lunes, 11 de noviembre de 2019

DESESPERACION TOTAL



ANTONIO ABASCAL.

Seis partidos sin ganar han significado perder la ventaja que se tenía en la tabla de cocientes y, por tanto, el mayor logro de esta directiva: Estabilizar al Puebla en esa tabla, hoy sólo quedan tres puntos sobre el Atlas y cuatro sobre las Chivas que han reaccionado de la mano de Luis Fernando Tena; con una escuadra cada vez más alejada de su afición, la única “buena” noticia es que ya cumplió con la tabla de menores y no perderá puntos por esa situación. Juan Reynoso suma 12 partidos desde que relevó a Sánchez Solá y su bagaje han sido tres partidos ganados, tres empatados y seis perdidos para sumar 12 de 36 puntos en disputa para una efectividad del 33.3% https://www.youtube.com/watch?v=Dx4n0iuVVFI.

Club Puebla
El discurso de continuidad está agotado y además la situación del equipo obliga a la directiva a un esfuerzo que no llegará, pero que significaría una manera de congraciarse con la afición (entendiendo que tras el cese de Enrique Meza se buscó un efecto de tipo populista al apostar por Sánchez Solá), sin embargo hay jugadores que ya no deben seguir en el equipo porque nunca fueron completamente útiles: Pallas, Tabó, Acuña, Fernández, Noriega y hasta Marrugo podrían ingresar en este grupo; otros porque ofrecieron algunos buenos momentos pero ante la confusión de la directiva con la idea de continuidad se echaron a la hamaca: Arreola y Cavallini, principalmente y muy pocos tendrían números para quedarse o para verdaderamente ser activos del club que significaran una buena venta, una situación que se agrava con la lesión de Brayan Angulo quien se perderá prácticamente todo el Clausura 2020. Además con la mala racha actual de los Camoteros a la que le podemos sumar la triste actuación en la Copa, eliminado como el peor segundo lugar de todos, con sólo dos puntos y un gol a favor en cuatro partidos, sí creo hoy (y también estoy consciente sobre lo que en este mismo espacio se escribió sobre Juan Reynoso) que el peruano no debe seguir y en las próximas líneas explicaré mis razones.
Club Puebla
Por eso en Puebla se respira una situación de desesperación total y se ha llegado escuchar propuestas de todo tipo sobre el futuro del equipo o sobre la postura de la afición. Durante la semana leí la columna de Sánchez Solá en el diario “24 Horas” que proponía la desaparición del equipo para empezar desde cero con una franquicia en tercera división y llevarla poco a poco para que lograra los respectivos ascensos, al tiempo de construir sus propias instalaciones, el equipo tendría una directiva 100% poblana y se manejaría de acuerdo “a los usos y costumbres poblanas”, lo cual, debo admitir, suena muy bonito. El problema radica en el significado de esos “usos y costumbres poblanas”, que han generado una serie de vicios que han afectado al actual Puebla.

TUDN
Cuando nació el Puebla de la Franja era un equipo cuya directiva estaba formada por empresarios españoles que habían llegado a México para hacer negocios y se habían enamorado de la ciudad de los Ángeles; don Joaquín Díaz Loredo emprendió el sueño de su vida y creó, con la ayuda de otros socios, un equipo que de inmediato recibió el sobrenombre de “millonario” por la inversión para traer refuerzos de gran calidad. Esa idea se mantuvo con más o menos éxito y para 1953, la Franja acumulaba ya dos títulos de Copa (cuando verdaderamente valían) y un subcampeonato de liga en sólo 9 años de existencia, pero los problemas económicos empezaron a hacer mella en la directiva y para 1956 don Manuel Hidalgo pidió permiso para que el Puebla se ausentara dos años con la idea de conseguir una inversión que mantuviera al equipo, don Joaquín Díaz Loredo se dio a la tarea de trabajar el nuevo proyecto, pero un incendio (todo hace indicar que provocado) acabó con el primer estadio en Puebla, “El Mirador” https://www.facebook.com/119245495328418/videos/676702676136579/, y lo que iba a ser una ausencia de un año con el apoyo de la Federación se convirtió en 8 años por lo que cuando reapareció la franquicia se tuvo que iniciar desde la segunda división de la mano de un grupo de entusiastas directivos que en su juventud habían visto al mítico Puebla de los 40 y 50.

puebla80s.blogspot.mx
Esos directivos tuvieron la visión de dejarse acompañar por don Joaquín Díaz Loredo como uno de sus asesores, pero la aventura en segunda división tardó seis años y se logró el ascenso de la mano de un nuevo estadio y de una promoción para ampliar el número de equipos en Primera División porque en 1970 el equipo había tendido su peor campaña regular en ese circuito https://www.facebook.com/119245495328418/videos/301174707436103/.. Años de consolidación y sufrimiento continuaron, apareció el señor Ortiz y luego apareció el señor Suárez a finales de los 70 para hacer una fuerte apuesta económica que no cuajó y estuvo a punto de llevar la franquicia poblana a Veracruz. Vino la compra por parte del gobierno del estado y arrancó así la etapa más gloriosa del Puebla, pero también dio pie a una manera de hacer las cosas que se arrastran hasta nuestros días.
puebla80s.blogspot.mx
Los “usos y costumbres poblanas” en 75 años de historia no han posibilitado a que el club de la ciudad tenga sus propias instalaciones, como ya las tienen todos los clubes de Primera División, incluso con menos años de vida; “los usos y costumbres poblanos” han convertido la relación con los gobiernos estatales en una donde algún empresario tiene al Puebla para conseguir otro tipo de negocios, por ejemplo, José Abed con Manuel Bartlett en 1994, o un grupo de personas aparece como dueño para evitar la multipropiedad: los Thoma Kiwus con Televisa en 1992 o ahora Manuel Jiménez con Tv Azteca. La realidad es muy dura pero “los usos y costumbres poblanas” sólo dan para que los empresarios poblanos tengan al equipo en estas circunstancias no con una visión más ambiciosa y hoy no existe algún empresario de casa que quiera invertir fuertemente en el Puebla, sí para hacer negocios pero también con un proyecto deportivo.

