se ha consolidado en la media de contención y ha alternado compañero con Zavala y Marrugo, pero ha quedado claro que este Puebla debe jugar con dos contenciones.

En la delantera Abella ha aparecido en los recientes dos partidos como centro delantero y ha mejorado sus sensaciones aunque sigue sin marcar gol; Cavallini ha ingresado en las segundas partes y ha respondido con un gol ante Tigres y con un pase para gol frente al León, lo que deja a la escuadra poblana a 426 minutos de cumplir con el reglamento de menores a falta de siete partidos.


Ese es el estilo del Puebla, ese es el estilo que esta plantilla puede desarrollar con mejores opciones para conseguir resultados positivos y en el que es justo reconocer el trabajo que ha realizado el técnico peruano, que pese a conocer al equipo, primero quiso colocar algunas piezas, intentó desarrollar otros esquemas que permitían ser más ofensivos como ante el San Luis, pero que ante los malos resultados optó por ser más conservador. Finalmente, este Puebla que no tiene grandes figuras, sí puede ser competitivo a partir de un sistema más defensivo en el que no se den tantos espacios al rival y a partir de ahí tratar de hacer daño en los desdobles; incluso estaban tan cómodos los jugadores camoteros que hasta hubo varias jugadas en las que salieron con balón controlado desde su parcela hasta explotar con la velocidad de Fernández y Acosta.

Minuto30.com
De tal forma, Reynoso parece haber encontrado el rumbo que necesita este equipo en lo siete partidos que le restan: Toluca, América, Veracruz y Morelia fuera de casa; Atlas, Pumas y Necaxa en casa; 21 puntos en disputa,  lo que debe llevar a Reynoso a manejar al grupo tras estas dos victorias inesperadas, desde su llegada el peruano ha insistido en que va partido a partido con la idea de sacar puntos para no meterse en problemas de cociente y las dos victorias de la semana pasada parecen darle la razón porque ya le lleva 6 puntos al Querétaro, que también ya descansó, 5 al Atlas aunque los rojinegros no lo han hecho y, por tanto, tienen un partido más; los poblanos ya llevan 13 puntos a las Chivas, que son los rivales que tienen los mismos torneos que el Puebla en el período que mide la tabla de cocientes que son cuatro torneos, más los dos del ciclo 2019-2020.


Sin embargo ante la primera mini racha positiva del Puebla algunos han levantado la voz para volver hablar de liguilla, cuando la realidad es que estas dos victorias camoteras apenas han servido para subir dos puestos en la tabla general y del penúltimo lugar ahora ubicarse en el lugar 16, empatado con Toluca (próximo rival poblano el domingo 6 de octubre), pero con peor diferencia de goles que los choriceros que ayer se salvaron de perder con el Veracruz y que los escualos rompieran su histórica mala racha con ellos; la línea de calificación la marca Pumas con 17 puntos, que también ya descansó, y en la pelea están Atlas (17 puntos y un juego más), Tijuana también con 17 unidades y Morelia que tiene 16, ambos equipos ya cumplieron su jornada de descanso, mientras que Monterrey también suma 16 puntos pero los regios tienen un partido más, es decir, el Puebla tiene una desventaja de cinco y cuatro puntos con los equipos que pelean realmente por entrar a la liguilla, por lo que para soñar con un boleto a la llamada fiesta grande, la escuadra camotera prácticamente debería ganar la mayoría de partidos que le quedan por disputar.

PSN Noticias
La clasificación a la liguilla por eso suena utópica, pero la realidad es que el Puebla está en un punto en el que ya ha estado en temporadas anteriores: Lejos de la fiesta grande (que era el objetivo marcado al inicio de esta campaña), pero con brotes verdes como el trabajo del director técnico que ha planteado dos buenos partidos ante potencias de la liga y lo mejor es que ambos se sellaron con victorias poblanas, jugadores que empiezan a levantar su nivel como Alan Acosta, otros que siguen viviendo de destellos como Omar Fernández y Christian Tabó, algunos que se consolidan como Maximiliano Perg y otros que confirman las buenas sensaciones que han transmitido sin importar si el Puebla gana o pierde como Pablo González; este momento ya lo ha vivido el Puebla: Da la impresión de que se puede construir algo más interesante, pero la realidad indica que esta Franja se debe seguir concentrando sólo en el siguiente juego, que Reynoso debe estar centrado en seguir cosechando puntos sin atormentarse por una posible clasificación a la liguilla, que debe seguir sacando conclusiones acerca de los jugadores que deben quedarse para el próximo torneo, mientras que la directiva no debe dejarse nublar por las buenas actuaciones de la última semana.

Bendito futbol
El Puebla está en un lugar que no es desconocido para la directiva y es donde se ha equivocado en las recientes campañas, yo no soy vidente para saber cuántos puntos sumará el equipo de los 21 que le quedan por disputar, pero aunque consigue la mayoría de esos 21 puntos, es evidente que el discurso de la continuidad (sin resultados) ya no se puede sostener; ojalá que la directiva verdaderamente sea autocrítica y tenga capacidad de aprender de sus errores porque este equipo necesita reforzarse. De nada servirá que Reynoso trabaje bien y haya encontrado un estilo si no le traen jugadores de mayor capacidad para el próximo torneo. Creo que esta versión poblana bien reforzada podría, ahora sí, optar por la liguilla, pero ya sin la presencia de varios futbolistas que han vivido de sus destellos y de sus buenos cierres de torneo, ahora ya es tiempo de que la directiva ayude a un cuerpo técnico por el que apostó y que ha trabajado bien, dándole la razón en el sentido de que este equipo necesitaba orden y un mejor trabajo desde el banquillo.

ESPN

1 comentario:

  1. Así es Toño pero ese comentarista de pelos chinos es más negativo que Nada ningún Chile le acomoda

    ResponderEliminar