El Sol de Puebla
Pedir la desaparición del Club Puebla para crear otro que, como el ave fénix resurja de sus cenizas, es muy improbable porque los “usos y costumbres poblanas” han generado muchos vicios que afectan a la escuadra actual. En 75 años, con mejores y peores directivas, como poblanos no hemos sido capaces de construir un verdadero club, por lo que pensar que de la noche a la mañana se podría hacer se oye hasta romántico, pero es una utopía.

El Sol de Puebla
Tampoco se vale criticar a la afición o criticar su pobre conocimiento de la historia del equipo y del significado de la playera, porque la afición poblana lleva 27 años viendo pura mediocridad con algunos espejismos fácilmente verificables, pero una verdadera afición no es sólo la que aplaude siempre, sino la que exige porque paga un boleto y quiere ver un mejor espectáculo. En el actual Puebla han fallado los diagnósticos y eso ha dado pie a una arrogancia por parte del área de inteligencia deportiva, pero de cara al siguiente torneo no puede volver a fallar: La afición de Puebla está consciente de que su equipo no puede pelear por el título porque hay un presupuesto muy limitado, pero lo que pide es una escuadra con más calidad en la que los jugadores no sean burócratas que solo salgan a cumplir, a dar un chispazo, a sorprender a un  equipo de gran presupuesto y nada más.
Marca
Si la directiva del Puebla quiere lograr un acercamiento con su afición sí podría dar pasos “sencillos” para buscar congraciarse: Dar de baja a varios de los jugadores señalados,  hacer un mejor trabajo de scouteo para contratar jugadores del extranjero que no sean conocidos y puedan explotar en nuestro país (pero que sean de efecto inmediato como hace el Necaxa), cambiar de director técnico porque más allá de la mala racha y hasta de algunas decisiones muy cuestionables (como la de regresar a la línea de tres centrales para defender la ventaja en Morelia cuando estos centrales han demostrado que no se entienden para jugar así), sus declaraciones sólo han dejado entrever que también es un técnico burocrático que cumple porque es su obligación pero carece de un proyecto más ambicioso; mantener a jugadores y al estratega sería mandar un mensaje de continuidad del que ya está harta la afición del Puebla, hoy es necesario que la directiva rompa el molde y arranque un nuevo proyecto para encandilar a una afición que ha visto como su equipo ha sido contra el que todas las malas rachas del futbol mexicano se han roto y hasta recibió el gol más rápido del torneo. Hoy ya toca un verdadero guiño por parte de la directiva de este Puebla.

Mediotiempo


4 comentarios:

  1. Muy buena toño tu si sabes de esto lastima que la directiva del puebla no.
    Saludos toño

    ResponderEliminar
  2. EXCELENTE RESEÑA. DESDE MI PUNTO DE VISTA YO CREO QUE DESDE HACE TIEMPO A LA FALTA DE FLUJO ECONÓMICO LAS DIRECTIVAS SE HAN EMPEÑADO EN TRAER A PETARDOS Y DIGO CON TODA CLARIDAD QUE REALMENTE SON PETARDOS O PEOR AUN SON UNOS MERCENARIOS DE ESTE BELLO DEPORTE, EN LO QUE MÁS ESTÁN ENFOCADOS ES EN FACTOR DINERO DESDE EL QUE NO JUEGA Y ESTÁ EN LA BANCA HASTA EL QUE DIZQUE PONE SU "GRANITO DE ARENA EN LA CANCHA" ESTOS MERCENARIOS SOLO ESPERAN SU QUINCENA GANEN,PIERDAN O EMPATEN UN PARTIDO. NO SIENTEN LA CAMISETA, NO SIENTEN AL EQUIPO COMO PARTE DE SU SER, NO SIENTEN AMBICIÓN POR JUGAR BIEN EN PRO DEL FÚTBOL, EN POCAS LETRAS NO SIENTEN REMORDIMIENTO DE LO QUE REALMENTE ESTE PASANDO EN EL EQUIPO YA QUE TERMINA LA TEMPORADA Y ADIOS A SEGUIR LUCRANDO A OTRO LUGAR.ES NECESARIO UNA DEPURACION DE FONDO PARA PODER SALVAR A NUESTRO "PUEBLA DE LA FRANJA" Y SI NO SE HACE EL ESFUERZO ADIOS FRANQUICIA Y ESTAREMOS LAMENTANDONOS COMO AFICIONADOS. SALUDOS ANTONIO ABASCAL. ATTE JOSE RICARDO RODRIGUEZ

    ResponderEliminar
  3. Saludos. Muchas gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar